Opinión

Acoger a los venezolanos

La lucha por la libertad de millones de venezolanos debería ser de todos sus hermanos del continente

28 de julio 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:
Duele Venezuela, duele la situación de sus gentes. Hoy, el país vecino va camino al abismo, sin democracia, sin oportunidades, sin respeto por la vida.

Es increíble que vayan más de cien muertos por la terquedad y el empecinamiento de Nicolás Maduro de atornillarse al poder. Y de muchos militares a los que les han dado ministerios. Eso sostiene al régimen. La lucha por la libertad de millones de venezolanos debería ser de todos sus hermanos de lengua y continente. Ojalá los países vecinos reaccionen, sobre todo que acojan a los inmigrantes que salen con dolor, con hambre y sin mayores esperanzas. Las imágenes en la frontera son impresionantes y tristes.Lucila González de M.

Por el respeto a los viejos

Señor Director:

Es un hecho, Colombia es un país de viejos. De los 49 y pico millones de habitantes que conforman nuestra población, un altísimo porcentaje de ella es de ancianos o de adultos mayores. Hoy, una gran mayoría de esta población, triste y lamentablemente, es considerada una carga para las entidades prestadoras de servicios de salud, e incluso para algunos de sus familiares, aun los más cercanos, hijos, hermanos, nietos, y, cuando se convierten para estos en un problema, ellos deambulan por las calles sin norte alguno o son abandonados en ancianatos públicos, los más afortunados o con alguna solvencia económica, en instituciones privadas hasta morir.

En buena hora el presidente Santos acaba de firmar una nueva ley para la protección contra el maltrato del adulto mayor. Pueda ser que esta ley de la República no se convierta en una más de las tantas ‘bellezas’ de leyes que se incumplen en este país, y a las que se les encuentra una forma de descarada violación.

- Rafael Antonio Córdoba Ardila
Bogotá

Bicimarcianos

Señor Director:

Deben venir del espacio y alguien les dijo que ese era un medio de transporte económico y rápido, o quizá entendieron la publicidad de la Administración Distrital al respecto, así es que aprendieron a usarlo. Sí, muchos de ellos van en bicicleta, transitan por los andenes; incluso, a plena velocidad, evitando con maniobras rápidas a los peatones, que los esquivan asustados.

Otras veces van en contravía por las calzadas, sin inmutarse cuando los conductores, sorprendidos, les advierten de su error. No se detienen ante los semáforos, siguen tranquilamente, pedaleando, atentando contra su vida o utilizando el andén aledaño; alternan calzada y andén según sus necesidades.

No están enterados de que deben protegerse con casco y señales reflectivas. Muchos más no circulan por las ciclorrutas, ni accionan el freno. Su consigna es llegar al destino lo más pronto posible. ¿Cómo hará la Administración Distrital para que esos ‘bicimarcianos’, que aumentan día a día en número, se adecúen a las normas? ¡Nos han colonizado!

- Dalia Monroy
Bogotá

MÁS CARTAS

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA