Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 06:23 p.m. - domingo 20 de abril de 2014

Mundo 12:07 a.m.

Somalia es el país más corrupto del mundo; Colombia ocupa el lugar 80

Somalia es el país más corrupto del mundo; Colombia ocupa el lugar 80

Marcha contra la corrupción que se realizó en agosto de 2011 .

Foto: Ana María García

El país latinoamericano mejor ubicado es Chile, mientras el más corrupto de la región es Venezuela.

Colombia, al igual que El Salvador y Perú, ocupa el lugar 80 en el informe que analizó a 183 países.

Somalia, Corea del Norte y Birmania presentan los mayores índices de corrupción en el mundo y se sitúan en el fondo del escalafón global de la ONG Transparencia Internacional.

Por Latinoamérica, Haití, Venezuela y Paraguay son los países que salen peor librados en esa lista.

El informe global que hoy presenta Transparencia Internacional estudió la problemática de la corrupción en 183 países. Según el reporte, África, Asia, Centro y Suramérica son las regiones donde existe mayor posibilidad de que se presenten vicios en el desempeño del poder.

En entrevista con ELTIEMPO.COM, Huguette Labelle, directora de Transparencia Internacional, dijo que "las prácticas irregulares en el ejercicio de los funcionarios se hacen reiterativas en las naciones donde los sistemas de gobierno no son democráticos, y donde es inexistente la presencia de organizaciones que regulen a los organismos de control".

El primer lugar del listado, que corresponde al país con el menor índice de corrupción, se lo lleva Nueva Zelanda.

Según Labelle, el narcotráfico, el crimen organizado, el tráfico de armas y el lavado de dinero son los factores que más corrompen a las instituciones en Latinoamérica. "Eso crea un círculo vicioso difícil de romper, ya que combatirlo se vuelve una tarea peligrosa y dura para los mismos gobiernos", afirmó.

Para el caso de Europa, los países más propensos a presentar graves casos de corrupción son Ucrania, Rusia y Bielorrusia.

Al contrario de la situación de estos países, Canadá y Chile encabezan el listado, por encima de Estados Unidos, al tener una percepción positiva y "altamente limpia" del desempeño de los cargos públicos.

Pobres y ricos

Las poblaciones que viven bajo dictaduras, sin acceso a la información y donde el ejercicio de los medios de comunicación no es libre, son en potencia áreas vulnerables y terreno apto para que la corrupción se vuelva una práctica cotidiana.

Según Transparencia Internacional, este fenómeno aumenta la brecha entre pobres y ricos, pues condena a la miseria a una gran parte de la población y limita la competitividad y crecimiento económico del país.

Para Labelle, "las sociedades cerradas convierten a las instituciones del gobierno en focos frágiles" que ratifican la continuidad de la apropiación indebida de los recursos.

La corrupción, explica Labelle, también vulnera el derecho al acceso a los servicios públicos como la educación y la salud.

"De la misma forma, se puede convertir en la oportunidad para que instituciones o individuos ejerzan influencias desmedidas en temas de política interna que terminen favoreciendo a particulares", agrega.

Según la directora de la ONG, "los gobiernos deben ejercer mayor control sobre sus leyes, mejorar las políticas públicas y los mecanismos de vigilancia, fortalecer el sistema de justicia de cada país y crear comisiones anticorrupción que identifiquen los problemas para así prevenir robos de dineros públicos y abuso de poder".

A Colombia le fue peor que en el 2010

De un total de 183 países evaluados, Colombia se encuentra en el puesto 80 del Índice de Percepción de Corrupción de Transparencia Internacional. Este resultado ubica a nuestro país en el puesto 14 en el continente, lo que significa que es menos corrupto que México, Bolivia, Panamá, Ecuador, Guatemala, Nicaragua, Honduras, República Dominicana, Paraguay y Argentina; y está a la par con Perú y El Salvador.

A pesar de eso, Colombia registró mayores niveles de corrupción que en años anteriores y cayó del puesto 78 que ocupó el año pasado.

Colombia adhirió a la Convención de lucha contra la corrupción de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), a la que ya suscriben los 34 países de la entidad, además de Argentina y Brasil.

"Estamos convencidos de que la adhesión de Colombia a la Convención anticorrupción reforzará no solamente su capacidad para luchar contra ese flagelo sino que permitirá intensificar los esfuerzos de la Ocde para erradicar la corrupción e instaurar reglas de juego equitativas", indicó el secretario general adjunto del organismo, Richard Boucher.

REDACCIÓN INTERNACIONAL

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper