Opinión

Defender la paz

Es un deber del Gobierno emplearse a fondo en defensa del bien supremo de la paz.

26 de noviembre 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:

Son preocupantes el incremento de la oposición al proceso de paz y, sobre todo, la indiferencia de la ciudadanía con las trabas que cada día le aparecen a su implementación legislativa, en especial con la justicia especial para la paz (JEP). Es un deber del Gobierno emplearse a fondo en defensa del bien supremo de la paz, y la opinión pública debe despertar para apoyar con decisión estos esfuerzos. Como decía Ortega y Gasset: “Ignorar que si la guerra es una cosa que se hace, también la paz es una cosa que hay que hacer, que hay que fabricar, poniendo a la faena todas las potencias humanas”.Gustavo Hernández Boada

Adoptar las trochas

Señor director:

A diario leemos o escuchamos noticias de tragedias en vías terciarias del país por el su mal estado o por derrumbes achacados por el Gobierno central a la época invernal. Ya que los gobiernos departamentales, con sus alcaldías, tienen en abandono a los marginados campesinos e indígenas, que no pueden sacar sus productos ni desplazarse sin peligro de accidentes a las cabeceras municipales, qué bien les haríamos a estas comunidades con que alguien, el Ejército Nacional o una empresa estatal poderosa como Ecopetrol, Isagén o algún gran multimillonario consorcio empresarial nacional, adoptara la reparación una de las innumerables ‘trochas de la muerte’ que hoy existen en el país y que el Gobierno central les reconociera a estos benefactores una rebaja de impuestos por las obras sociales que realicen.

Rafael Antonio Córdoba Ardila
Bogotá

Los conductores y la fauna

Señor director:

Al transitar por las carreteras de nuestro país observamos el paisaje que nos ofrece la diversidad de su flora y fauna, lo cual nos enorgullece. Pero nos embarga una preocupante tristeza el hecho de ver la indiferencia que muestran, por un lado, las autoridades por ser tolerantes y, por otro, los conductores de vehículos que viajan a grandes velocidades, y, en esas circunstancias, son arrollados gran parte de los animales que viven a lado y lado de la vía o que quieren pasar. El mundo entero, que nos ha felicitado en muchas ocasiones por proteger el medio ambiente, ha hecho que tal vez se nos olvide que los animales del bosque también pertenecen al medioambiente que nos rodea. Basta con transitar por una carretera cualquier día para ver que en la noche los conductores han arrasado con cuanta fauna se ha cruzado en su camino. En un país que pretende conseguir la anhelada paz, debemos comenzar por ser armónicos y valorar la riqueza de los recursos naturales y del medioambiente.

Jorge Octavio Aguilar
Bogotá

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA