Galería
Medio Oriente 30 de mayo de 2018 , 02:19 a.m.

La tortura y el secuestro son el pan de cada día en Libia

Médicos Sin Fronteras (MSF) registró el calvario de refugiados tratados en condiciones inhumanas.
Refugiados Libia Médicos Sin Fronteras
Cortesía: Médicos Sin Fronteras

Se calcula que hay 700.000 migrantes, refugiados y solicitantes de asilo en Libia. Algunos son llevados de vuelta a sus países de origen; otros están detenidos en condiciones inhumanas.

Refugiados Libia Médicos Sin Fronteras
Cortesía: Médicos Sin Fronteras

Los equipos de MSF, que brindan atención médica y apoyo en varios centros de detención de Libia, conocen a detenidos que les dicen que siguen esperando asistencia y no saben qué pasará con ellos. Los grafitis en las paredes de sus celdas reflejan perfectamente su incertidumbre.

Refugiados Libia Médicos Sin Fronteras
Cortesía: Médicos Sin Fronteras

No se está haciendo nada para poner fin al calvario que sufren los migrantes y los refugiados, especialmente fuera de los centros de detención oficiales. Las personas que arriesgan sus vidas cruzando el Mediterráneo en su intento por abandonar Libia siguen siendo llevadas de vuelta, con la ayuda de los Estados europeos, a un país donde se encuentran expuestos a todo tipo de violencia.

Refugiados Libia Médicos Sin Fronteras
Cortesía: Médicos Sin Fronteras

No hay un tratamiento específico para los más vulnerables que, en este punto, deberían recibir un tratamiento especial y no ser sometidos a una detención arbitraria que ponga aún más en peligro su salud.

Refugiados Libia Médicos Sin Fronteras
Cortesía: Médicos Sin Fronteras

MSF todavía está viendo llegar a los centros de detención a niños pequeños que viajaban en barcos que fueron interceptados en el mar.

Refugiados Libia Médicos Sin Fronteras
Cortesía: Médicos Sin Fronteras

Para muchas personas, ser enviadas de regreso al país de donde vinieron no es una opción y las redes criminales son su única alternativa para poder encontrar refugio y una vida mejor en Europa.

Refugiados Libia Médicos Sin Fronteras
Cortesía: Médicos Sin Fronteras

La semana pasada, un superviviente que había llegado al albergue le dijo a MSF: "He soportado dos meses, tres semanas, un día y 12 horas de infierno". Aunque debido a su estado de salud a menudo requieren hospitalización, la admisión frecuentemente se retrasa porque los hospitales públicos obligan a MSF a examinar a los pacientes de antemano para detectar enfermedades infecciosas.

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA