Opinión

El fracaso de la revolución

La revolución bolivariana fracasó por su grotescodespotismo mientras el pueblo sufre de hambre.

21 de abril 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:
Me refiero a su editorial ‘El régimen se desquicia’ (20-4-2017). La revolución bolivariana fracasó no por su modelo o ideología, ni aun por su crisis económica, sino por su incapacidad para el diálogo; por su fundamentalismo y carencia absoluta de respeto por la democracia, los valores, los derechos y la dignidad ajena. Por su grotesco e irracional despotismo mientras el pueblo sufre de hambre y enfermedad y el país convulsiona.

¿Quién se lucra con la provisión del aparato de represión? Parece que estuviésemos asistiendo al mismo espectáculo recurrente de la historia cuando un tirano se arroga la autoridad absoluta, pasando por encima de su pueblo, sin que nadie pueda hacer nada.

Hace bien el presidente Santos en criticar y solidarizarse con esa pobre gente, aunque tenga que aguantar andanadas abusivas. Es imposible permanecer en silencio ante tanto exceso.

Carlos H. Quintero B.

* * * *

Señor Director:

Me causa mucha tristeza y desesperanza ver lo que sucede en Venezuela y la pésima reacción del mundo civilizado ante la opresión de un gobierno contra un pueblo que lo único que pide es libertad para expresarse en unas elecciones, para elegir a su presidente. Los venezolanos sufren no solo la opresión indignante, sino también de física hambre. No hay salud ni medicinas, y la inseguridad bate récords mundiales. En fin, es la total negación a los derechos fundamentales de los seres humanos. Las multitudes que salen a las calles son frenadas a punta de gases, golpes y bala. Los amigos del decadente gobierno de Maduro insisten en apoyarlo, por los intereses económicos que aún tienen, de una economía que pronto colapsará.

Nuestro apoyo, solidaridad y deseos para nuestros hermanos venezolanos, para que la democracia pronto comience a reinar en Venezuela.Ricardo García Ch.

Grafitis en TransMilenio

Señor Director:

Desde comienzos de abril, cuando la Alcaldía incrementó la tarifa del transporte en TransMilenio, se generaron múltiples protestas por esta situación. Una de ellas se realizó pintando grafitis en los buses del sistema, los cuales se han elaborado en varias ocasiones a lo largo del mes.

Pero ¿quiénes son realmente los afectados con estos actos?: las personas que trabajan en la labor de limpieza y lavado, quienes deben dejar los buses impecables en poco tiempo, sin importar las inclemencias del clima. Sumado a esto, los materiales con los que se realizan los grafitis son difíciles de remover, por lo cual los trabajadores deben hacer uso de químicos que afectan su salud, ya que en repetidas ocasiones han dejado quemaduras en los auxiliares de lavado. Por esto es importante que la comunidad comprenda que hay diferentes formas de protestar, con las cuales se generan mejores y verdaderos resultados y no se afecta a aquellos que solo están haciendo su trabajo.

Katherine Ospina Muñoz
Bogotá

Escriba su opinión a: opinion@eltiempo.com - @OpinionET

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA