Europa

Ley británica de ruptura con Unión Europea superó su primera votación

En junio del 2016 los británicos votaron a favor de la ruptura por 52% a 48%.

fg

En junio del año pasado los británicos le dieron el sí a la salida de la Unión Europea en una estrecha votación.

Foto:

Facundo Arrizabalaga / EFE

01 de febrero 2017 , 03:48 p.m.

El proyecto de ley británico para romper con la Unión Europea (UE) superó el miércoles la primera de las cuatro votaciones a la que será sometido, a pesar de la presencia de muchos diputados proeuropeos. El breve texto de dos cláusulas recibió el apoyo de 498 diputados y el voto contrario de 114.

Se trata del primer paso concreto de Londres hacia lo que será el primer divorcio de la historia de la Unión Europea, después de que el 23 de junio los británicos votaron a favor de la ruptura por 52% a 48%.

En su recorrido hasta convertirse en ley, el texto será votado una vez más en la Cámara de los Comunes, donde el gobierno conservador cuenta con mayoría absoluta, y dos en la de los Lores, donde no la tiene, aunque, al estar integrada por miembros no electos, se espera que apoyen "la voluntad popular", tan esgrimida en el debate.

La mayoría de los diputados hizo campaña para seguir en la UE, pero se doblegaron frente al resultado de un referéndum, pese a que no era legalmente vinculante.

Hasta el líder del Partido Laborista, el primero de la oposición, Jeremy Corbyn, dio la consigna de apoyar la ley, que varios de sus diputados desoyeron. "¿Confiamos en la gente o no?", le dijo a los legisladores el ministro a cargo del Brexit, David Davis, y, por si la respuesta era "no", les advirtió de que "no hay vuelta atrás".

"Al final, tenemos que aceptar que en una democracia, la mayoría ha hablado", dijo George Osborne, anterior ministro de Finanzas y uno de los conservadores que defendió con más vehemencia a la UE.

'La historia no será generosa'

La idea de May es activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa en marzo, como tarde -si la ley no sufre retrasos, podría comunicar la notificación en la cumbre de Bruselas del 9 de marzo-, dando pie a dos años de negociaciones para acordar los términos del divorcio.

Los problemas para el gobierno con el escrutinio parlamentario podrían surgir más adelante, si los diputados reclaman voz y voto sobre los términos de la separación, en un momento en que la sociedad está dividida entre romper del todo con la UE para controlar la inmigración o seguir en el mercado único.

(Le puede interesar: El 'brexit' comienza carrera de obstáculos)

En los dos días de debate que precedieron a la votación, los diputados expusieron sus razones para votar a favor de la ley. "Perdí el debate. Lo hice con pasión, sacrifiqué mi posición en el gobierno por ello", recordó Osborne, que cayó tras el referéndum como lo hizo el primer ministro David Cameron.

La también conservadora Anna Soubry llegó a tildar de "gran locura" la salida de la UE, pero apoyó la ley. "¿Cómo demonios dimos a la gente una opción que dijimos que iba a empeorar sus vidas, darles menos seguridad y debilitar a nuestra nación?", se preguntó, antes de sentenciar: "la historia no será generosa con este Parlamento".

Los irreductibles

Entre tanto, otros se negaron a apoyar el inicio de la ruptura, como el histórico Ken Clarke, un conservador de fuertes convicciones europeístas que fue ministro de Finanzas de John Major, de Sanidad con Margaret Thatcher y lleva 47 años de diputado.

En un discurso muy celebrado por los partidarios de la UE, salpicado de referencias históricas y literarias -a "Alicia en el país de las maravillas", por ejemplo-, Clarke dijo que el país vive engañado. "Aparentemente, sigues a un conejo al agujero y te sumerges en una tierra maravillosa donde de repente todos los países del mundo hacen cola para ofrecernos ventajas comerciales y acceso a sus mercados, algo que nunca habíamos logrado estando en la UE", afirmó.

"Hombres buenos como el presidente (estadounidense Donald) Trump y (el turco Recep Tayyip) Erdogan están impacientes por abandonar su proteccionismo y darnos acceso" a sus mercados, añadió, en un golpe directo a May, que la semana pasada visitó a los dos dirigentes citados.

El voto coincidió con el anuncio de May de que el jueves publicará su libro blanco sobre el Brexit, en el que por primera vez formulará por escrito sus objetivos en las negociaciones de salida de la Unión Europea. "El libro blanco se publicará mañana", anunció en el Parlamento May.

Londres (AFP)

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA