Latinoamérica

Las latinoamericanas mueren por ser mujeres

La región tiene 14 de los 25 países del mundo con las tasas más altas de feminicidio.

Jineth Bedoya

Jineth Bedoya Lima es periodista, defensora de derechos humanos y líder de la campaña que combate la violencia contra las mujeres denominada 'No es Hora de Callar'.

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO

27 de junio 2018 , 10:27 p.m.

La violencia contra las mujeres persiste en la región debido a la impunidad y a un clima de permisividad social, según analizan expertos.

En los últimos años hubo avances significativos en la región, con la aprobación en 18 países (entre ellos Argentina, Brasil, Colombia y Ecuador) de leyes o reformas a los códigos penales, en que se tipifica el delito de asesinato de una mujer bajo la denominación de 'feminicidio'.

"Hemos tenido importantes avances en normativa, pero a pesar de eso la tasa de femicidios sigue siendo alta", afirma Ana Aminta Madrid, ministra del Instituto Nacional de la Mujer de Honduras, uno de los países con mayor número de feminicidios.

Pero a pesar de esto, el panorama en la región es desolador: de los 25 países del mundo con las tasas más altas de feminicidio, 14 están en América Latina y el Caribe.

Para erradicar este flagelo "se necesita un cambio cultural importante", manifiesta Isabel Plá, ministra chilena de la Mujer y la Equidad de Género. "En nuestras sociedades aún no hay un consenso de que en ninguna circunstancia una mujer puede ser violentada", afirma.

Pablo Navarrete Gutiérrez, coordinador de asuntos jurídicos del Instituto Nacional de Mujeres de México, achaca también el clima de extrema "permisividad social" frente a los feminicidios en su país, en donde mueren más de siete mujeres al día víctimas de la violencia machista.

"En nuestras sociedades aún no hay un consenso de que en ninguna circunstancia una mujer puede ser violentada"

Según Kathleen Taylor, directora de ONU Mujeres para América Latina y el Caribe, el principal refugio de la violencia de género es la impunidad: "Esa es la gran deuda que tenemos, que básicamente una mujer va a poner una denuncia y no hay una condena", explica.

Según cifras de la ONU, para 2016 un 98% de feminicidios y otras formas de violencia contra las mujeres quedó impune
en la región por falta de aplicación real de las leyes, y de una baja inversión en la infraestructura requerida para la protección real de las víctimas y la sanción de los agresores.

ELTIEMPO.COM
*Con información de AFP

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA