Europa

Candidato en prisión, fórmula de independentistas para Cataluña

Jordi Sánchez necesitaría el permiso del Supremo para asistir al pleno del parlamento.

Jordi Sánchez

Torrent propuso a Sánchez (foto), en prisión desde el pasado 16 de octubre.

Foto:

Javier Soriano / AFP

05 de marzo 2018 , 09:24 p.m.

El presidente del parlamento catalán, Roger Torrent, oficializó la candidatura del diputado independentista Jordi Sánchez, en prisión preventiva, para presidir el Gobierno regional de Cataluña, aunque no fijó aún la fecha del pleno en el que se debatirá su investidura. 

Torrent (ERC, izquierda republicana) había propuesto a Carles Puigdemont, expresidente catalán, pero por estar en Bélgica fugado de la justicia española, este renunció a su candidatura y postuló a Sánchez, el segundo en su formación JxCat (Juntos por Cataluña, centroderecha).

Pero Sánchez tiene también impedimento, ya que está en prisión provisional por su implicación en el proceso independentista y necesitaría el permiso del Supremo para asistir al pleno del parlamento en el que se debatiría su investidura.

A pesar de todos los inconvenientes, el presidente del parlamento regional oficializó su candidatura en un comunicado, tras reunirse con los líderes de los partidos con representación en la cámara, que conserva mayoría independentista tras las elecciones del pasado 21 de diciembre convocadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy y en las que el partido más votado fue Ciudadanos (liberales constitucionalistas).

Torrent propuso a Sánchez, en prisión desde el pasado 16 de octubre por un supuesto delito de rebelión, “al comprobar, después de la ronda de consultas, que es quien cuenta con más apoyo”.

En concreto, lo apoyan las formaciones JxC y ERC, pero no cuenta con el beneplácito de la CUP (independentistas radicales y antisistema), cuyo líder, Carles Riera, pidió a Torrent una “propuesta radicalmente diferente” y reiteró que, mientras esto no se produzca, sus cuatro diputados no avalarán la investidura de cualquier candidato.

Con la abstención de la CUP, JxCat y ERC no tendrían mayoría suficiente en el parlamento para elegir a Sánchez. Ambos suman 66 escaños de los 135 de la Cámara regional, pero cuentan entre sus filas con tres diputados encarcelados y dos huidos en Bélgica, por lo que aún en el caso de que el Tribunal Supremo permitiera a los encarcelados asistir a la votación, necesitan los cuatro escaños de la CUP para conseguir la mayoría. Para intentar desbloquear la investidura de Sánchez, la portavoz de JxCat, Elsa Artadi, pidió a Torrent unas 48 horas, para intentar cerrar un acuerdo con la formación anticapitalista.

EFE

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA