Latinoamérica

Ecuador pedirá a Interpol el arresto de Rafael Correa 

El exmandatario debía presentarse ante un juez en Quito, pero incumplió la medida cautelar.

Rafael Correa

El miércoles pasado, Correa fue citado por la Fiscalía para el próximo lunes con el fin de “recoger su versión sobre los hechos que se investigan” en el denominado caso Petrochina.

Foto:

Daniel Tapia / Reuters

03 de julio 2018 , 07:31 p.m.

La Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador aceptó hoy la petición de la Fiscalía General de solicitar a la Interpol el arresto y extradición del expresidente Rafael
Correa
, tras haber desoído la medida cautelar de presentarse en Quito este lunes.

La jueza Daniella Camacho dictó la prisión preventiva para el expresidente en una audiencia especial en la que se revisaban las medidas cautelares que se impusieron al exmandatario el pasado 18 de junio, tras ser vinculado penalmente al caso de secuestro del exasambleísta Fernando Balda.

Correa, que reside en Bélgica desde hace un año, debía haberse presentado ante el CNJ, pero en su lugar decidió hacerlo en el Consulado de su país en Bruselas. En la audiencia de este martes, la jueza aceptó la petición del fiscal General encargado, Paúl Pérez, de ordenar el arresto preventivo de Correa por no cumplir la orden judicial de comparecencia, y también la de emitir una difusión roja a la Interpol pidiendo su arresto y extradición.

El abogado de Correa, Caupolicán Ochoa, que había pedido la audiencia para sustituir las medidas cautelares originales y que Correa pudiera comparecer en Bruselas, lamentó la decisión y recordó que no existía una "petición estricta del fiscal" del Estado con respecto a la prisión preventiva, porque el fiscal Pérez aún no ha asumido sus funciones oficialmente.

"Existe solamente una solicitud del 'fiscal general encargado', que no está posesionado", dijo Ochoa, quien manifestó que el proceso "no trata de hacer justicia sino de hacer venganza". "Hemos visto un escenario donde se han violado todas las garantías de carácter institucional", insistió al advertir que apelarán la decisión de Camacho.

El intento de secuestro del exasambleista se produjo en Colombia en la noche del 13 de agosto de 2012, cuando fue abordado por cinco personas, cuatro hombres y una mujer, que lo introdujeron con violencia en un vehículo y lo mantuvieron retenido por cerca de hora y media, tras lo cual fue rescatado.

En una reciente entrevista con EFE, Balda defendió que existen pruebas sólidas de que Correa está implicado en la orden de su secuestro. Sin embargo, el expresidente, que no descarta pedir asilo en Bélgica u otro país, asegura que no existen esas pruebas y denuncia que es objeto de una persecución política y mediática. En declaraciones a los medios tras salir de la audiencia, Balda, desde hoy parte de la acusación particular en el caso, anunció que iniciará una campaña para convencer a los Gobiernos europeos de que no le den asilo a Correa.

"Iniciaremos activismo en las embajadas europeas empezando por la de Bélgica. Acudiré con mis abogados a presentarles las evidencias para que constaten que esto no se trata de una persecución política sino de un crimen de Estado", manifestó.

Acudiré con mis abogados a presentarles las evidencias para que constaten que esto no se trata de una persecución política sino de un crimen de Estado

Por su parte, el expresidente ecuatoriano dijo hoy que dicha orden de detención preventiva forma parte de un "complot" político que ya se conocía desde hace meses.

En la que es su primera reacción a la decisión de la jueza, Correa recordó un mensaje de Twitter del 10 de noviembre de 2017 en el que Balda adelantaba su arresto. "Balda ya anunciaba en noviembre que se venían procesos judiciales que me pondrían orden de captura de Interpol. ¿Adivinó o es parte de un complot? Hagan sus apuestas. En las próximas horas enviaré un vídeo por redes. ¡Hasta la victoria siempre!", dijo el expresidente en un mensaje de Twitter.

Mientras tanto, el exasambleísta ecuatoriano Fernando Balda consideró hoy que la orden de arresto significa que su país empieza a "hacer justicia" por su intento de secuestro en Colombia en 2012.

"Se ha empezado a hacer justicia de una manera ejemplar. Se ha dado un paso más importante en la administración de justicia en el caso de mi secuestro", dijo Balda a los medios al concluir la audiencia.


Para Balda, la decisión de Correa "de no asistir ante el llamado de la jueza le ha convertido hoy en un prófugo de la justicia" y lo que "ha sucedido es consecuencia de los actos del expresidente". "Primero cometió un delito criminal como es el secuestro de manera transanacional y segundo incumplió la medida dictada por una juez competente", agregó.

Se ha empezado a hacer justicia de una manera ejemplar. Se ha dado un paso más importante en la administración de justicia en el caso de mi secuestr

"Recibimos este momento con mucha madurez, con mucha responsabilidad. Y como lo hemos anunciado tiene que haber justicia para todos los crímenes de estado cometidos durante el correísmo", declaró Balda.

Correa gobernó Ecuador entre 2007 y 2017 y durante sus años de Gobierno dividió al país con políticas y leyes que la oposición califica de represivas. Balda aseguró que no va "a descansar" y que su caso es "solo el primero" de los que se abrirán contra
Correa, porque "vamos a impulsar justicia por todos los casos".

EFE

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA