Opinión

Faltan ruanas reflectoras

Hacer falta una campaña para que las personas usen una cinta reflectora en la noche.

11 de marzo 2017 , 08:58 p.m.

Señor Director:

Es grato ir a Villa de Leyva o Tunja por la vía de doble calzada. Claramente se nota la cantidad de personas que viajan desde Bogotá a disfrutar un relajado fin de semana en estos destinos, pero al regresar, de noche, se observa en la vía una buena cantidad de lugareños con su ruana oscura tratando de atravesar la avenida, algunos en estado de embriaguez, exponiéndose y exponiendo a los conductores.

Como es imposible hacer tantos puentes peatonales en esta extensa vía, ¿no será posible que el Gobernador haga una campaña para que las personas tengan en su vestimenta (en la cual se destaca la ruana) una cinta reflectora en la noche? Además, concientizar a tantos conductores sobre el peligro de que se devuelvan a Bogotá con el pie al máximo en velocidad. Creo que por la misericordia de Dios no ha habido accidentes fatales.

Adriana Arciniegas Galindo
Bogotá

El dominio de otro idioma

Señor Director:

Muchos estudiantes universitarios que con gran esfuerzo y sacrificio personal y familiar han logrado culminar sus estudios, inclusive con meritorios reconocimientos y destacadas calificaciones, se están quedando sin graduar y sin poder ejercer como profesionales, por dificultades para obtener la certificación de alto nivel de dominio del segundo idioma, requisito por cuyo incumplimiento dentro de los dos años siguientes, algunas universidades obligan a pagar adicionalmente al estudiante un semestre de actualización.

Ante esta real y dramática situación que golpea más a los estudiantes provenientes del campo y la provincia, y teniendo en cuenta la imperiosa necesidad del bilingüismo, el Gobierno debería revisar la actual normativa con el fin de racionalizar y facilitar el logro de este fundamental propósito.

Hay que impedir que para los estudiantes menos privilegiados el segundo idioma se convierta en un viacrucis y en aversión; que el país no siga desaprovechando y frustrando a muchos profesionales competentes por no dominar otro idioma.

Luis Iván Perdomo Cerquera
Bogotá

Los habitantes de la calle

Señor Director:

Se había advertido y ocurrió antes de lo pensado. Lamentablemente, ya un indigente –o persona de la calle, como los llaman ahora– fue arrastrado por la creciente de un caño en Bogotá. Lo grave es que ellos siguen en los caños, que hoy son ríos. Y también en las calles, como parte del ‘Bronx’, que en buena hora fue erradicado, pero muchos quedaron diseminados por la ciudad.

Muchos delinquen, o piden o consumen drogas. Rescatarlos es una tarea inaplazable de Bogotá. Aunque es un problema de muchas ciudades, se necesitan humanidad, solidaridad y policía, porque muchos también son explotados. No dejemos que el agua y la indiferencia se los lleven.

Carmen Rosa Novoa
Bogotá

Escriba su opinión a: opinion@eltiempo.com - @OpinionET

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA