Opinión

El vallenato se hizo grande

Los juglares, con sus vivencias, llevaron el canto y la melodía de acordeón por todas las provincias

04 de mayo 2018 , 12:00 a.m.

Señor Director:
Totalmente de acuerdo con su editorial de ayer (3-5-2018): ‘Rey vallenato boyacense’. Nuestra música se hizo grande, traspasó fronteras.

Aún recuerdo cuando en épocas pretéritas los provincianos teníamos que cargar con el casete debajo del brazo y en las fiestas interioranas rogábamos para que nos pusieran una melodía para recordar y añorar nuestro terruño, aún con lágrimas. Hoy son ellos los que la ponen, bailan y ejecutan a la perfección, como lo hace Julián Mojica Galvis, nuestro rey 2018. ¡Felicitaciones!

María Consuelo Vega Ariza
Medellín

* * * *
Señor Director:
Acaba de terminar el Festival de la Leyenda Vallenata, en Valledupar (César), espacio cultural que resalta el folclor autóctono. Ese que tiene sus raíces en una región que con su magia ha hecho que la cultura musical se enriquezca con cantos y melodías que arroban el alma, subliman los sentimientos y trasportan el pensamiento en el momento o lugar precisos.

Los juglares, con sus vivencias, inventiva y repentismo, fueron llevando el canto y la melodía de acordeón por todas las provincias del Magdalena Grande, la extensa Guajira, Bolívar y Córdoba.

Luego vienen las agrupaciones del vallenato clásico, que lo extendieron al interior del país y más allá de las fronteras. El vallenato tiene inspiración, expresa declaraciones de amor, aflicciones del corazón, momentos de recordación y de exaltación.

Este género tiene unos ritmos que se conocen como son, paseo, merengue y puya.

Édgar Guillermo Bejarano Chávez
El Triunfo, Cundinamarca

SITP mal planeado

Señor Director:
Los buses del SITP provisional, viejos, sucios y repletos de pasajeros. Los buses azules del SITP, nuevos, limpios y casi desocupados a toda hora. ¿Cómo se explica esta situación? Rutas mal diseñadas, paraderos distantes y en sitios donde no salen pasajeros y frecuencias de servicio demoradas.
Es lamentable ver pasar cuatro, cinco buses seguidos de distintas rutas y con cuatro pasajeros cada uno. Cuatro años experimentando el nuevo servicio, y nada que arranca. No se puede continuar con un servicio a pérdida. Balances negativos perjudican a toda la comunidad. Ojalá aparezca un funcionario o una entidad que se encargue de estudiar a fondo esta difícil situación y tratar de corregir las causas que la están provocando.

Campo Elías Lizarazo Sánchez

Cartagena, a la deriva

Señor Director:
Asumiendo que se parte de la misma norma, ¿qué explicación tienen las diferentes posiciones de la Procuraduría y la del Concejo Nacional Electoral respecto a la candidatura de Antonio Quinto Guerra para la alcaldía de Cartagena? Lo único cierto es que la Heroica no puede seguir siendo objeto de administraciones vergonzosas; la ciudad se cae a pedazos. Si la situación del señor Quinto Guerra no se aclara, no nos extrañemos de que en poco tiempo sea destituido, y Cartagena nuevamente quedará a la deriva.

Mario Patiño Morris

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA