Europa

‘Margen de maniobra del nuevo presidente español es reducido’

Para el politólogo José Fernández-Albertos, composición del parlamento limita capacidad de Sánchez.

Pedro Sánchez

Pedro Sánchez, nuevo presidente del gobierno español.

Foto:

Javier Lizón / EFE

04 de junio 2018 , 11:15 p.m.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, celebró este lunes su primer acto como jefe del Ejecutivo, junto al presidente del Principado de Andorra, Antoni Martí, con motivo del 25º aniversario de relaciones entre ambos países.

Durante el evento, Sánchez recalcó que “el ánimo del nuevo Gobierno de España será anteponer siempre el consenso a la crispación en todos y cada uno de los ámbitos de la política española y de la política internacional”. Sin embargo, José Fernández-Albertos, doctor en Ciencia Política de la Universidad de Harvard, habló con EL TIEMPO sobre lo que le espera al mandatario español.

¿Qué margen de maniobra puede tener Sánchez?

Indudablemente, bastante reducido. Ya vimos durante estos dos años (de Mariano Rajoy sin mayoría parlamentaria) que la actual composición del Parlamento limita la capacidad del Gobierno de sacar adelante una ambiciosa agenda legislativa.

La clave de su margen de maniobra nos la darán dos parámetros: ¿cuánto de su agenda requiere de aprobación parlamentaria?, y ¿cuánto es previsible que la mayoría a favor de la moción de censura pueda estar a favor de las iniciativas gubernamentales?

No estoy seguro, pero a lo mejor, las expectativas bajas podrían ayudar a Sánchez en lo primero, y la polarización entre favorables y contrarios a la investidura, en lo segundo.

¿El Psoe podría pensar que gobernar refuerza sus expectativas electorales para 2019?

Podría ser. Habrá que ver cómo cambian las dinámicas demoscópicas tras el éxito de la moción de censura. No es descartable que eso suceda; los nuevos gobiernos suelen disfrutar de una luna de miel y es previsible que el nuevo escenario altere las dinámicas de competición partidista.

¿Qué oposición puede esperarse?

Parece que el PP y Ciudadanos han optado por la deslegitimación frontal de la moción de censura, pero es verdad que en este nuevo escenario, la competición por votantes entre ellos es previsible que se encone, en especial conforme se acerquen las elecciones.

Ciudadanos estaba en una dinámica ascendente; la cuestión catalana le permitía penetrar en un electorado tradicionalmente del PP que le había sido distante, y los casos de corrupción dañaban la imagen del PP. Una hipótesis es que la polarización en torno a la moción podría reforzar la lealtad hacia el PP de ese electorado.

¿Sánchez se podría beneficiar de la bronca en el centro-derecha?

La competencia por distanciarse de Pedro Sánchez entre PP y Ciudadanos, de consolidarse en el mediano plazo, podría ofrecer acceso a un espacio moderado para Sánchez y el Psoe, sí. Es una posibilidad razonable, pero en un escenario de polarización sus efectos pueden ser más inciertos.

Pedro Sánchez tomó posesión a la vez que el nuevo gobierno catalán y decae la intervención de Madrid sobre la autonomía catalana. ¿Qué puede cambiar?

A lo que podemos aspirar –y no es poco– es a una distensión progresiva y consolidar el proceso mediante el cual las posiciones más proclives al pacto y a la negociación, y más contrarias a la unilateralidad, se vayan viendo fortalecidas. Pero hay muchas incógnitas en ese camino; el margen de maniobra de unos y otros no es nulo, pero la polarización del último año nos debe obligar a ser realistas sobre las expectativas.

IDAFE MARTÍN PÉREZ
Para EL TIEMPO
Bruselas

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA