Latinoamérica

Este domingo, Piñera y Guillier definen carrera presidencial de Chile

Aunque en primera vuelta ganó el derechista, una nueva fuerza de izquierda cambiaría el panorama.

Elecciones en Chile

Los candidatos Sebastián Piñera y Alejandro Guillier (izq.).

Foto:

EFE

17 de diciembre 2017 , 11:55 a.m.

Chile escogerá este domingo entre la continuidad de la izquierda en el Gobierno con el periodista oficialista Alejandro Guillier, y el ascenso de una derecha renovada de la mano del expresidente Sebastián Piñera, en una segunda vuelta presidencial cuyos resultados, según los sondeos, será muy estrecha.

Voto a voto, se espera que alrededor de 14 millones de personas definan quién será el próximo mandatario. En los más recientes sondeos, Piñera obtiene 46,1 contra 43,6 del oficialista, es decir, un virtual empate técnico.

Aunque en la primera vuelta del pasado 19 de noviembre el exmandatario resultó primero con 36,64 por ciento, el 22,70 de Guillier, más el ascenso del Frente Amplio, una nueva coalición de izquierda que en poco tiempo se convirtió en la tercer fuerza política más importante, no se sabe cómo votarán las personas que apoyaron el nuevo partido.

No hay premonición que valga sin encuestas confiables. La predicción en las primeras votaciones auguraba que Piñera iba a obtener un porcentaje de votos mayor al 40 por ciento, pero el resultado fue mucho menor.

En un país donde el voto es voluntario y el conteo se hace de manera manual, el margen de participación en la primera vuelta no alcanzó a superar el 50 por ciento, por lo que ambos candidatos tienen el reto de movilizar un electorado más extenso que les dé mayores posibilidades de ganar. A pesar de que el Frente Amplio no llegó a la segunda vuelta, la influencia de su aparición en el ámbito político es indudable para estas elecciones.

“El Frente Amplio podría estar haciendo una muralla de contención para evitar la fuga de electores que se han venido descolgando del proceso electoral el último tiempo”, afirmó a EL TIEMPO Jaime Bassa, profesor de la Universidad de Valparaíso y militante del Frente Amplio.

La clave en estos comicios es que más chilenos salgan a elegir. La balanza puede inclinarse por Guillier a pesar de que las últimas encuestas dan por ganador a Piñera. Joaquín Fermandois, profesor de la Universidad Católica de Chile e investigador del Centro de Estudios Públicos, le dijo a este diario que en estos comicios aplica “la ley de probabilidades”.

“Es probable que los votos de la izquierda se junten y den la victoria a Guillier. Pero si los votantes siguen siendo pocos, Piñera puede resultar favorecido porque su electorado está más motivado”, aseguró Fermandois.

No obstante, el analista aclaró que “aunque lo más probable es que el Frente Amplio prefiera a Guillier por la proximidad ideológica, el voto de este sector no es disciplinado”, haciendo referencia al origen social de este partido que en su mayoría congrega sectores estudiantiles.

“Guillier debía ampliar su cobertura electoral y para eso empezó a acercarse discursivamente a los electores del Frente”, dijo Bassa.

María Jaraquemada, directora de investigación del centro de estudios Espacio Público, dijo que “es difícil saber si la gente que votó por el Frente Amplio se siente convocada donde no va la candidata por la cual votaron”. Por lo tanto, la votación de esa coalición a favor de Guillier sigue siendo incierta a pesar de su creciente acercamiento.

Piñera, por su parte, prefirió el apoyo de la derecha sobre el del partido Demócrata Cristiano, lo cual, a pesar de su origen político, es una jugada de doble filo. Para Bassa, “el margen de crecimiento del apoyo a Piñera es estrecho porque muchos de la extrema derecha pinochetista en Chile lo consideran como alguien moderado que traicionó a la familia militar”.

Ambos aspirantes convergen en mantener un modelo económico de libre mercado, pero en temas como educación, salud y pensiones mantienen distancia. En el tema de pensiones, Piñera pretende incluir nuevos actores como compañías de seguros, además de apoyar la creación de un fondo de pensiones estatal. Guillier, en comparación, apoya por completo la reforma de la presidenta Michelle Bachelet.

Piñera prometió corregir “algunas de las reformas” de Bachelet, mientras que Guillier pretende continuar con sus avances. Sin embargo, para Fabián Pressacco, sociólogo especialista en análisis y administración de políticas estatales, “el reto está dado por la continuidad de las reformas que ya impulsó Bachelet en su segundo gobierno”.

Gane quien gane, la agenda política de la mandataria permanecerá en los siguientes cuatro años.

Para Pressacco, la mandataria será la “gran triunfadora” de este proceso, porque el grueso de estas elecciones retoma puntos de su agenda de gobierno.

ALEJANDRA MARTÍNEZ RICO
Redacción Internacional

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA