Medio Oriente

55 palestinos murieron en choques por embajada de EE. UU. en Jerusalén

El mundo condenó la represión contra miles de palestinos. Israel defiende uso de la fuerza.

Palestina

Varios palestinos corren para protegerse de los gases lacrimógenos que arrojan las fuerzas de seguridad israelíes en la frontera de la Franja de Gaza e Israel.

Foto:

Mohammed Abed / AFP

14 de mayo 2018 , 10:59 p.m.

Tropas israelíes mataron al menos a 55 palestinos  que participaban en una manifestación masiva este lunes  en la frontera de Gaza, mientras Estados Unidos inauguraba su embajada en Jerusalén, en hechos que generaron una dura condena internacional.

La cifra de palestinos fallecidos es la más alta para un solo día desde el conflicto en Gaza en el 2014.

El Ministerio de Salud palestino dijo que 55 personas murieron y 2.700 resultaron heridas de balas o por gases lacrimógenos.

La decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital de Israel provocó ira entre los palestinos y críticas de muchos gobiernos extranjeros, que lo consideran un revés para los esfuerzos de paz entre israelíes y palestinos.

Las muertes generaron llamados de Francia y Gran Bretaña para que Israel ejerza la mesura, mientras que el secretario general de la ONU, António Guterres, dijo que estaba “profundamente preocupado” por los eventos en Gaza.

La Casa Blanca no se unió a los llamados para que Israel modere su accionar y culpó directamente al grupo gobernante Hamás, respaldando al primer ministro Benjamin Netanyahu, quien describió las acciones del Ejército israelí como una defensa de las fronteras de su país.

En la ceremonia de inauguración en la embajada, Netanyahu, agradeció a Trump “por tener la valentía de cumplir con sus promesas”. “Qué glorioso día para Israel.

Estamos en Jerusalén y estamos aquí para quedarnos”, sostuvo el primer ministro.
En un mensaje grabado, Trump dijo que sigue comprometido con la paz entre Israel y los palestinos.

En la ceremonia estuvo representado por su hija Ivanka y su yerno Jared Kushner, el enviado estadounidense a Oriente Próximo. Pero el presidente palestino, Mahmud Abbas, dijo que Estados Unidos abrió un “puesto de asentamiento en Jerusalén Oriental” y calificó lo ocurrido en Gaza como una masacre. El dirigente además anunció una huelga general para este martes.

Ivanka Trump

Ivanka Trump en compañía del secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, durante la ceremonia de inauguración de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén.

Foto:

Ronen Zvulun / Reuters

Los hechos

Decenas de miles de palestinos llegaron a la frontera terrestre del enclave costero y algunos se acercaron a la valla israelí, una línea que líderes del Estado judío dijeron que no permitirían que fuera cruzada.

En el aire se levantaban columnas de humo negro de neumáticos en llamas encendidos por manifestantes. Los palestinos, algunos armados con hondas, arrojaron piedras contra fuerzas de seguridad israelíes, quienes respondieron con cartuchos de gas lacrimógeno y munición real.

“Hoy (ayer) es el gran día en que cruzaremos la valla y les diremos a Israel y al mundo que no aceptaremos estar bajo ocupación para siempre”, comentó el profesor de ciencias Ali, en Gaza, quien no quiso que se mencionara su apellido.

El reconocimiento por parte de Trump de Jerusalén como capital de Israel en diciembre del 2017 indignó a los palestinos, quienes dijeron que EE. UU. ya no podría ser un mediador honesto en ningún proceso de paz con Israel.

Los palestinos buscan que Jerusalén Oriental sea la capital del Estado que quieren fundar en la Cisjordania ocupada y en la Franja de Gaza.

Por su lado, Israel considera a toda la ciudad, incluyendo al sector oriental que capturó y anexó tras una guerra en 1967, como su “capital eterna e indivisible”, una posición que no cuenta con reconocimiento internacional.

La mayoría de los países dicen que el estatus de Jerusalén – sagrada para judíos, musulmanes y cristianos– debería ser determinado en un acuerdo final de paz y que cambiar sus embajadas ahora perjudicaría esa posibilidad.

Las negociaciones de paz para encontrar una solución al conflicto que considere dos estados han estado congeladas desde el 2014. Por ahora, los gobiernos de Guatemala y Paraguay dijeron que trasladarán sus embajadas de Tel Aviv a Jerusalén.

Funcionarios de EE. UU. han utilizado la apertura de la embajada para reafirmar su interés en el éxito de un proceso de paz entre Israel y los palestinos, convencidos de que el traslado de la sede diplomática es un gesto positivo en esa dirección.

“Al reconocer a Jerusalén como capital de Israel, EE. UU. ha optado por los hechos en vez de la ficción. Y los hechos son los fundamentos de una paz justa y duradera”, apuntó el vicepresidente, Mike Pence.

El traslado de la embajada ha coincidido con el 70 aniversario de la creación del Estado hebreo, según el calendario gregoriano. La fecha también señalaba la víspera del Día de la Nakba (desastre en árabe), en el que los palestinos recuerdan siete décadas de exilio y de pérdida de territorios tras el nacimiento de Israel.

Es necesaria la contención entre israelíes y palestinos. Cada parte tiene reclamaciones legítimas que necesitan mutuo reconocimiento

Washington bloquea investigación en la ONU

Estados Unidos bloqueó este lunes la adopción de un comunicado del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para pedir una investigación independiente sobre los enfrentamientos en la Franja de Gaza.

En el proyecto de texto, “el Consejo de Seguridad expresa su indignación y su tristeza ante la muerte de civiles palestinos que ejercen su derecho a manifestarse pacíficamente”. El Consejo “pide una investigación independiente y transparente sobre estas acciones para garantizar que se rinden las cuentas”, añade.

Para este martes está prevista una reunión del Consejo de Seguridad para abordar el tema. El secretario general de la ONU, António Guterres, se declaró “profundamente alarmado” por la escalada de violencia y el alto número de muertos y heridos.

Por su parte, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, pidió “contención” y “coraje” a israelíes y palestinos para cesar la violencia en Gaza y “retomar el diálogo”. Además recalcó que cada parte en el conflicto tiene “reclamaciones legítimas que necesitan mutuo reconocimiento”.

El presidente francés, Emmanuel Macron, “condenó la violencia de las fuerzas armadas” de Israel contra los palestinos y reafirmó “la desaprobación de Francia de la decisión de EE .UU. de abrir una embajada en Jerusalén”.

Reuters y AFP

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA