Europa

Irlanda acaba con el tabú del aborto con ‘revolución silenciosa'

Antes de fin de año, el aborto estaría permitido en todos los casos durante las primeras 12 semanas.

Irlanda aborto

Irlandeses celebran la victoria del sí en el referéndum.

Foto:

Aidan Crawley / EFE

27 de mayo 2018 , 09:39 p.m.

El sí de Irlanda al derecho al aborto supone un duro golpe para la Iglesia católica, en otro tiempo muy influyente en el país, y puede servir de ejemplo para la vecina Irlanda del Norte, donde crece la presión para reformar la legislación al respecto.

 Los irlandeses aprobaron con una mayoría aplastante del 66 por ciento la liberalización del aborto en el referendo histórico, en un país de fuerte tradición católica, tres años después de legalizar el matrimonio homosexual.

Dublín, que calificó el cambio legal de “revolución silenciosa”, prevé autorizar antes de finales de año el aborto en todas las circunstancias durante las primeras 12 semanas de embarazo, y hasta las 24 semanas por motivos de salud.

“Lo que hemos visto es la culminación de una revolución silenciosa que ha ocurrido en los últimos diez o veinte años”, celebró el primer ministro, el democristiano Leo Varadkar, quien aseguró que las urnas le han otorgado un mandato firme para liberalizar la legislación vigente.

El cambio previsto es enorme, pues, todavía hoy, nueve mujeres de este país, según cifras oficiales, viajarán al extranjero para abortar y tres tomarán una píldora comprada por internet para terminar su embarazo, sin la asistencia de un médico por la amenaza de penas de cárcel de hasta 14 años para ambos.

En un referendo celebrado en 1992, las mujeres se ganaron el derecho a salir del país para abortar.

Los resultados en Irlanda reavivaron la esperanza de una liberalización del aborto en Irlanda del Norte, donde, al contrario del resto del Reino Unido, el aborto solo se permite cuando la vida de la madre está en peligro.

En todos los demás casos, las mujeres que se sometan a una interrupción voluntaria del embarazo pueden ser condenadas a cadena perpetua, en virtud de una de las leyes más restrictivas de Europa, promulgada en el siglo XIX.

En la República de Irlanda, el resultado del referendo se considera como una desautorización a la Iglesia católica, cuya influencia en la sociedad ha disminuido en los últimos años, debilitada por los cambios económicos y sociales, así como por los casos de pedofilia o de malos tratos en los albergues religiosos.

“Cuando yo era joven no podías comprar preservativos, ser homosexual, divorciarte ni tan solo ver La vida de Brian”,
una película de los Monty Python, tuiteó Jason O’Mahony, un periodista de la edición irlandesa del Times. “Ahora somos uno de los países más liberales del mundo. Increíble”, destacó.

AFP y EFE

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA