Opinión

El terrorismo ataca de nuevo

¿Qué lleva a estos fanáticos yihadistas a cometer semejantes actos, sabiendo que morirán?

25 de marzo 2017 , 09:58 p.m.

Señor Director:

Ahora el terrorismo yihadista llegó a Londres. Y volvieron a morir personas inocentes, transeúntes de otros países que seguramente iban en busca de mejores horizontes. Como vimos, un solo hombre puede causar estas desgracias. ¿Qué lleva a estos fanáticos a cometer semejantes actos, sabiendo que morirán? Eso: el fanatismo, el odio, el cerebro adoctrinado.

Lo cierto, peligroso y que pone al mundo en ascuas es que el mensaje terrorista de que no hay lugar seguro sobre la Tierra lo están logrando con estos actos. Y esto obliga a los distintos gobiernos a tomar medidas extremas y a restringir libertades. La misma humanidad debe defenderse; que la gente denuncie a los sospechosos puede ser una regla universal que ayude a los demás ante esta locura.

Ojalá nuestro país logre salir definitivamente de la guerra, porque lo que se vendrá parece cada vez más terrible. Así que nada más justo que, después de años de dolor, tengamos un país en paz no solo para nosotros, sino para posibles inmigrantes.

Pedro Samuel Hernández
Bogotá

Precisión de Juan Martín Caicedo

Señor Director:

La sección ‘Hace 25 años’, de EL TIEMPO, registró hoy (24-3-2017) la injusta detención de que fui objeto en 1992, a raíz de una denuncia absurda y temeraria de un exguerrillero y exconvicto que solo buscaba notoriedad política, pero omitió recordar que no solo la Corte Suprema de Justicia declaró luego mi inocencia absoluta, sino que además el Consejo de Estado ordenó que se me indemnizase, en compañía de mi familia, por los gravísimos perjuicios morales causados por ese insuceso jurídico.

Juan Martín Caicedo Ferrer
Bogotá

Protección a las mujeres

Señor Director:

La negligencia de las autoridades naturales para tomar medidas frente a la violencia intrafamiliar ha hecho que la Corte Constitucional, por vía de tutela, dicte decisiones, esta semana, que debieron decretarse en el tiempo oportuno.

Estos vacíos de autoridad hacen que el fenómeno crezca y se agudice, porque el violento percibe la negligencia institucional y la convierte en más violencia, es decir, la impericia revictimiza a las mujeres violentadas, las pone en mayor peligro. Las medidas de protección, como su nombre lo indica, deben ser inmediatas; no se necesita probar lo imposible para que, ante la violencia intrafamiliar, se adopten las decisiones del caso.

Con la sentencia de la Corte Constitucional, las mujeres víctimas de este flagelo deben exigir que se dicten las medidas de protección con la urgencia que amerite la situación; de no ser así, deben acudir a las instancias de control para que se apliquen las sanciones correspondientes.

Édgar Guillermo Bejarano Chávez
El Triunfo, Cundinamarca

Escríbanos su opinión a: opinion@eltiempo.com - @OpinionET

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA