Europa

Arrimadas, la estrella que surgió en la elección

Inés Arrimadas, del partido Ciudadanos, obtuvo la mayor votación. Critica el independentismo.

Inés Arrimadas, líder en Cataluña

Inés Arrimadas, quien critica el independentismo, lidera el partido Ciudadanos.

Foto:

Josep Lago / AFP

24 de diciembre 2017 , 12:00 a.m.

Desafiando los insultos y la hegemonía del nacionalismo catalán, Inés Arrimadas se consagró en las elecciones como el mayor azote de los independentistas al conseguir con su partido la mayor votación, aunque al final la suma de todos los grupos separatistas consiguió la mayoría absoluta.

Un millón cien mil personas, un 25 por ciento de los electores, votaron por Ciudadanos, el partido que encabeza en Cataluña esta mujer de 36 años, conocida por sus duros discursos contra el separatismo.

Allí, en la cámara regional, tachó de “golpe a la democracia” las sesiones del 6 y 7 de septiembre. En ellas, la exigua mayoría independentista sacó adelante, sin apenas debate y desoyendo las advertencias de los letrados del Parlamento, la ley que permitió celebrar el referéndum ilegal de autodeterminación del primero de octubre. También en octubre, y en vísperas de la declaración unilateral de independencia, acusó al cesado presidente catalán Carles Puigdemont de haber embarcado la región en un proceso “kafkiano”.

“A usted no le gusta dar la cara, señor presidente, no le gusta dialogar, no le gusta debatir, no le gusta negociar con quien no sea como usted”, le dijo Arrimadas, a quien sus allegados describen como “organizada”, “detallista” y capaz de “trabajar hasta la extenuación”.

Nacida el 3 de julio de 1981 en la localidad andaluza de Jerez de la Frontera y licenciada en Derecho y Administración de Empresas, se mudó hace más de una década a Cataluña, para trabajar como abogada en el sector privado. Su vida dio un giro cuando un día de 2010 asistió con una amiga a un mitin de Ciudadanos. En 2011, se afilió y a partir de ahí su ascensión ha sido fulgurante, siendo elegida diputada regional a finales de 2012.

Su emergencia como líder en Cataluña se produjo al tiempo que Albert Rivera, fundador del partido, daba el salto a Madrid para afianzar la vocación nacional de Ciudadanos. Y es que el partido nació como formación de ámbito catalán en 2006, para oponerse al nacionalismo, defender la unidad de España y luchar contra la corrupción.

Al frente de la oposición en la cámara catalana desde 2015, Arrimadas descolló por su ingenio comunicativo, tachando la reivindicación soberanista de “monotema” y la consulta sobre la independencia de “neveréndum”. Y frente a un nacionalismo que califica de “excluyente”, se presentó a estas elecciones.

Su combate con el nacionalismo catalán tiene no obstante un reverso curioso, más allá de que sea aficionada del FC Barcelona, abanderado universal del catalanismo. “Los partidos nacionalistas nunca más podrán hablar en nombre de toda Cataluña, porque Cataluña somos todos”, clamó el jueves pasado Arrimadas al celebrar el triunfo.

AFP
Barcelona

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA