Latinoamérica

Cuba busca modificar su Carta Magna sin ‘giros capitalistas’

En el proyecto de reforma no se incluye el término comunismo y se aprueba la unión homosexual.

Cuba

El presidente de Cuba Miguel Diaz-Canel (izq.) y el expresidente Raúl Castro (cen.), durante de la instalación de la Asamblea Nacional.

Foto:

AFP

22 de julio 2018 , 10:36 p.m.

En la Cuba del futuro desaparece el comunismo como política de Estado, pero incluye el ‘socialismo’, se abre la posibilidad del matrimonio homosexual y aunque la salud y la educación seguirán siendo gratuitas, contempla la posibilidad de cobrar cirugías estéticas voluntarias y másteres universitarios no requeridos por el Gobierno.

También se busca prohibir la “concentración de riqueza” y se recuperan las figuras del presidente de la República, como jefe del Estado, del vicepresidente y del primer ministro. Los mandatos se limitan a dos periodos de cinco años.

Son algunas de las modificaciones incluidas en el anteproyecto de la “reforma total de la Constitución” que reflejan el espíritu de los cambios económicos y sociales impulsados por Raúl Castro en los últimos años, pero mantiene inamovible la línea política.

El presidente –ahora del Consejo de Estado y de ministros–, Miguel Díaz-Canel, reiteró durante la inauguración de la IX legislatura de la Asamblea Nacional (AN) que “no hay ni habrá giros capitalistas”.

En el primer acto de la primera jornada de la sesión del parlamento, integrado por 605 diputados, se presentó y se aprobó el nuevo consejo de ministros, en el que se ratificaron 17 de los actuales y entraron nueve nuevos.

El cambio más notorio fue la salida del Gobierno de quien durante años fue el ‘zar económico’, Marino Murillo.

Con posterioridad comenzó el debate del borrador constitucional que, una vez aprobado por la AN, será consultado entre los cubanos que deberán aprobarlo en referendo.

El texto lleva años en preparación, pero entró en modo exprés a comienzos de junio cuando se creó una comisión de expertos presidida por Raúl Castro.

No hay ni habrá giros capitalistas

El Poder Legislativo se fusiona –para dar “una mayor continuidad y vinculación entre ambas instituciones”–la presidencia, vicepresidencia y secretario de la AN con la del Consejo de Estado, que es el órgano parlamentario que legisla durante todo el tiempo que la AN no está en sesión, es decir, casi todo el año, pues solo se reúne de manera ordinaria dos veces al año.

Sobre todos ellos se sitúa el Consejo Nacional de Defensa –cuyo titular es el presidente de la República– y con facultades para intervenir como “órgano superior del Estado que dirige al país durante las situaciones excepcionales y de desastre”.

Otra de las novedades destacables, que recoge el texto ampliado de 136 artículos a 224, es el reconocimiento del “papel del mercado” en la economía socialista, “la importancia de la inversión extranjera”, pues las autoridades admiten que necesitan unos 2.500 millones de dólares anuales para aumentar el crecimiento y el desarrollo.

En materia de derechos, se mantiene como principios del modelo económico “la propiedad socialista del pueblo y la dirección planificada de la economía que considera y regula el mercado”, pero a la propiedad “socialista de todo el pueblo” y la “cooperativa”, ya incluida, se agregan la “mixta, de las organizaciones políticas, de masas y sociales, privada y personal”. Con posterioridad, la ley podría definir otras y regular la creación de pequeñas y medianas empresas.

El Artículo 68, que define el matrimonio como “la unión de dos personas” generó muchas intervenciones. Se basa en el derecho a la no discriminación por identidad de género, origen étnico o discapacidad. El Código Civil regularía los detalles, entre ellos la posibilidad de la adopción, pero la Carta Magna abre la puerta a la posibilidad al matrimonio entre personas del mismo sexo, opción que ha provocado la protesta de evangélicos y metodistas.

En materia de justicia se contempla el derecho a la “presunción de inocencia” y a la intervención del abogado defensor en estados iniciales de los procesos.

La nueva Carta Magna reitera el carácter socialista del sistema político, económico y social, así como “el papel rector del Partido Comunista de Cuba como fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado” que seguirá siendo único.

El debate de esta reforma llega precedido por la reciente publicación en la Gaceta Oficial de nuevas normas que regulan el trabajo por cuenta propia (TCP) imponiendo mayores controles, aumentando los requisitos y trámites para obtener las licencias, y la elevación de impuestos hacen temer que el nuevo marco legal constituya un freno a la actividad que realizan 591.000 personas, la mayoría procedentes de empresas estatales, pero que se ha interpretado como un aumento de control que limitaría muchas de sus actividades.

El texto aprobado este domingo será puesto en consideración a la ciudadanía desde el 13 de agosto (fecha del natalicio de Fidel Castro) hasta el 15 de noviembre.

Milagros López de Guereño - Corresponsal de EL TIEMPO - LA HABANA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA