Europa

El hombre que marcó la caída de Rajoy en España

 José Luis Peñas destapó la trama Gürtel, el escándalo que provocó la salida del expresidente.

joselito

José Luis Peñas, exconcejal madrileño, se dedicó durante dos años a recoger pruebas que destaparon la trama Gürtel, el escándalo que generó la destitución de Mariano Rajoy.

Foto:

EFE

15 de junio 2018 , 10:08 p.m.

Mientras el nuevo jefe del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, termina su mudanza hacia la Moncloa, el eco de la destitución de Mariano Rajoy a través de una moción de censura todavía retumba en los rincones del Parlamento español.

En 2005, José Luis Peñas, por entonces concejal del Partido Popular (PP) por Majadahonda, un pequeño municipio de la región de Madrid, supo por cuenta propia que servidores públicos pedían dinero a empresarios para adjudicarles contratos.

Tras recoger varias pruebas de conversaciones, terminó por destapar la famosa trama Gürtel.En diálogo con EL TIEMPO, Peñas, quien ya superó una acusación de cohecho pero tiene pendiente una de fraude a la administración, habla sobre el caso, las pruebas y cómo le cambió la vida después de destapar este escándalo.

¿En qué momento decidió empezar a grabar las conversaciones?

Era una época donde la impunidad en este país era absoluta para los partidos políticos, no existían penas, los fiscales no estaban interesados en ningún tema de corrupción, esto era el año 2004-2005. Yo era muy amigo de la esposa de Francisco Correa, empresario afamado dentro del Partido Popular.

Ella nos presentó a su marido, estuvimos hablando sobre las posibilidades que teníamos de hacer cosas, de fundar un partido político independiente en Majadahonda, él nos apoyaba, buscó financiación por medio de empresarios que conocía, él tenía muchos amigos en el PP.

Empezamos a tener relación en el verano de 2005 y sobre diciembre estuvo en un hotel charlando con un concejal de Arganda del Rey, que es una comunidad muy importante de Madrid, y en esa conversación pude oír perfectamente cómo el concejal le exigía 2 millones de euros para que unas parcelas salieran adelante.

En ese momento, al oir esa conversación, sabes que no estás ante un amigo benéfico, no estás ante una ONG o alguien que te está ayudando por el amor al arte. En ese momento comprendí que había una organización mafiosa, ilícita, de la cual nunca formé parte, estuve muy cerca pero nunca formé parte y no me di cuenta hasta ese momento.

Y es en ese momento que yo tengo varias opciones. Yo era funcionario del ayuntamiento de Madrid y yo podría haber ido al ayuntamiento a seguir mi vida, olvidarme, y que los españoles siguieran perdiendo millones y millones de euros por la corrupción o podía haberme integrado completamente en la maquinaria de esta gente, ser multimillonario hoy en día o simplemente grabar, que es lo que decidí hacer porque entendí que era el medio de prueba más radical que podía presentar yo en una denuncia.

Afortunadamente estuve muy cerca de Francisco Correa y de los miembros de la trama y pude grabarles todo lo que se ha oído desde el 2007 para acá.

¿Dimensionaba las consecuencias que podría traer el aportar ese material a la justicia?

Yo sabía que en esas grabaciones había pura dinamita. Alcance para tirar a un Gobierno como el partido Popular que es un partido mafioso, corrupto, que funciona como una secta, nunca me lo habría planteado. Que iba a ser un escándalo si llegaba a salir adelante, si los jueces, policías y fiscales trabajaban en el caso, sí, pero jamás me imaginé que pudiera tener la magnitud que vemos hoy.

¿El PP lo apoyó en algún momento en su decisión de denunciar o rechazó siempre sus afirmaciones?

El partido Popular nunca ha apoyado ningún tipo de denuncia interna, en absoluto. Lo primero que hicieron fue expulsarme del partido y montar una campaña de difamación completa hacia mí.

Mariano Rajoy era consciente desde el 2005 de lo que estaba haciendo la red Gürtel, el señor Francisco Correa en los municipios, y no hizo nada. Su obligación legal hubiera sido denunciar. Para los españoles y más para los que ocupan un cargo público que tiene conocimiento de un acto constitutivo de delito tiene la obligación de ir a una comisaría, a la Policía, la Fiscalía, pero él no lo denunció. Por eso digo que Rajoy es el mayor responsable político de la corrupción del partido Popular.

4- ¿Lo han intentaron sobornar para no delatar más responsables?

Ten en cuenta que tras este escándalo, ocho o nueve de las mayores empresas constructoras de este país, incluso que cotizaban en bolsa han desaparecido o se han fusionado.

El poder político, unido al poder económico hace que la corrupción se convierta en mafia y cualquier método para ellos es válido, siempre y cuando lleguen a sus fines. En dos ocasiones, estando en mi puesto de trabajo, se me acercó un abogado, evidentemente no te dice ‘vengo a sobornarte’, te vienen, te dicen que están dispuestos a hacerte una oferta que no vas a poder rechazar, que lo único que tienes que hacer es matizar un poco mis declaraciones con respecto a algunas personas, que más adelante me dirían quiénes eran.

Cuando a ti te ponen un papel adelante con un número de ceros que te mareas, pues si no tienes una decisión tomada desde hace mucho tiempo o si no eres una persona de convicciones pues te pueden convencer, ya te digo, yo tenía la convicción de que las grabaciones y mi denuncia iban a terminar en tribunales y eso es lo que he hecho hasta el día de hoy.

¿Cómo se movían estas empresas dentro de la trama Gürtel?

Eran las empresas que suministraban el dinero negro al partido popular, la famosa caja B que tenía como responsable al extesorero del partido Luis Bárcenas. Francisco Correa era la transmisión entre los ministerios y las empresas, por ejemplo, hacer un km de avenida cuesta muchísimos millones de euros, entonces conseguir ese tipo de obras para las empresas era primordial, estratégico, no les importaba pagar un dos o tres por ciento de dinero negro.

Una parte de ese dinero se quedaba en el camino y otro se iba para Génova, la sede del Partido Popular en Madrid, tal como lo indica el expediente del señor Bárcenas.

¿En algún momento sintió que su vida corría peligro?

La vida de mi familia sobretodo. En una noche iba mi esposa en su coche y la sacaron de la carretera, ella iba con mi hija pequeña, en esa época tenía siete años, afortunadamente no pasó nada, pudo controlar el coche. Luego me llamaron en la noche y me advirtieron que si seguía con ese tema mi familia iba a caer de un sitio mucho más alto.

Claro que empiezas a temer por tu vida, te insultan en la calle, te menosprecian, así vayas con tus hijos pequeños. Es muy desagradable porque ya no solo son las amenazas, es la persecución a tus hijos, a tu mujer.

La gente piensa que delataste todo esto solo porque tú no has cobrado lo suficiente. Cuando denuncias la corrupción en un país, acá en España, de una vez te conviertes en un paria, en un apestado

¿Se arrepiente de lo que hizo?

No me arrepiento porque arrepentirse es una tontería. Me preguntan ¿lo volverías a hacer? Por supuesto, así naciera mil veces, mil veces lo haría. De la misma manera que lo hice y con las consecuencias que tuve.

¿El caso Gürtel ya condenó a todos los responsables? ¿Falta algún pez gordo?

Para mí los máximos responsables políticos son los jefes del partido Popular que no actuaron al ver lo que estaba pasando. Es ridículo pensar que había una caja B como afirma la sentencia y que solo la maneje un tesorero, es demencial.

En esa caja B hay pagos negros a Mariano Rajoy, a toda la gente que sabemos que ha trincado dinero de esa caja B y todos esos pues no están porque pues para la época que se cometieron los delitos, los mismos ya habrían prescrito.

Yo me quedo con que la justicia ha culminado bien pero te digo una cosa, hay una justicia por encima de los tribunales, es la justicia de la historia. Estoy absolutamente convencido que en unos años se va a saber todo, se va a señalar a los auténticos y máximos responsables políticos de todas estas tramas corruptas que ha habido, no solamente Gürtel.

¿Hoy en día a qué se dedica?

Soy funcionario en el ayuntamiento de Madrid. Trabajo como jefe de edificio de un centro cultural, soy el responsable de que el edificio esté bien, se abra, se cierre. Es un trabajo donde me levanto a las 5:30 de la mañana, entro a las siete a trabajar, me voy en bici al trabajo, me encanta montar en bici, una hora yendo y otra viniendo. A las tres de la tarde puedo estar acá en casa disfrutando de mis hijos. Intento de lo que se puede disfrutar de mi familia.

SEBASTIÁN CORREA RODRÍGUEZ
REDACCIÓN INTERNACIONAL

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA