Opinión

Depresivos pero contentos

Somos un pueblo que vive sin mesura. Que entre los colombianos prima el ímpetu sobre la razón.

07 de marzo 2017 , 12:05 a.m.

Señor Director:
¿Es una paradoja? ¿Por qué Colombia aparece por encima de los niveles mundiales de depresión y a la vez dentro de los países más felices del mundo? Quiero recordar algunas reflexiones de García Márquez hace 21 años, dentro de la Misión de Ciencia, Educación y Desarrollo. Él sentenciaba que somos un pueblo que vive sin mesura. Que entre los colombianos prima el ímpetu sobre la razón. Y que “tenemos un amor casi irracional por la vida, pero nos matamos unos a otros por las ansias de vivir”. Con estas palabras del Nobel y con los resultados de ser los más deprimidos, pero también los más felices podríamos encontrar algo que se nos ha escapado siempre: definir qué es ser colombiano. 

La respuesta es ser los más apasionados. No es gratuito que Borges lo haya anticipado en su cuento ‘Ulrica’, en donde afirma que ser colombiano es un acto de fe, sentimiento que también tiene que ver con las pasiones.

Geovanny Caicedo


* * * *

Señor Director:
Todavía se discute del octavo lugar que ocuparon los colombianos como los más depresivos de Latinoamérica, pero que a la vez son los más felices, no sólo de Latinoamérica sino del mundo. ¿Quién entiende dicha contradicción? Es como colocar en la misma palestra la música de Carlos Gardel con la música de Maluma o las sinfónicas de Ludwig van Beethoven con las melodías de Diomedes Díaz.
Fernando Cortés Quintero

El apoyo de la comunidad

Señor Director:
Acerca de su editorial del pasado sábado, ‘Ir tras las ollas es el camino’ me permito hacer una referencia histórica que confirma su comentario, aclarando que no soy comunista. Cuando Mao Tse Tung llegó al poder en 1949 había 70 millones de adictos en China. En tres años acabó con el problema. ¿Cómo lo hizo? En la ciudad y el campo se organizaron para acabar con la producción, venta y consumo de la droga; es decir, la comunidad lo hizo. Sufrieron la pena de muerte 10 capos que no se arrepintieron de sus actividades. A su vez el Papa Francisco, al pronunciarse sobre este problema, ha dicho que sin el apoyo de la comunidad es una batalla perdida. Pero la comunidad debe ser organizada por el estado con ese objetivo preciso.
Pedro Aja Castaño

Los precios en la ciclovía

Señor Director:
Felicitaciones al IDRD por la extensión de la Ciclovía dominical, algo que los miles de usuarios ya estábamos reclamando por el bien de la ciudad, la calidad de vida y la salud personal. Ojalá que en esta nueva etapa haya más baños y se controlen los precios de los productos y servicios disponibles en la Ciclovía, pues hay abusos. Una despinchada vale 500% más que en otra parte y tan solo por inflar una rueda cobran el precio prohibitivo de una fruta. Súmele que los mecánicos redoblan el precio cuando se trata de una mujer sola y nos inventan arreglos a precios astronómicos. Somos mujeres pero no tan cándidas para dejarnos pinchar el bolsillo.Cecilia Upegui

Escriba su opinion a: opinion@eltiempo.com - @OpinionET

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA