Latinoamérica

Este es el caso que tiene a Rafael Correa en la mira de la justicia

Hay una orden de captura al expresidente por supuesto involucramiento en secuestro de un opositor.

Rafael Correa

Manifestacioones en apoyo del expresidente ecuatoriano, Rafael Correa en Quito.

Foto:

Reuters

07 de julio 2018 , 07:16 p.m.

El expresidente de Ecuador Rafael Correa enfrenta una orden de captura que podría traerlo de vuelta al país con esposas desde Bélgica, donde reside desde que dejó el poder en 2017.

La orden fue dictada por la jueza de Garantías Penales de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), Daniella Camacho, quien también dispuso la notificación para la Interpol a fin de emitir una circular roja en contra del exmandatario.

El caso que enreda a Correa ocurrió en Colombia y lo relaciona presuntamente con el secuestro del opositor Fernando Balda. Estas son las claves para entender este hecho.

Para eso él debería demostrar que se trata de un perseguido político y cumplir los requisitos que Bélgica imponga para el efecto.

Fue secuestrado en Bogotá

Fernando Balda residía en Bogotá, en el barrio Modelia, con su esposa y cuatro hijos. Había dejado Quito, huyendo de lo que él calificó una “persecución política”.

La noche del 13 de agosto del 2012 fue secuestrado en el norte de Bogotá, después de reunirse con el agente de la Secretaría de Inteligencia Raúl Chicaiza. Sus captores lo subieron a una camioneta y trataron de drogarlo dentro del automotor. Tomaron la autopista Norte, pero un taxista que se dio cuenta del plagio dio aviso a las autoridades. Los secuestradores que lo tuvieron en su poder cerca de hora y media se vieron obligados a dejarlo en libertad por la presión de la Policía.

¿Quiénes participaron en el rapto?

Los cuatro hombres y la mujer que participaron en el secuestro son colombianos. En su gran mayoría de Puerto Tejada (Cauca). Fueron contactados por Karin Shek Mina, suboficial del Ejército y del mismo municipio.

Los secuestradores fueron capturados y juzgados en Colombia, todos aceptaron su participación y lograron un preacuerdo en septiembre del 2014 con el Juzgado Tercero Penal de Conocimiento de Bogotá, que los condenó a 48 meses de cárcel y al pago de una multa de 200 salarios mínimos. Hoy, todos se encuentran en libertad condicional.

¿Qué ha hecho Colombia?

La Fiscalía de Colombia le solicitó a Interpol que emita una circular azul, de ubicación contra los ciudadanos ecuatorianos Raúl Chicaiza, Diana Jessica Falcón Querido y Jorge Armando Espinoza Méndez con el fin de avanzar en la investigación para determinar si hubo otras personas involucradas en el plagio y definir además a los autores intelectuales.

Fernando Balda

Fernando Balda, exasambleista ecuatoriano que denunció al expresidente Rafael Correa.

Foto:

Efe

¿Cómo ha reaccionado Correa?

Correa es el más alto funcionario en ser vinculado a este caso, por el que también hay tres agentes de inteligencia y un excomandante de la policía detenidos.
El exgobernante denuncia una “persecución política y judicial”, en medio del duro enfrentamiento que libra con su sucesor y exaliado, Lenín Moreno.

En su primera declaración voluntaria, Correa negó en Bruselas conocer a los policías implicados en el caso. Además, el exmandatario expresó en su cuenta de Twitter que “todo es un vulgar montaje” y que “Jamás podrán mostrar una sola prueba” de su participación en la organización del secuestro.

Relaciones con la región

Ecuador anunció el miércoles que llamó a consultas a su embajador en Bolivia y suspendió el viaje de su nuevo representante a Venezuela a raíz de que los mandatarios de esos países rechazaran una orden de prisión contra Correa.

¿Qué dice el presidente Moreno?

Por su parte, Moreno ha dicho que no le interesa “si Correa es apresado o no”. “No me interesa si el señor Correa es apresado o no, no me interesa de forma particular, ya manifesté cuál era mi deseo interior: ojalá no sea culpable”. Aunque pidió a Correa que “dé la cara” y garantizó la independencia judicial en el país.

Las opciones que le quedan

Para que pueda ser enjuiciado, Correa deberá estar en Ecuador, pues el secuestro es un delito por el cual la ley ecuatoriana impide el proceso en ausencia. Si no es detenido o no se presenta al eventual juicio, el proceso quedará en suspenso y prescribiría en seis años.

La defensa de Correa aún puede pedir la sustitución o revocatoria de la prisión preventiva. Sin embargo, el expresidente ya incumplió la disposición de presentarse periódicamente ante la autoridad en Quito. “Veo poco probable que la medida sea revocada, pero jurídicamente tiene todavía esa alternativa”, dijo el constitucionalista ecuatoriano Juan Francisco Guerrero.

Correa también ha anticipado la posibilidad de solicitar asilo en Bélgica, de donde es su esposa. “Para eso él debería demostrar que se trata de un perseguido político y cumplir los requisitos que Bélgica imponga para el efecto”, apuntó Guerrero.

REDACCIÓN INTERNACIONAL Y JUSTICIA
Con información de AFP

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA