Medio Oriente

Bombardeos, la respuesta de Egipto por ataque a cristianos coptos

Yihadistas dispararon contra un bus que los transportaba. Ataque dejó 28 muertos.

Bombardeos, la respuesta de Egipto por ataque a coptos

Esta comunidad religiosa de Egipto comenzó anoche a sepultar a las víctimas del fatal ataque.

Foto:

Mohamed Hossam / EFE

31 de mayo 2017 , 09:48 p.m.

En una decisión tomada casi de inmediato, el gobierno egipcio de Abdelfatah al Sisi autorizó el viernes a sus tropas realizar certeros bombardeos contra varias posiciones del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en la vecina Libia, tras el atentado que perpetró una facción islamista radical contra un bus donde se trasladaba un grupo de cristianos coptos, cerca de su capital, El Cairo.

“Egipto no dudará en atacar campos de entrenamiento terroristas”, advirtió enfáticamente el presidente Al Sisi tras conocerse la lamentable cifra de 28 personas muertas y 79 heridas que dejó un tiroteo contra un bus donde se trasladaba un pequeño grupo de la minoría cristiana copta, que tan solo representa el 10 por ciento de los 92 millones de egipcios de inmensa mayoría musulmana suní, pero que han sido víctimas en el pasado de mortíferos ataques por parte de esta misma agrupación que busca desestabilizar al gobierno.

Las reacciones internacionales tampoco se hicieron esperar. Colombia, Rusia, Israel, la ONU, París, los países árabes, España y hasta el mismo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien asistió a la cumbre del G7 en el sur de Italia, rechazaron tajantemente este ataque a la comunidad cristiana más numerosa de Oriente Próximo y una de las más antiguas del mundo.

“Con particular atención por los niños que perdieron la vida, Su Santidad (el papa Francisco) confía las almas de los muertos al Todopoderoso (...) y promete continuar intercediendo por la paz y la reconciliación en todo el país”, expresó el viernes el número 2 del Vaticano, Monseñor Pietro Parolin.

Tristeza profunda

El Papa “se entristeció profundamente al ser informado del ataque bárbaro en el centro de Egipto”, señaló Parolin según un telegrama publicado el viernes. 

Y es que los coptos han sido víctimas de varios atentados en estos últimos meses: los dos últimos dejaron 45 muertos en dos iglesias del norte del país, el 9 de abril, en plena celebración de Domingo de Ramos. Igualmente, 29 cristianos murieron en diciembre en una iglesia copta de El Cairo.

Tras el doble ataque del Domingo de Ramos, el presidente egipcio declaró el estado de emergencia por un plazo de tres meses y acusó entonces a los yihadistas de querer dividir el país al atentar contra las minorías.

La justicia civil anunció la semana pasada que había enviado ante la justicia militar a 48 personas sospechosas de estar implicadas en los ataques contra las tres iglesias coptas perpetrados desde diciembre. De acuerdo con la Fiscalía, los acusados dirigían o pertenecían a “dos células” vinculadas al EI, en El Cairo y en el sur de Egipto, y siguieron “un entrenamiento militar en campamentos del EI, en Libia y en Siria”.

El Ministerio del Interior indicó que los asaltantes iban a bordo de tres camionetas pick-up cuando abrieron fuego contra el autobús que se dirigía al monasterio de San Samuel, a más de 200 km al sur de la capital, antes de darse a la fuga. Según el portavoz del Ministerio de Salud, Jaled Megahed, muchas de las víctimas mortales eran niños.

Una rama egipcia del EI actúa en el norte de la península del Sinaí, donde ataca con frecuencia a las fuerzas de seguridad, sobre todo desde que el Ejército destituyó al presidente islamista Mohamed Morsi en el 2013.

En esa zona ha llevado a cabo varios atentados contra cristianos, obligando a decenas de familias a huir de sus casas desde enero.

La comunidad cristiana de Egipto recibió el mes pasado el apoyo del papa Francisco. Durante su visita, el pontífice abogó por la tolerancia y el diálogo entre musulmanes y cristianos. Ferviente defensor del ecumenismo, Francisco se reunió entonces con el papa copto ortodoxo de Egipto, Teodoro II, y con el imán de Al Azhar, la institución más prestigiosa del islam suní, Ahmed al Tayeb.

“El incidente de ayer es inaceptable para musulmanes y cristianos y atenta contra la estabilidad de Egipto”, declaró ayer Al Tayeb.

AFP - EFE

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA