Medio Oriente

'Jerusalén no está en venta': Autoridad Nacional Palestina a Trump

El portavoz de la ANP respondió a amenazas del presidente de EE. UU. de cortar ayuda financiera.

Jerusalén

Las amenazas por parte del presidente norteamericano, Donald Trump, se dan tras la negativa por parte de Palestina de continuar con las negociaciones bajo las condiciones planteadas por Israel.

Foto:

EFE / Abir Sultan

03 de enero 2018 , 12:26 p.m.

Los palestinos mostraron su indignación este miércoles por la amenaza del presidente estadounidense, Donald Trump, de cortarles la ayuda financiera para sancionar su negativa a negociar con Israel tras la decisión de Washington sobre Jerusalén.

En 2016, Estados Unidos otorgó 319 millones de dólares de ayuda a los palestinos a través de su agencia de desarrollo (USAID), según cifras disponibles en la web de la agencia. Estos subsidios son vitales para la Autoridad Nacional Palestina (ANP), cuyo presupuesto depende en gran medida de la ayuda internacional.

A pesar de esta situación, el portavoz de la presidencia palestina, Abu Rudeina, aseguró el miércoles que Jerusalén "no está en venta".

"Jerusalén es la capital eterna del Estado de Palestina y no está en venta a cambio de oro o de millones", afirmó el portavoz.

La decisión el 6 de diciembre del presidente Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel provocó el descontento de los palestinos, que quieren convertir Jerusalén-este, anexionada por Israel, en la capital del estado al que aspiran.

No cederemos al chantaje

"No nos oponemos a retomar las negociaciones pero tienen que basarse en el derecho internacional y en las resoluciones [de la ONU] que reconocieron un Estado palestino independiente con Jerusalén-este como capital", insistió el portavoz.

"No cederemos al chantaje", afirmó igualmente Hanan Ashrawi, una responsable de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). El movimiento islamista palestino Hamás, en el poder en la Franja de Gaza, denunció también "un chantaje político lamentable que refleja la conducta bárbara e inmoral estadounidense".

'No se puede recibir ayuda y cerrar la puerta a negociaciones': Israel

Este martes, en uno de sus numerosos tuits, Donald Trump escribió: "Pagamos a los palestinos CENTENARES DE MILLONES DE DÓLARES cada año y no recibimos reconocimiento o respeto".

"Pero si los palestinos ya no están dispuestos a las conversaciones de paz, ¿por qué tenemos que hacer esos enormes pagos?", se preguntó.

A los 319 millones de dólares de ayuda a los palestinos a través de USAID se añaden otros 304 millones de dólares de asistencia que Washington paga para financiar los programas de la ONU en los Territorios Palestinos. Trump no precisó a cuál de estas ayudas hacía referencia en su tuit.

Por su parte, dos ministros israelíes celebraron las declaraciones del presidente estadounidense. "Estamos ante un presidente que dice lo que piensa de manera clara", afirmó a la radio militar Miri Regev, ministro de Cultura y Deportes.

EE. UU. no tiene por qué financiar a quienes actúan en contra de sus intereses

"No se pueden obtener por un lado 300 millones de dólares de ayuda estadounidense y al mismo tiempo cerrar la puerta a las negociaciones", continuó Regev, cercano al primer ministro Benjamin Netanyahu.

Por su parte, el ministro de Educación, Naftali Bennett, del partido nacionalista Hogar Judío, felicitó a Trump, "que no teme decir la verdad incluso cuando esta no es popular".

"La verdad es que Estados Unidos no tiene por qué financiar a quienes actúan contra sus intereses", declaró Bennett en un comunicado.

Se dificulta la solución de dos Estados

Estados Unidos había amenazado con tomar represalias después de un voto en la Asamblea General de la ONU, el mes pasado, que condenaba la decisión estadounidense sobre Jerusalén.

Desde su llegada a la Casa Blanca, Donald Trump alardeó de poder obtener un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos, un asunto en el que fracasaron todos sus antecesores.

Las esperanzas sobre una solución a dos Estados se hundieron aún más el martes cuando el parlamento israelí adoptó un proyecto de ley que prevé complicar el traspaso bajo soberanía palestina de algunas zonas de Jerusalén en el marco de un futuro acuerdo de paz, lo que el presidente palestino Mahmud Abas calificó como "una declaración de guerra".

Jerusalén, con sus lugares santos judíos, cristianos y musulmanes, es uno de los asuntos más sensibles. Desde la creación de Israel en 1948, la comunidad internacional considera que su "estatuto" debe ser negociado entre israelíes y palestinos.

Tras la anexión por parte de Israel -no reconocida por la ONU- de Jerusalén-este, parte palestina de la ciudad, el país proclamó todo el territorio como su capital "eterna e indivisible".

AFP

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA