Latinoamérica

¿Qué está pasando en Nicaragua?: balance de las protestas

Van 156 muertos y más de 1.200 heridos como resultado de la crisis social que vive este país.  

Protestas en Nicaragua

Las protestas en Nicaragua se desataron desde el 18 de abril.

Foto:

EFE

15 de junio 2018 , 06:40 a.m.

Las protestas se desataron en Nicaragua el pasado 18 de abril. Luego de 58 días y 156 muertos, la población en las barricadas exige la renuncia de Daniel Ortega a la presidencia del país.

Este viernes, se restaurará la Mesa de diálogo nacional que busca poner fin a la crisis.  Sin embargo, el presidente Daniel Ortega no estará presente. En su reemplazo estará el canciller Denis Moncada, quien fue delegado por el gobierno para encabezar los diálogos. 

El paro cívico

La cifra de muertos se elevó a 156 y la de heridos a más de 1.200. El 12 de junio, algunos empresarios, estudiantes y organizaciones civiles convocaron a un paro cívico de 24 horas a partir del 14 para ejercer mayor presión contra el presidente Daniel Ortega.

El paro también exigió el cese a la represión y las medidas que ha tomado el gobierno para frenar las protestas. El paro inició este jueves con una 'cacerolada' en las calles de distintas ciudades del país centroamericano.

En diversas ciudades la gente salió con sus instrumentos a las calles. En algunos lugares donde las calles permanecen bloqueadas o hay barricadas, el ambiente fue de fiesta, ya que sirvieron de reunión para los manifestantes 'autoconvocados'.

La gente también gritó consignas como "¡pueblo, únete!" o "¡de que se van, se van!", en referencia a Ortega y a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

¿Qué desató la crisis y por qué luchan los nicaragüenses?

La reforma al Seguro Social

Las manifestaciones empezaron este miércoles en contra de la reforma del Seguro Social, la cual consistía en que los empleados debían aportar un 0,75% adicional de su salario, los empleadores un 3,5% más y los jubilados tenían que aportar el 5% de su pensión.

Según el gobierno, las medidas se tomaron con el fin de sanear las finanzas del seguro social y superar un déficit fiscal de 76 millones de dólares. Solo en el primer día de protestas, las autoridades reportaron 10 personas muertas.

Días después Daniel Ortega anunció el retiro de la reforma. Sin embargo, una vez iniciado el movimiento social, no hubo marcha atrás. Grupos estudiantiles se unieron y el movimiento incluyó manifestaciones en contra de la corrupción la libertad de prensa e incluso exigir la renuncia de Ortega.

Más allá de la reforma pensional, el clima de la protesta se acaloró cuando la población empezó a por el incrementos de los precios de la canasta básica, el deterioro del poder adquisitivo, la baja de salarios, el desempleo y la parálisis de los programas sociales financiados por la cooperación venezolana.

El gobierno de Ortega respondió con la fuerza y para el 23 de abril ya se reportaban 27 muertos.

Protestas en Nicaragua

Las manifestaciones dejaron de ser solamente por la reforma pensional, e incluyeron otras situaciones sociales.

Foto:

EFE

Mesa de diálogo

Ortega anunció la instauración de una mesa de diálogo nacional el 16 de mayo, casi un mes después del estallido de la crisis. Los diferentes grupos sociales pidieron el cese de la represión como garantía para el diálogo.

La iglesia jugaría un papel mediador en medio de la crisis, pero el 31 de mayo, la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) anunció que no seguiría negociando mientras “el pueblo siga siendo reprimido y asesinado”. Esto, luego de que en menos de 24 horas se registraran 15 muertos más y 199 heridos.

El pasado 8 de junio se abrió una nueva posibilidad de diálogo cuando la CEN entregó al gobierno una propuesta para la negociación y pidió a cambio una respuesta por parte de Ortega.

Esta es la mesa que se establecería de nuevo este viernes 15 de junio.

Protestas en Nicaragua

Diferentes actores sociales convocaron a un nuevo paro para el próximo 14 de junio.

Foto:

EFE

Pronunciamientos internacionales

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, declaró su apoyo al gobierno de Ortega, y afirmó que las protestas se tratarían de “emboscadas” de grupos violentos contra su homólogo. Están enfrentando una emboscada violenta de grupos que lamentablemente le han hecho ya mucho daño", dijo Maduro.

El papa Francisco, la Unión Europea, Estados Unidos y México han hecho un llamado a la calma y han tomado decisiones en el marco de la crisis. Estados Unidos, por ejemplo, suspendió las actividades en su embajada en Managua desde el pasado 24 de abril. Además, retiró algunos de sus funcionarios del país.

La ONU, por su parte, pidió al gobierno evitar los ataques contra los manifestantes y manifestó su preocupación por el cierre de medios de comunicación que estaban cubriendo las protestas: "El Estado nicaragüense debe cumplir sus obligaciones internacionales para garantizar que las personas puedan ejercer libremente sus derechos a la libertad de expresión y a la libertad de reunión pacífica y asociación" afirmó en abril la portavoz de la Oficina de Derechos Humanos Liz Throssell.

El gobierno de Colombia, a través de la cancillería, hizo un llamado al diálogo “para detener el derramamiento de sangre de la población, la violación de los derechos humanos y para evitar el escalamiento a una mayor confrontación”.

ELTIEMPO.COM
*Con información de AFP y EFE

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA