Venezuela

¿Por qué Venezuela es un nuevo eje de crimen organizado transnacional?

Informe sostiene que Colombia y Venezuela son países 'siameses' en su criminalidad.

Incautan más de 1.000 galones de gasolina en frontera con Venezuela

Entre las economías ilegales de Colombia y Venezuela hay una "simbiosis", por ejemplo, en el uso de gasolina de contrabando venezolana para la producción de cocaína barata en el Catatumbo colombiano.

Foto:

Archivo particular

16 de mayo 2018 , 10:52 a.m.

La frontera entre Venezuela y Colombia es uno de los lugares más plagados de criminalidad en toda América Latina. Así lo sostiene el estudio 'Venezuela, ¿un Estado mafioso?', de la organización Insight Crime, dado a conocer este miércoles.

El documento sostiene que entre las economías ilegales de Colombia y Venezuela hay una "simbiosis", por ejemplo, en el uso de gasolina de contrabando venezolana para la producción de cocaína barata en el Catatumbo colombiano. El alcaloide luego es sacado del país a través de Venezuela.

"La región del Catatumbo, en el departamento de Norte de Santander, en el lado colombiano de la frontera, es el lugar más barato del mundo para producir cocaína. Y actualmente es una de las áreas de Colombia más prolíficas en el cultivo y la producción de drogas", se lee en el informe.

Pero no son solamente la gasolina y la coca. La investigación dice que, con la complicidad de la Guardia venezolana, hasta la comida subsidiada del país vecino llega a departamentos colombianos como Cesar y La Guajira, sin ningún control, pese a que esto se ha disminuido a causa de la escasez de alimentos en ese país.

El informe, en su capítulo sobre la relación entre Venezuela y Colombia, resalta que el país vecino se ha convertido en refugio para el crimen colombiano, desde organizaciones guerrilleras hasta bandas criminales.

"¿Qué podemos esperar para el resto de 2018? Un aumento en el flujo de cocaína hacia Venezuela, dado que el cultivo de coca en Colombia sigue en aumento; un fortalecimiento de los grupos ilegales de Colombia en suelo venezolano; y el reclutamiento de los desesperados venezolanos por parte los grupos ilegales y
el crimen organizado de Colombia que se enfrentan por la supervivencia, y a los cuales se les ofrecen pocas alternativas legales. Todo esto se suma al fortalecimiento de las economías criminales a lo largo de la frontera, donde el crimen organizado transnacional echa raíces cada vez más profundas en esta atribulada región", concluye el informe en su aparte sobre Colombia y Venezuela como países "siameses" en sus lógicas criminales.

Además del capítulo sobre la relación con Colombia, el informe también se dedica a explorar los flujos criminales entre Venezuela y Honduras, República Dominicana y El Salvador.

Pero también se dedica a problemas internos, como el llamado 'Cartel de los Soles', grupo de altos militares señalados de participar en actividades de narcotráfico.

A partir de estos estudios, el informe, que reconoce que no hay una definición universal sobre lo que es un 'Estado mafioso', presenta siete razones por las que los investigadores consideran que se puede calificar así a Venezuela:

La primera es la penetración del crimen en el alto nivel institucional. "Hemos encontrado a 123 funcionarios quienes, creemos que con seguridad, están involucrados en actividades criminales.

En segundo lugar, el desfalco sistemático a los dineros públicos por parte, también, de funcionarios.

La tercera razón es el poder que el Estado ha dado a grupos irregulares, como los llamados 'colectivos' y los 'pranes', grupos en su mayoría armados que ejercen control en los barrios y las cárceles como una forma de justicia paralela.

El cuarto factor es un crecimiento de la criminalidad organizada venezolana, incluso con justificaciones ideológicas de parte del régimen como una cuestión de clases.

Como quinto, el aumento de los niveles de violencia que hace que, según datos del Observatorio Venezolano de Violencia, con una tasa de 89 homicidios por cada 100.000 en el país, y de 130 por cada 100.000 en Caracas, estos sean considerados los más peligrosos del mundo en la actualidad. Esta violencia, según el informe, es ejercida tanto por actores estatales como no estatales.

El sexto motivo es que Venezuela pasó de ser una base para el crimen organizado de otros países, como Colombia, a convertirse en exportador de criminalidad: "Muchos de estos desposeídos (venezolanos que han dejado su país) están siendo reclutados por el crimen organizado. Los mayores reclutadores han sido la mafia colombiana y los grupos insurgentes, pero InSight Crime ha hallado en su trabajo de campo a mujeres venezolanas trabajando en servicios sexuales en toda Colombia, incluso en lugares tan distantes como Nariño, en la frontera con Ecuador", asegura el informe.

El último factor son las acusaciones de otros actores internacionales, entre los que están Estados Unidos y Colombia, sobre la criminalidad en el país, el creciente problema del narcotráfico y la tambaleante legitimidad del régimen político actual, debido a la situación de derechos humanos.

Este informe fue presentado por Insight Crime en la mañana de este miércoles en la Universidad del Rosario.

ELTIEMPO.COM

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA