Latinoamérica

Estados Unidos culpa a Ortega y Murillo de la crisis de Nicaragua

La Casa Blanca pide el anticipo de las elecciones presidenciales previstas para el 2021.

Nicaragua

Desde el 18 de abril no han parado las manifestaciones contra el gobierno de Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo.

Foto:

Efe

30 de julio 2018 , 10:05 p.m.

En una nota oficial, la Casa Blanca aseguró este lunes que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, la vicepresidenta, Rosario Murillo, “son responsables en última instancia por los grupos parapoliciales favorables al gobierno que han brutalizado a su propio pueblo”.

Y es que la violenta represión que el gobierno del mandatario ha ejercido en contra del pueblo nicaragüense ya dejó un saldo de unos 350 muertos desde el inicio de las protestas antigubernamentales el 18 de abril.

Se trata de la primera vez que Estados Unidos responsabiliza nominal y directamente al actual presidente y su esposa por la situación en Nicaragua, y por ello volvió a defender el anticipo de las elecciones presidenciales previstas para 2021.

Estados Unidos está del lado del pueblo de Nicaragua, incluyendo miembros del Frente Sandinista, que piden reformas democráticas y el fin de la violencia”, afirmó la Casa Blanca, haciendo alusión al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Para el gobierno estadounidense, la celebración de “elecciones libres, justas y transparentes son el único camino hacia el restablecimiento de la democracia en Nicaragua”.

En el documento, la Casa Blanca también pasó revista a las medidas adoptadas a este respecto, en especial la sanción a tres funcionarios nicaragüenses, paso que consideró “el inicio, no el fin, de potenciales sanciones”.

Según Estados Unidos, con esas medidas, el gobierno “está demostrando que hará responsables por sus actos a funcionarios del gobierno de Ortega que autoricen violencia y roben a los nicaragüenses”.

Además, Washington revocó o restringió el otorgamiento de visas a funcionarios nicaragüenses que hayan tenido cualquier relación con represión a protestas o actos de violencia.

La semana pasada, el vicepresidente Mike Pence ya había exigido a Ortega el fin de la violencia en Nicaragua, que consideró “patrocinada por el Estado”.

Estados Unidos está del lado del pueblo de Nicaragua, incluyendo miembros del Frente Sandinista, que piden reformas democráticas y el fin de la violencia.

Por su parte, el portavoz de la ONU, Farhan Haq, aseguró ayer que la entidad está discutiendo la posibilidad de asumir algún tipo de papel en los esfuerzos para mediar y poner fin a la crisis que se vive en Nicaragua. Además, el funcionario dijo que la Secretaría General de Naciones Unidas está manteniendo conversaciones con ese fin, incluidos contactos con la representación de Nicaragua ante la organización.

Estamos discutiendo la cuestión y viendo qué podemos hacer que sea de ayuda”, dijo Haq durante su conferencia de prensa diaria.

El portavoz explicó que mientras esas conversaciones no se completen, no puede dar detalles sobre qué tipo de papel podría asumir la ONU.

AFP

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA