Opinión

Cultivar la dignidad

El libre desarrollo y la libertad de expresión no son para hacer sandeces ni irreverencias bestiales

24 de julio 2017 , 12:53 a.m.

Señor Director:

Recuerdo, como si fuera ayer, enseñanzas y recomendaciones de los maestros de mi niñez y juventud al decirnos que no debíamos burlar ni ofender de palabra ni obra a ningún ser humano; que debíamos cuidar la lengua y no decir palabras soeces a otros ni utilizarlas en exclamaciones de sorpresa o susto. Por eso, uno no acepta hoy (ya me acerco a 68 septiembres) programas ni estilos ridiculizantes de radio, TV o de ‘youtubers’ que se la pasan pensando cómo agriarles la vida a los que tienen focalizados para hacérsela invivible.

a expresidentes. Se burlan de todos y de todo en forma tal que ya los visualiza uno como que cada vez más se van enfermando del alma. Ni se diga de algunos columnistas atentos a despotricar y maltratar, llegando al colmo de titular con palabras groseras.

El libre desarrollo de la personalidad y la libertad de expresión no son para hacer sandeces ni irreverencias bestiales contra otros. Hay que recuperar las instrucciones de los maestros del ayer, que, en el fondo, significan tratarnos con respeto y consideración. Peleas duras con el verbo y burlas acribillantes y dañinas contra nuestros semejantes son propias de espíritus maleducados. Hay que cultivar la dignidad y categoría mental.

Rogelio Vallejo Obando

Los ‘ninis’ son nuestra creación

Señor Director:

Los ‘ninis’ (ni estudian ni trabajan), EL TIEMPO, 19-7-2017, los hemos creado en nuestro laboratorio de reconocimiento irresponsable de derechos. Ni les podemos pedir que estudien, porque aplicamos la promoción automática. Ni que usen responsablemente los iPad y celulares, porque nos tildan de enemigos de la tecnología. Ni que trabajen antes de los 18 años, porque los atrofiamos; y además, porque debemos alimentarlos hasta los 25 años así solo simulen estudiar. Ni los podemos corregir, porque eso es violencia intrafamiliar. Ni les podemos pedir respeto, porque eso va contra el libre desarrollo de la personalidad. Ni compostura, porque cada quien puede hacer lo que le parezca. Ni progenitura responsable, porque el sexo no da espera, y nos tildan de retrógrados. ¿Entonces, de qué nos quejamos?

Carlos Fradique-Méndez
Bogotá

¿Revocar? ¡Increíble!

Señor Director:

Es increíble que, después de haber sufrido 12 años de malos gobiernos en la capital, especialmente de los dos últimos alcaldes, cuando los ciudadanos tuvimos que soportar la corrupción, la ineptitud, el desgreño y una politiquería infame que dejaron la ciudad destruida y las arcas vacías, ahora prospere la revocatoria contra quien está tratando reconstruir esta ciudad en ruinas. La gente decente y honesta de Bogotá debe defender a capa y espada la buena gestión del alcalde Peñalosa y no permitir semejante despropósito. La indiferencia nos puede llevar al caos total. ¡Cuidado!
Haydée A. Chiapero B.

Bogotá

MÁS CARTAS

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA