Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 10:04 p.m. - sábado 19 de abril de 2014

Mundo 07:19 p.m.

ONU expresó de nuevo su preocupación por violenta situación en Siria

ONU expresó de nuevo su preocupación por violenta situación en Siria

Las represiones en Siria continuan.

Foto: EFE

Misión humanitaria de las Naciones Unidas buscará entrar a ese país esta misma semana.

La subsecretaria general de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, explicó que espera que una misión humanitaria del organismo internacional logre acceder esta misma semana a la ciudad siria de Deraa, después de que el Gobierno se lo impidiera el domingo.

"Esperábamos dar comienzo a nuestra misión en Deraa ayer, pero el inicio fue pospuesto por el Gobierno", explicó Amos a la prensa tras reunirse con el Consejo de Seguridad de la ONU para informar sobre la situación actual en Libia y detallar, además, las novedades en Siria a petición de la delegación del Reino Unido.

Amos apuntó que busca "más información" de las autoridades sirias para entender por qué se anuló el acceso de la misión humanitaria del organismo, pero aseguró que éstas le han garantizado que podrá acceder en los próximos días.

"Espero que así sea y esta misma semana iniciemos nuestra misión", aseveró la responsable de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU.

El Consejo de Seguridad de la ONU analizó hoy los últimos acontecimientos en Siria, donde continúa la violenta represión del levantamiento popular y donde preocupa especialmente la situación en Deraa.

El embajador francés ante la ONU, Gérard Araud, presidente de turno del Consejo, explicó a la prensa que los países miembros querían conocer más detalles acerca de por qué el Gobierno sirio había impedido el inicio de la misión "sin ninguna explicación", algo que estudia ahora Amos.

Araud agregó que "todos los miembros del Consejo de Seguridad apoyan el envío de esa misión" a Siria para analizar la situación sobre el terreno.

"Necesitamos respuestas acerca de por qué las autoridades cancelaron esa misión en Deraa", indicaron fuentes diplomáticas del Reino Unido, delegación que pidió que el Consejo tratara hoy este asunto, pese a que no estaba previsto en el orden del día.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó el pasado 29 de abril una resolución promovida por Estados Unidos que condenó la represión de las protestas en Siria y decidió el envío de esa misión de investigación humanitaria al país árabe.

La pasada semana, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ya pidió al presidente de Siria, Bashar Al Asad, que permitiera el acceso inmediato a Naciones Unidas en el país para responder a las urgentes necesidades humanitarias de la población.

Ban reclamó a Asad en una conversación telefónica que permita la entrada en Siria de un equipo de expertos en ayuda humanitaria, debido a la "alta preocupación en la comunidad internacional acerca de la actual situación humanitaria en el país", según explicó entonces su portavoz, Martin Nesirky.

Este lunes, otro portavoz de la ONU, Farhan Haq, reiteró ante la prensa la petición de Ban a las autoridades sirias para que detengan la violencia, respeten los derechos humanos de la población y permitan que se lleve a cabo una investigación independiente sobre las muertes ocurridas durante las protestas populares en el país árabe.

Unas 750.000 personas han huido de Libia por el conflicto

La huida de este total de personas se da desde que Muamar Gadafi lanzó una ofensiva contra los manifestantes antigubernamentales, según afirmó la ONU este lunes.

"El conflicto, el colapso de las infraestructuras del estado y la escasez de dinero y combustible están causando serios problemas a la población de Libia", dijo la jefa humanitaria de la ONU, Valerie Amos, ante el Consejo de Seguridad.

La ONU no puede determinar con precisión el número de víctimas que ha dejado el conflicto que estalló desde a mediados de febrero.

Sin embargo, la funcionaria de la ONU detalló que al menos 746.000 personas abandonaron el país, unos 5.000 permanecen en los puntos fronterizos de Egipto, Túnez y Níger y otras 58.000 están desplazados en el oeste del país.

Amos advirtió que la escasez está paralizando el país y que esto impactará "gravemente" a la población en los próximos meses, "sobre todo a los más pobres y a los más vulnerables".

Los trabajadores de la ONU fueron retirados de Trípoli después de que el edificio de la organización fuera saqueado el pasado 1 de mayo tras un ataque de la coalición internacional que mató a uno los hijos de Gadafi.

NACIONES UNIDAS
EFE y AFP

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper
Paginar