Medio Oriente

Más de 20.000 personas vuelven a sus casas en Siria tras cese de fuego

No obstante, muchas familias temen regresar por miedo a posibles represalias y a ser arrestados.

Mujeres en Siria

Más de 9.300 civiles, entre ellos cientos de menores y mujeres, salieron en marzo del 2018 de Guta Oriental, el principal feudo opositor de las afueras de Damasco.

Foto:

EFE

07 de julio 2018 , 09:59 a.m.

Más de 20.000 civiles han regresado a sus hogares en la provincia Deraa al sur de Siria, después de que se acordara este viernes entre las facciones opositoras y los mediadores rusos, el cese al fuego tras dos semanas y media de ofensiva del ejército contra los rebeldes.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, la ofensiva de Damasco provocó al menos 325.000 desplazamientos forzados. La mayoría de ellos se instalaron en campamentos cerca de la frontera con Jordania o en los Altos del Golán, ocupados parcialmente por Israel.

"Más de 20.000 desplazados han vuelto a 13 pueblos y localidades", indicó, el director del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) Rami Abdel Rahman, quien recordó que el número de retornados continúa aumentando.

No obstante, la ONG señaló que miles de familias temen regresar a las poblaciones que están controladas por el ejército y sus aliados, como Saida, Al Hirak, Al Naima y Kahil, por miedo a posibles represalias y a ser arrestados.

"Cuando estaremos seguros de que hay un alto el fuego y de que nadie nos perseguirá, entonces podremos volver a nuestras casas", explica Oussama Al Homsi, instalado en un campamento en el sur de la ciudad de Deraa.

El acuerdo, que se desarrollará en tres etapas, empezó a aplicarse en el este de la región de Deraa, luego se hará efectivo en la capital de la provincia y a continuación en el oeste", explicó el portavoz de la comandancia rebelde, Hussein Abazeed.

Por su parte, la sala central de operaciones del Ejército Libre Sirio (ELS) en el sur del país dijo en un comunicado que el acuerdo es "imprescindible para poner fin al derramamiento de sangre" y para proteger a los civiles "de la matanza y del desplazamiento".

Según los rebeldes, los mediadores rusos garantizarán que las fuerzas leales a Al Asad no entrarán en los pueblos y localidades de Deraa, donde está previsto que se despliegue la policía militar rusa.

También se comprometieron a que puedan empezar a regresar los desplazados, así como las instituciones civiles para administrar los asuntos de los ciudadanos, además de reabrir las carreteras para el movimiento de personas y mercancías.

Desde el comienzo de la ofensiva el pasado 19 de junio, más de 300.000 personas se han visto desplazadas por los combates y 159 han fallecido, según el Observatorio.

ELTIEMPO.COM CON AFP Y EFE

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA