Latinoamérica

Suerte del presidente Kuczynski queda en manos del Congreso peruano

Por escándalo Odebrecht, la otra semana se discutiría pedido de vacancia presentado por oposición.

Pedro  Pablo  Kuczynski

El presidente peruano (centro) afirmó el jueves en la noche que se someterá a las investigaciones. Lo acompañaron sus ministros.

Foto:

Reuters

15 de diciembre 2017 , 11:03 p.m.

Legisladores opositores de Perú presentaron el viernes una solicitud en el Congreso para remover al presidente Pedro Pablo Kuczynski de su cargo por “incapacidad moral”, después de que la constructora Odebrecht reveló pagos millonarios a empresas vinculadas al mandatario.

El pedido de “vacancia” (destitución) fue suscrito por legisladores de varios partidos políticos, que no quedaron convencidos cuando Kuczynski rechazó haber recibido pagos indebidos de la constructora, investigada por sobornos, en un mensaje televisivo la noche del jueves en el que apareció rodeado de su gabinete.

“Lo que queda claro es que el Perú no puede seguir estando dirigido por un presidente que le miente constantemente a su pueblo”, dijo Daniel Salaverry, uno de los portavoces del partido opositor Fuerza Popular, que controla el parlamento.
La vacancia es una figura que el Congreso puede invocar por incapacidad moral o física del mandatario, entre otras causas.El proceso para remover al presidente podría llevarse a cabo la próxima semana, dijo en rueda de prensa el presidente del Congreso, Luis Galarreta.

Juego de poder

La oposición tiene las 87 bancas necesarias para dar luz verde a la remoción del mandatario.

Kuczynski había ofrecido reunirse el 22 de diciembre con la comisión legislativa que investiga los casos de corrupción de Odebrecht para brindar detalles de su relación con las consultoras que recibieron dinero de la firma brasileña.

“Si se inicia el proceso de vacancia, el presidente tiene todo el derecho de acercarse al Congreso con su abogado a ejercer su defensa”, afirmó Salaverry.

Kuczynski, un exbanquero de 79 años que asumió el poder el año pasado, dijo en su mensaje televisivo el jueves que se someterá a las investigaciones de la fiscalía y el Congreso y pidió que se le levante el secreto bancario.

Odebrecht, acusada de corrupción en varios países de América Latina, informó esta semana al Congreso peruano que pagó 4,8 millones de dólares a dos consultoras vinculadas a Kuczynski, una de ellas cuando era funcionario del gobierno del expresidente Alejandro Toledo entre 2001 y 2006.

Los mercados se desplomaron esta semana por la turbulencia política en el país minero, pero el jefe del Banco Central, Julio Velarde, dijo el viernes que el mal desempeño del mercado sería temporal.

El funcionario pareció decepcionado por Kuczynski. “Tenía muy buena imagen de él efectivamente, y allí lo dejo”, dijo a periodistas.

El balance de fuerzas en el Congreso no ayuda al conservador Kuczynski, que desde que asumió a mediados del 2016 mantiene una relación ríspida con el parlamento.

El partido de izquierda Frente Amplio, que apoyó a Kuczynski en los comicios, el socialdemócrata Apra del expresidente Alan García y el derechista Alianza por el Progreso respaldarán la vacancia si Kuczynski no renuncia.

Fuerza Popular, liderado por la excandidata presidencial Keiko Fujimori, tiene 72 asientos; Frente Amplio, 10; Alianza por el Progreso, 9; y Apra, cinco.

Si el Congreso vota a favor de esta moción, el primer vicepresidente, Martín Vizcarra –también embajador en Canadá–, debe gobernar. Si él renuncia, lo reemplaza la segunda vicepresidenta, Mercedes Aráoz, jefa del Consejo de Ministros. Si ella decidiera no aceptar el cargo, lo sucede el presidente del Congreso, Luis Galarreta, quien debe convocar a elecciones generales.

Los otros exmandatarios acusados de soborno

El escándalo de Odebrecht ya implicó a dos expresidentes en Perú, Ollanta Humala y Alejandro Toledo, acusados de sobornos. Humala está en prisión mientras espera un juicio y Toledo –que vive en EE. UU.– tiene una orden de captura con fines de extradición. Además, la Fiscalía investiga las dádivas que la firma dio al expresidente Alan García por la construcción de la línea 1 del metro de Lima. Por su parte, la excandidata a la presidencia Keiko Fujimori es investigada bajo sospechas de que recibió dinero de la constructora para su campaña electoral del 2011.

REUTERS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA