Medio Oriente

La bebé de ocho meses que se convirtió en símbolo de la crisis en Gaza

Layilah habría muerto por inhalación de gases durante las protestas que dejaron más de 60 muertos.

Layilah

La familia de Layilah llora su fallecimiento tras las protestas del 14 de mayo contra el traslado de la embajada de EE. UU. a Jerusalén.

Foto:

EFE / Haitham Imad

17 de mayo 2018 , 02:09 p.m.

Tres días después de su muerte en medio de los enfrentamientos en la Franja de Gaza, las autoridades palestinas todavía no saben si declarar a la pequeña Layila al-Ghandour como un mártir o no. La bebé de ocho meses falleció durante las protestas por el traslado de la embajada de EE. UU. en Israel a Jerusalén, hecho que elevó la cifra de muertos a más de 60.

Según su familia, Layilah murió por inhalación de gases lacrimógenos disparados por el ejército israelí durante las manifestaciones, pero según el Ministerio de Salud palestino, la causa de su fallecimiento aún no ha podido ser determinada, razón por la cual todavía quedan dudas de si la bebé debería ser considerada o no como un mártir de la causa palestina. 

Los gases lacrimógenos causan efectos temporales dolorosos en los adultos, pero en los niños, su inhalación puede ser letal, por lo que la muerte de Layilah es un caso particular, pues la mayoría de las víctimas murieron por disparos de francotiradores en la frontera entre Gaza e Israel. 

Su madre, Mariam, de 17 años, explica que ese día tenía cita con el dentista. "Así que dejé a Layilah con mis hermanos, en casa", dice. "Mi hermano pequeño se la llevó con él y la condujo hasta la frontera". 

Layilah

Familiares se reúnen para despedir a Layilah en su casa, localizada al este de Gaza.

Foto:

EFE / Haitham Imad

"Sólo permanecieron allí unos minutos, antes de que los soldados israelíes empezaran a lanzar gases lacrimógenos hacia ellos", precisa la abuela de la bebé. "Apenas podía respirar", dice. "Nos alejamos, le dejé Layilah a mi hermana y fuimos a buscar a otros dos niños para poder marcharnos".

"Bebió zumo pero lloraba mucho", recuerda. "Y de repente se calló. Pensaba que dormía", añade. Al salir del autocar, la familia se dio cuenta de que la niña estaba azul. "Me precipité hacia el hospital, y entonces me dijeron que llevaba una hora muerta", asegura.

Layilah fue enterrada el lunes pasado, entre sollozos de su familia, que le dio el último adiós desde su casa, localizada al este de Gaza.

A pesar de que existen dudas en torno a las causas de su muerte, Layilah se convirtió en un símbolo de las protestas, no solo por las circunstancias que rodearon su fallecimiento, sino porque este ocurrió el mismo día en el que los palestinos conmemoraban la 'Nakba', la 'catástrofe' que ante sus ojos generó el establecimiento del estado de Israel que llevó al éxodo masivo de su población, mientras protestaban por la medida con la cual EE. UU. reconoció a Jerusalén como capital de Israel.

REDACCIÓN INTERNACIONAL*
​Con AFP y Efe

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA