Latinoamérica

‘Si la constituyente se instala, la gente no se va a quedar tranquila'

Seis preguntas a José Elías Torres, presidente de la Confederación de Trabajadores de Venezuela.

José Elías Torres, presidente Confederación de Trabajadores de Venezuela

José Elías Torres, presidente Confederación de Trabajadores de Venezuela

Foto:

@jetorresv

25 de julio 2017 , 09:07 p.m.

¿Por qué se está sumando a un paro convocado por los partidos políticos de oposición?

Desde el momento en que el gobierno convocó la Asamblea Nacional Constituyente, el primero de mayo, nos pronunciamos en contra porque al revisarla, la forma como está planteada, queda claro que es violatoria de la Constitución. Se vio que era una respuesta política a la presión electoral y la poca popularidad que tiene para retardar un inminente proceso democrático. No es para atender los graves problemas del país, en ninguna parte vimos que buscara atacar la inflación o reactivar el aparato productivo. Esto no es otra cosa que ganar tiempo para mantenerse en el poder.

Luego, al revisar las bases comiciales vimos que estas dicen cuándo empieza la constituyente, pero no cuándo termina, podría ser eterna, también que es excluyente, por sectores, y eso es un eminente ataque para la democracia venezolana y para los trabajadores, que tenemos una serie de beneficios establecidos en la Constitución vigente. Nuestros estatutos nos ordenan defender la Constitución y la democracia y nos permiten mancomunar esfuerzos con otros sectores para tal fin, y es evidente que corremos peligro.

¿Por qué este paro es diferente al del 2002? Aquel se extendió y terminó siendo un desastre…

En ese paro, los sectores petroleros fueron los primeros en presionar con mucha fuerza y luego se involucró toda la sociedad. Ese también comenzó de 48 horas y por provocaciones del Gobierno se extendió casi indefinidamente, alcanzando un desgaste que no fue bien manejado estratégicamente. También fue en el mes de diciembre y esa fecha es fatal. En la situación actual tenemos a una clase de trabajadores prácticamente toda consciente de la gravedad de lo que está pasando. No es por la reivindicación de un solo sector, sino todo el país. Tenemos gente comiendo de la basura, una inseguridad asfixiante, un aparato productivo destruido y esta vez el país completo está en alerta.

Fuimos a un plebiscito para demostrarle que somos más de 7,6 millones pidiendo cambio, el paro del 20 de julio fue seguido por más de 80 por ciento de la población y resulta que el Gobierno se hace de oídos sordos, entonces a la MUD y a la sociedad no les queda más remedio que radicalizar.

¿Cómo ve la disposición de los trabajadores para participar?

De los 24 estados 18 federaciones regionales han dicho espontáneamente que participarán y han llamado a sus trabajadores. Se han manifestado de forma contundente también al menos 15 federaciones nacionales, como de la construcción, los trabajadores del plástico, maestros, alimentos…

¿No temen represalias por parte del Gobierno?

Las represalias vienen con paro o sin paro. El Gobierno viene violando todas las garantías que tienen los trabajadores en la Constitución, en la Ley Orgánica del Trabajo, en los tratados internacionales. Los trabajadores estamos siendo perseguidos, no nos dejan hacer nuestras elecciones internas, cuando reclamamos la actualización de nuestras contrataciones nos han puesto presos, todo eso sin necesidad de paro. ¿Qué puede ser más grave que eso? ¿Qué tiene el pueblo para perder si nos han quitado todo? ¿Perseguirnos, meternos presos, quitarnos las casas sindicales? Ya todo eso lo han hecho y por eso ya el pueblo no tiene temor.

¿Qué pasa si se instala la constituyente?

Nosotros estamos trabajando duro para tener el mismo o más éxito que el 20 de julio, cuando el 80 por ciento de la gente paró. Debo reconocer objetivamente que en algunos estados se paralizó 50 y 60 por ciento, pero en otros hasta 90 por ciento. Creemos que movilizar por 48 horas debe dar al Gobierno mucho que pensar sobre si va a seguir pisando el acelerador de la irresponsabilidad. Es necesario un proceso de recomposición, de lo contrario habría más violencia porque el pueblo está muy motivado a seguir en la lucha. Si se instala la constituyente, la gente no se va a quedar tranquila, aquí no vendría la normalidad, el pueblo exige elecciones y que le devuelvan el poder a la Asamblea Nacional, hay todo un menú de cosas que puede aplacarnos, pero la constituyente no es.

Son constantes las amenazas del Gobierno hacia los funcionarios públicos. ¿Cómo espera que respondan a la huelga?

A los empleados del sector público les decimos que ellos son empleados del Estado, no del gobierno. A esos más de 3 millones de funcionarios les decimos que ya consignamos un escrito ante la OIT denunciando los chantajes de Maduro, que ha exigido a los trabajadores que pongan a votar a la gente o si no serán despedidos. Ya hicimos esta denuncia de esta discriminación y hemos recibido respuesta en menos de 10 días. Nos han dicho que están en cuenta y que están pidiendo explicaciones al Gobierno, que tendrá que probar lo contrario. Radicalizaremos las denuncias a medida que aumenten, no vamos a dejar solos a los trabajadores.

INTERNACIONAL

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA