Latinoamérica

EE. UU. anuncia nuevo paquete de sanciones contra Venezuela

El gobierno de Donald Trump hará el pedido ante la OEA y pedirá que se posterguen las elecciones.

Mike Pence

Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, quien anunciará más sanciones contra Venezuela.

Foto:

AFP

07 de mayo 2018 , 03:38 p.m.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, anunciará este lunes nuevas
sanciones contra Venezuela en un discurso ante la Organización de Estados Americanos (OEA), dijo uno de sus asesores.

El asistente, que habló bajo condición de anonimato, se negó a proporcionar detalles sobre las sanciones antes de su discurso, fijado para las 1725 GMT (12:25 del día en Colombia).

Se espera también que Pence solicite una postergación de las elecciones en
Venezuela, programadas para el 20 de mayo
, dijo el asesor.

Pence ya ha llamado a la comunidad internacional a aumentar la presión sobre el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, a quien Estados Unidos responsabiliza por la profunda recesión e hiperinflación que ha provocado escasez de alimentos y medicinas y una ola de inmigrantes hacia países vecinos.

El gobierno del presidente estadounidense Donald Trump ya impuso algunas
sanciones financieras e individuales contra la administración de Maduro, acusando a funcionarios de alto rango de abusos y corrupción.

Washington también ha sopesado la aplicación de nuevas sanciones vinculadas al petróleo contra una empresa de servicios petroleros y coberturas de seguros para tanqueros que trasladan crudo venezolano.

El anuncio tiene lugar en momentos que los precios del petróleo subieron el lunes a sus niveles más altos desde fines de 2014, alentados por nuevos problemas para la compañía petrolera venezolana PDVSA y una inminente decisión respecto a si Estados Unidos reimpondrá sanciones a Irán por su programa nuclear.

Venezuela acusó la semana pasada a la Organización de los Estados Americanos (OEA) de señalar su crisis para preparar una intervención militar, después de que doce naciones de la región y varios expertos denunciaran en Washington la situación humanitaria del país. "Se está construyendo un caso de intervención en
Venezuela, aquí hay un teatro montado", sentenció el viceministro venezolano para América del Norte, Samuel Moncada, en una de sus duras afirmaciones en Salón Bolívar de la OEA.

Esa fue su descripción del Consejo Permanente Extraordinario sobre Venezuela convocado en la OEA a propuesta de Estados Unidos, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú.

La sesión comenzó, como todas las que se celebran sobre Venezuela sin su aprobación, con las quejas de la delegación de ese Estado y las de la de su fiel aliado, Bolivia.

En esta ocasión, Nicaragua y Ecuador, tradicionales socios de Caracas, no salieron en su defensa y optaron por no intervenir en toda la reunión, que duró tres horas.

Los Estados de la OEA invitaron a tres expertos para que aportaran datos sobre la situación humanitaria en Venezuela y doce países tomaron la palabra después para subrayar la gravedad de la crisis y sus consecuencias en toda la región, con el gran aumento del número de inmigrantes en varias naciones.

Las delegaciones que denunciaron la situación en Venezuela fueron Colombia, México, Argentina, Chile, Panamá, Perú, Costa Rica, Paraguay, Guatemala, Uruguay, Estados Unidos y Brasil. El secretario general de la OEA, Luis Almagro, consideró la sesión "un importante paso" porque, según su interpretación, "Venezuela ha reconocido finalmente la existencia de una crisis humanitaria", algo que Moncada negó haber hecho. "También queda claro, y esto en función de todos los expertos, que la crisis es autoinflingida por el régimen bolivariano a su pueblo", dijo Almagro en declaraciones a un grupo de periodistas tras la reunión.

En este contexto, el excanciller uruguayo pidió a los Estados de la OEA "más
sanciones y sanciones más duras" a los "funcionarios de la dictadura y a sus familiares" y consideró que "la peor sanción para Venezuela son 6 ó 12 años más del régimen de Maduro". Moncada, que también habló con la prensa tras la sesión, negó rotundamente haber admitido que en Venezuela haya una crisis humanitaria.

"No niego las dificultades económicas, llámelo crisis económica, pero cuando hablan de crisis humanitaria es que el Estado colapsó", afirmó, para añadir que, con ese argumento, los países de la OEA quieren justificar que es necesario el "tutelaje" de
Venezuela y preparar el terreno para una "intervención" que "derroque" al actual Gobierno.

"Nosotros tenemos que actuar, el Gobierno que salga el 20 de mayo (elecciones presidenciales en Venezuela) tiene que cambiar radicalmente la situación económica, hacer un nuevo programa de refundación económica que cambie el modelo actual que ya se agotó, lo que no podemos permitir es que vengan a creer que pueden tutelarnos a nosotros", indicó.

Anuncio previo

Sin embargo,  la semana pasada Estados Unidos dijo que está dispuesto a levantar las
sanciones económicas contra Venezuela si ve cambios políticos y económicos de sus dirigentes en favor del pueblo venezolano.

"Con mucho gusto revertiríamos esas sanciones financieras cuando el gobierno o los funcionarios cambien su rumbo", afirmó Michael Fitzpatrick, subsecretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental el lunes pasado. "Cuando tengan voluntad de restablecer la rendición de cuentas sobre su control de los flujos financieros, cuando puedan y deseen reinvertir en el país, cuando tengan voluntad de tomar simples pasos para respetar la Constitución y la Asamblea Nacional (cuerpo legislativo), de abrir canales humanitarios, ese tipo de cosas podría revertir las
sanciones", precisó.

El mensaje es claro, aseveró: Estados Unidos no recompensará "malas conductas", ni será "cómplice" del "saqueo" de Venezuela por parte de sus gobernantes. Fitzpatrick consideró "falso" que el agravamiento de la crisis económica venezolana se deba a las sanciones impuestas por Washington, como afirma el presidente venezolano Nicolás Maduro. "Es un argumento falso porque el colapso de la economía venezolana es muy anterior al inicio de las medidas económicas de Estados Unidos contra el régimen, que recién comenzaron a aplicarse en agosto pasado", dijo durante un foro sobre la crisis humanitaria en Venezuela.

En los últimos meses, el gobierno de Trump ha aplicado numerosas sanciones económicas contra Maduro y funcionarios o exfuncionarios venezolanos, además de prohibir a entidades estadounidenses negociar deuda del Estado venezolano o de su petrolera PDVSA, y comerciar con el petro, la criptomoneda lanzada por Caracas.

Según Fitzpatrick, "las cosas han empeorado en Venezuela", con mayor restricción del espacio democrático e hiperinflación, pero la crisis humanitaria y el "éxodo masivo" que sufre la otrora potencia petrolera son resultado del gobierno de Maduro. "Los orígenes de esta crisis política y económica están, de hecho, en decisiones políticas y económicas del régimen. No ha habido un terremoto o un tsunami", afirmó. "Está muy claro, la gente huye, se va. Como dijo Ronald Reagan, la gente vota con los pies", añadió.

Venezuela celebrará elecciones presidenciales el próximo 20 de mayo, en las que Maduro busca la reelección. Washington, que considera el gobierno de Maduro una "dictadura" que amenaza la seguridad nacional y los intereses estadounidenses, ha declarado ilegítimos esos comicios.

REUTERS-EFE-AFP

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA