Opinión

Estado: sálvanos o sucumbimos

El Estado sigue impertérrito ante la serie de impagos de las EPS a los hospitales.

13 de julio 2018 , 12:00 a.m.

Señor Director:
El Estado sigue impertérrito ante la serie de impagos de las EPS a los hospitales. Es de suma gravedad que se sigan conociendo quejas y lamentos profundos de dirigentes cívicos sobre tan amarga situación, que tiene en vilo los centros hospitalarios por la inveterada costumbre de las EPS de demorar los pagos por los servicios que les prestan. Esto no tiene presentación ni justificación.

Los servicios que presten los hospitales y clínicas a las EPS deben tener como mínimo un pago inmediato del 60 por ciento sobre el valor de los servicios prestados, pues no se puede jugar con el capital de trabajo de las organizaciones de la salud.
En Colombia es tal la crisis financiera por la falta de pago de las EPS a las IPS que estas se mantienen exclamándole desde hace mucho tiempo al Estado: ‘sálvanos o sucumbimos’.

El Estado no responde con la eficiencia y calidad merecidas. Le está incumpliendo flagrantemente a la Constitución en su art. 23, pues no entrega soluciones para el gravísimo asunto en comento, que ha dejado crecer a tasas geométricas.

Rogelio Vallejo Obando

Más TransMilenio

Señor Director:
En EL TIEMPO (10-7-2018) se informa sobre la futura construcción de TransMilenio (TM) por la 68 y la Boyacá. Pareciera también que el TM por la 7.ª es un hecho. Mas si el sistema tiene aún grandes falencias (colados, vendedores ambulantes, informalidad, inseguridad, debilidad en los torniquetes, desorden y anarquía de los usuarios, enormes problemas financieros... aun cuando sus beneficios permiten movilizar diariamente dos millones y medio de pasajeros. En los renders, el sistema luce hermoso, eficiente y ordenado, sin conflicto alguno, mas la realidad es harto diferente.

Nos preguntamos si las nuevas troncales padecerán los mismos problemas y si no es hora ya de implementar otras formas de transporte masivo diferentes a la de buses de gasolina que no sean de puertas abiertas y ecológicamente sostenibles.
Queremos a TransMilenio, sí, pero, con tantos problemas, a veces nos cae gordo.

Dalia Monroy

Tránsito, caos y muerte en Bogotá

Señor Director:
A la Administración de Bogotá –Alcalde y Concejo– le quedó grande la reglamentación del tránsito en la capital del país.

El caos es el común denominador, el irrespeto generalizado a las normas.
Las motocicletas, como los vehículos automotores, recorren nuestras deterioradas vías a grandes velocidades, sin control ni límite alguno, dejando a diario muchas personas lesionadas y muertas en toda la ciudad, cifras que llegan a miles cada año; además, son recurrentes los accidentes en la mayoría de los puntos en que, por desidia, ha faltado construir puentes peatonales.

Si no se logra domar a los conductores en el uso racional y responsable de nuestra malla vial, aun obligando a bajar los límites de velocidad, seguirán siendo los peatones, los ciclistas y los mismos motociclistas las principales víctimas.

Luis Manuel Rivas Parra

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA