Medio Oriente

La Policía israelí recomienda imputar a Netanyahu por corrupción

El primer ministro habría recibido regalos millonarios de varias compañías.

Benjamin Netanyahu

Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel, quien fue acusado de corrupción por la Policía.

Foto:

Reuters

13 de febrero 2018 , 04:18 p.m.

La Policía israelí va a recomendar a la Fiscalía, tras una investigación de un año, que impute al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, por soborno y abuso de confianza, informaron este martes medios locales israelíes.

"Al terminar la investigación del Caso 1000, la Policía ha concluido que hay evidencias suficientes contra el primer ministro por sospechas de los delitos de aceptar sobornos, fraude y abuso de confianza en relación con su conexión con Arnon Mijal y fraude y abuso de confianza en su conexión con el empresario australiano James Packer", expuso la nota policial.

Se trata del caso en el que se le investigaba por aceptar lujosos regalos de millonarios para él y su familia -como puros y champán francés- por valor de miles de euros a cambio de favores.

El productor de Hollywood Mijal y el millonario australiano Packer, así como sus asistentes y empleados, fueron sometidos a interrogatorios por la Policía, que según los medios dedujo que muchos obsequios se hacían a petición de la familia
Netanyahu.

El jefe del Gobierno y su esposa, Sara, han reconocido haber recibido los regalos, pero lo enmarcan en un mero "intercambio entre amigos" y niegan haber dado nada a cambio. En el segundo caso, denominado 2000, se investigaba un presunto intento de pacto entre Netanyahu y Arnon Mozes, editor de uno de los diarios de mayor difusión de Israel, el "Yediot Aharonot", que proponía una cobertura más positiva del primer ministro a cambio de dañar la distribución del diario rival, el gratuito "Israel Hayom".

"La Policía israelí ha concluido que hay pruebas suficientes contra el primer ministro en este caso por delitos de soborno, fraude y abuso de confianza", se afirma en el comunicado policial.

También ha recomendado imputar a Mozes, "porque hay evidencias suficientes de que se cometió soborno".

Netanyahu se reunió este martes con sus abogados y principales asesores para abordar la cuestión, horas antes de que se hicieran públicas las recomendaciones. Tras difundirse la recomendación policial el primer ministro, éste compareció en un vídeo en televisión y la calificó de "difamación" contra él y su familia. El objetivo de esta acción es "sacarme del poder", denunció.

Oposición pide la renuncia

Diputados de la oposición israelí pidieron la dimisión del primer ministro, Benjamín
Netanyahu, poco después de conocerse hoy que la Policía ha recomendado a la Fiscalía imputarle por delitos de corrupción en dos casos en que se le investigaba desde hace un año.

"Un tirano corrupto sin límites al que la Policía ha pedido que se le acuse de los más serios crímenes de corrupción anuncia que no se va", declaró indignada la diputada de Unión Sionista, Shelly Yajimovich, quien exigió: "Vete, vete, hombre corrupto", según informa el digital "Times of Israel".

La legisladora, exlíder del partido laborista, llamó también a los partidos de la coalición de gobierno a dejar de apoyar a Netenyahu y no permitirle "seguir sirviendo (en su cargo) en esta pesadilla", ya que si no lo hacen, "la mancha de la corrupción" les acompañará para siempre también a ellos.

El diputado de ese mismo partido Eyal Ben-Reuven pidió también la "dimisión inmediata" y señaló que "el Estado de Israel necesita un líder con las manos limpias y que solo esté dedicado a los asuntos del país". El parlamentario árabe Ayman Odeh, de la Lista Unida, denunció por su parte que Netanyahu "es peligroso" y "corrupto" y "está dispuesto a hacer todo para mantenerse en el poder". "Debe irse a casa", concluyó.

Desde el partido pacifista Meretz, la legisladora Tamar Zandberg pidió también que dimita y señaló que "Netanyahu ha perdido la autoridad moral sobre su Gobierno. Si no renuncia hoy, todos y cada uno de los sesenta miembros (diputados) de su coalición deberían levantarse y decir: 'Suficiente. Levántate y vete'".

Un tirano corrupto sin límites al que la Policía ha pedido que se le acuse de los más serios crímenes de corrupción anuncia que no se va.

Miembros de la coalición, por su parte, salieron a defender al primer ministro, como el titular de Turismo, Yariv Levin, quien calificó la decisión policial de "despreciable" y de "intento de golpe de Estado". Éste, aseguró "es un esfuerzo de llevar a cabo un golpe contra la voluntad de los votantes".

El jefe de la coalición de Gobierno, David Amsalem, del partido Likud que encabeza
Netanyahu, dijo que "no hay nada nuevo aquí. El objetivo se marcó hace dos años. La Policía hizo todo lo posible para golpearlo", según recoge el diario digital "Ynet". "A mi entender, éste es un proceso ilegítimo que pondría en peligro cualquier democracia en el mundo", denunció.

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA