Europa

Di Maio, el euroescéptico a las puertas del poder en Italia

La nueva figura de la política del país europeo apenas tiene 31 años.

Luigi di Maio, líder del M5E

Luigi di Maio (izquierda), líder italiano del Movimiento 5 Estrellas (M5E), con la mayor votación del domingo.

Foto:

Alberto Pizzoli / AFP

10 de marzo 2018 , 10:00 p.m.

Faltaban dos años para que Luigi di Maio naciera cuando el grupo de pop austriaco Opus lanzó en 1984 su canción ‘Live is Life’, tarareada desde entonces por generaciones de jóvenes de todo el mundo. 34 años después de su irrupción, este inolvidable tema fue el elegido por el candidato del Movimiento 5 Estrellas (M5E) para abrir sus mitines durante la campaña electoral de cara a las elecciones legislativas del domingo pasado en Italia.

La descarga de energía que supone ‘Live is Life’ era la mejor forma de preparar al auditorio para escuchar al líder del partido que acabó como la lista más votada de los comicios al conseguir el 32 por ciento de los sufragios.

Es un resultado excelente para una formación ‘anticasta’ y euroescéptica con solo nueve años de vida y basada en la protesta contra los partidos tradicionales, pero resulta insuficiente para formar gobierno.

Será a partir de ahora cuando Di Maio deba hacer valer sus cualidades para llevar al M5E al poder pactando con otras formaciones.

Este joven de 31 años, que pasó por las facultades de Ingeniería Informática y de Derecho sin llegar a licenciarse en ninguna de ellas, supone la cara más tranquila y elegante de su formación. No levanta la voz, va siempre vestido con impecables trajes, tiene una buena capacidad oratoria y una rápida capacidad de respuesta.

Su imagen es opuesta a la de Beppe Grillo, el explosivo cómico que impulsó el nacimiento del M5E con sus espectáculos políticos celebrados por las plazas de Italia.

Con ese aspecto y su pose de tipo serio, Di Maio queda bien cada vez que sale en televisión. Ofrece un aspecto institucional y un rostro atractivo que han sentado de maravilla al M5E en las urnas y lo han dejado con posibilidades de convertirse en el próximo primer ministro.

Camarero y azafato

Nacido en Pomigliano d’Arco, una ciudad a las afueras de Nápoles, trabajó como camarero, reparador de computadores, agente comercial e incluso como acomodador en el San Paolo, el estadio de fútbol donde juega el Napoli. Su declaración de renta en 2012 fue de cero euros. Todo cambió para él con las elecciones del 2013.

Primero consiguió colocarse como número dos en las listas del M5E en la región de Campania y luego entró en el Parlamento como diputado de la República italiana. “No dormí durante dos noches por la alegría. El teléfono no paró de sonar durante 48 horas, pero no respondía. Estaba cansado y confuso. No recuerdo nada de aquellos días”, reconoce en su biografía, escrita por un amigo de la infancia.

No era aquel el único momento emocionante que lo esperaba. La praxis parlamentaria preveía que al M5E le correspondiera la vicepresidencia de la Cámara de los Diputados, así que los legisladores de esta formación tuvieron que decidir quién iba a ejercer ese prestigioso cargo.

Votaron por Di Maio, que con sus 26 años de entonces se convirtió en el político más joven en alcanzar esa responsabilidad. “Yo dije simplemente: no me referiré nunca más con el título de ‘honorables’ a los diputados. Y me eligieron de inmediato”. Así de sencillo. Hay quien ve en aquel reconocimiento una metida de pata más que añadir a su lista.

Hay alguna memorable, como cuando criticó a Matteo Renzi comparándolo con el “Pinochet en Venezuela”. Resulta igualmente difícil de olvidar la ocasión en la que habló del “grupo de presión que forman los enfermos de cáncer”.

Tras ganar sin apenas oposición las elecciones primarias celebradas a través de internet por el M5E, Di Maio desarrolló una correcta campaña electoral en la que no cometió errores significativos. Le sirvió para reforzar su imagen de candidato tranquilizador dentro de un partido que promete darle la vuelta al sistema político.

Alianzas

Para ello Di Maio ha buscado aliados en todos los ámbitos, como cuando viajó a Londres para reunirse con inversores internacionales.

En Italia, el poder económico ya se ha hecho a la idea de su posible llegada y no parece dispuesto a boicotearlo.

Vincenzo Boccia, presidente de Confindustria, la poderosa patronal italiana, dejó esta semana un mensaje de confianza a un eventual gobierno liderado por el M5E: “Es un partido demócrata, no da miedo”.

Di Maio dijo el viernes que su partido estaba preparando propuestas de política económica para otros partidos en un intento de encontrar un terreno común para formar gobierno.

Di Maio dice que el presidente debería concederles el derecho de intentar formar gobierno, pero los partidos de coalición de centroderecha que lograron la mayoría de los escaños combinados dicen que ellos deberían asumir la tarea.

En una entrevista en el diario ‘Corriere della Sera’, Di Maio dijo que su partido presentaría pronto propuestas para ser incorporadas al plan económico plurianual del gobierno saliente, que debe presentarse antes del 10 de abril.

Decían no a las coaliciones, pero...

Las coaliciones siempre han dominado el debate político italiano y la mayoría de los comentaristas se han centrado en la opción de una alianza entre el Movimiento 5 Estrellas (M5E) y el Partido Democrático (PD) de centroizquierda.

“Eso es lo que escriben los periódicos, pero siempre he dicho que hablaré con todos los partidos, sin excepción”, dijo Di Maio. Desde su fundación en 2009, M5E dijo que no formaría coaliciones con los partidos tradicionales. Pero a medida que aumentaban las perspectivas de un Parlamento bloqueado antes de las elecciones, Di Maio matizó esa posición.

DARÍO MENOR
Para EL TIEMPO
Roma

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA