Latinoamérica

‘La devastación es casi absoluta’ en Puerto Rico por el huracán María

El ciclón dejó ciudades como San Juan destruidas e inundadas. Velocidad de vientos ha disminuido.

Puerto Rico sufre los estragos del huracán MaríaPuerto Rico sufre los estragos del huracán María
Huracán María en Puerto Rico

La isla se encuentra sin servicio de electricidad y más de 10.000 personas se han trasladado a refugios improvisados.

21 de septiembre 2017 , 09:34 a.m.

Sin poder contener las lágrimas, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, da cuenta de que en la ciudad la devastación fue "prácticamente absoluta" tras el paso del huracán María por Puerto Rico.

"Nuestra vida como la conocíamos cambió". "Hay mucho dolor, mucha devastación", dijo Yulín Cruz llorando ante un grupo de periodistas en un refugio de San Juan, cuyo techo se mecía por los furibundos vientos de 220 km/h que azotan la isla y que forzaron a los refugiados a congregarse en los pasillos.

"Muchas partes de San Juan están completamente inundadas (...). La devastación está tocando los cuatro puntos cardinales", añadió.

De otro lado, el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, solicitó este miércoles al presidente de EE.UU., Donald Trump, declarar la isla zona de emergencia tras el impacto esta del huracán María.

"Informo al pueblo que acabo de solicitarle al presidente Trump que declare a Puerto Rico zona de desastre",
señaló Roselló en su cuenta de Twitter.

El gobernador señaló en una entrevista telefónica con ‘GFR Media’ que por ahora no tiene reportes de víctimas mortales a causa del huracán María, pero sí conoce que los daños a las infraestructuras son "severos".

Disminuye velocidad

De acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, María se convirtió en la noche de este miércoles en un huracán de categoría 2 y avanza hacia la zona oriental de República Dominicana con vientos máximos de 110 millas por hora (175 km/h).

El organismo indicó que se encontraba a 75 millas (120 km) al este de Punta Cana, en República Dominicana, y se movía en dirección noroeste a 12 millas por hora (19 km/h). Se espera que recupere fuerza este jueves y vuelva a ser un huracán de categoría mayor. Además, se espera que continúe ese rumbo con un decrecimiento paulatino de la velocidad hasta el viernes por la mañana, hora local.

Sigue en vigor un aviso de huracán para Puerto Rico, Culebra y Vieques, de Cabo Engaño hasta Puerto Plata en la República Dominicana, las Islas Turcos y Caicos y las Bahamas.

El director de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Aemead), Abner Gómez, dijo en una conferencia de prensa a media jornada que todo Puerto Rico estaba sin electricidad. “Ya está en un 100 por ciento de gente sin luz”, dijo Gómez, según reportó el diario local Nuevo Día.

Suzette Vega, de 49 años, fue una de las refugiadas en la cancha del coliseo Roberto Clemente cuando el techo comenzó a mecerse y todos fueron transferidos.

“Cuando empezaron los vientos bien fuertes a azotar y el techo (...) vino la alcaldesa y nos desalojó a todos y tuvimos que subir inmediatamente al segundo y tercer piso con todas las pertenencias y los perritos”, contó.

“Un guardia me dijo ‘lo que pasa es que el techo está por colapsar’ y cuando miro arriba, el techo se estaba meneando como si fuera una hoja de papel. Le dije: ‘¿Pero ese techo es de cartón?’, y me dijeron: ‘No, es de cemento’ ”. “Yo escuchaba los cristales cayendo, pero no sabía de dónde venían, todos los pasillos se inundaron”, prosiguió Vega.

Poco después, la alcaldesa aseguró a reporteros que el estadio era seguro y “que no debía ocurrir absolutamente nada”. En el centro de San Juan, Imy Rigau, de 53 años, estaba guarecida en un pasillo de su apartamento, junto a su hijo de 23 años y su perro. Lloraba.

“Estamos encerrados todavía en el pasillo del apartamento, que lo tengo todo inundado de agua”, lloró. “Tenemos como un pie (30 cm) de agua”. Vive en un cuarto piso, pero el agua llega desde el apartamento superior del edificio de cinco pisos, cuyo techo aparentemente se rompió. “El agua bajó por la escalera como si fuera una cascada y toda esa agua se metió dentro de la casa”, contó.

En llamadas a la radio WKAQ 580 AM, los residentes daban cuenta de desastres desde todas partes del país.

Hay que reconstruir la ciudad capital del país, que tiene que decirle al mundo que estamos aquí”, agregó la alcaldesa de San Juan.

EFE y AFP

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA