Europa

El intento de Carles Puigdemont por internacionalizar la crisis 

Habló ante unos 200 alcaldes catalanes. Exigió acción a la UE contra lo que llama golpe de Estado.

Carles Puigdemont ante alcaldes independentistas catalanes

Unos 200 alcaldes independentistas catalanes blandieron sus varas de mando para recibir en Bruselas a Carles Puigdemont, al grito de “president”.

Foto:

Stephanie Lecocq / EFE

07 de noviembre 2017 , 09:02 p.m.

El presidente catalán destituido, Carles Puigdemont, preguntó este martes a los dirigentes europeos si continuarán ayudando al jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, en el “golpe de Estado” contra su región, bajo tutela de Madrid desde finales de octubre.

¿Van a aceptar el resultado de la votación de los catalanes (en los comicios regionales del 21 de diciembre)? Porque si los resultados son que los catalanes continuarán apoyando (...) la elección democrática de ser independientes, ¿se lo prohibirán?”, dijo Puigdemont en el Palacio de Bellas Artes de Bruselas. O “¿van a continuar ayudando a Rajoy en este golpe de Estado restringiendo libertades? ¿Esa es la Europa que proponen a los ciudadanos?”, agregó en unas palabras dirigidas al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y de la Eurocámara, Antonio Tajani.

En libertad condicional, aunque sin restricciones de actividad dentro de Bélgica, Puigdemont tachó al gobierno de Mariano Rajoy de “fascista” y lo acusó de haber cometido “un golpe de Estado” con la aplicación del 155 para restablecer el orden constitucional y estatutario.

Puigdemont y los cuatro exconsejeros que están en su misma situación judicial fuera de España, sobre los que pesa una euroorden de detención y entrega, reaparecieron públicamente con semblante tranquilo.

Su discurso, ante unos 200 alcaldes que lo recibieron entre aplausos, blandiendo sus varas de mando y al grito de “¡presidente!”, fue el primero desde que la justicia belga decretó la libertad condicional para él y para cuatro miembros de su gobierno destituido a la espera de resolver la solicitud de entrega de España.

Su gobierno cesado se encuentra desmembrado entre Bélgica y Madrid, donde ocho de sus compañeros están encarcelados preventivamente en medio de una investigación por rebelión, sedición y malversación tras declarar unilateralmente la independencia de su región.

Puigdemont, que hizo casi toda su intervención en francés, interpeló especialmente a Europa en el que parecía su primer gran acto de campaña para los comicios del 21 de diciembre. Con el Ejecutivo de Puigdemont destituido tras esa declaración suspendida por la justicia española, es el gobierno de Rajoy el que ahora controla esta región de 7,5 millones de habitantes hasta la celebración de las elecciones regionales el 21 de diciembre.

Elecciones el 21-12

“Elecciones libres exigen la libertad de todos los prisioneros políticos”, apuntó la consejera de Educación cesada, Clara Ponsatí, mientras que para su par de Sanidad, Toni Comín, el conflicto es “entre un pueblo que aspira a la libertad y la democracia y un Estado que (...) realiza cosas incompatibles con el Estado de derecho”.

Desde el referendo de autodeterminación celebrado el primero de octubre contra la opinión de la justicia española, la UE ha cerrado filas en su apoyo al gobierno de Rajoy y a la Constitución española, a pesar de los intentos de los dirigentes independentistas catalanes de internacionalizar el conflicto.

El luxemburgués Juncker ya expresó de manera contundente su rechazo a una UE de “98 Estados”. El eurodiputado independentista Josep-Maria Terricabras le respondió este martes de manera irónica asegurando que “Luxemburgo es mucho más pequeño que algunas ciudades en Cataluña”.

La marcha de Puigdemont y parte de su Ejecutivo a Bruselas hace ocho días supuso un paso más en el intento de llevar la crisis catalana fuera de España, cuyo acto más importante fue la rueda de prensa multitudinaria del martes pasado, en la cual descartaron pedir el asilo en este reino europeo.

Una semana después, ante la Comisión y Consejo europeos, los alrededor de 200 alcaldes reclamaron la “libertad para los presos políticos” en una concentración organizada, al igual que el acto en el palacio de Bellas Artes de Bruselas, por la Asociación de Municipios Independentistas (AMI) y la Asociación Catalana de Municipios.

Órdenes contra Puigdemont se demorarán

El procedimiento de ejecución de las órdenes europeas de busca y captura sobre Carles Puigdemont y cuatro miembros de su gobierno, destituido por Madrid, tiene varias etapas.

El domingo, un juez otorgó la libertad con medidas cautelares a Puigdemont y cuatro de sus ministros, objeto de una euroorden de la justicia española. Se los investiga por “rebelión, sedición, malversación de fondos públicos y desobediencia”.

Tras la decisión del juez, la cámara del consejo debe decidir, en 15 días, sobre la ejecución de la euroorden. La fiscalía y el imputado pueden recurrir ante la cámara de acusaciones, lo que abre un nuevo plazo de 15 días.

Luego puede presentar un recurso extraordinario, y hay 15 días para decidir. Según el ministerio de Justicia belga, la decisión final debe tomarse en un plazo de 60 o de 90 días.

AFP y EFE

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA