Europa

‘Italia continuará apostando por la paz en Colombia’, canciller Alfano

El ministro de Asuntos Exteriores llegó al país para fortalecer el apoyo al posconflicto.

Angelino Alfano

Hasta diciembre del 2016, Angelino Alfano ocupó el cargo de ministro del Interior. Hoy se encarga de Exteriores.

Foto:

Embajada de Italia

20 de febrero 2018 , 08:20 a.m.

Con motivo de su visita a Colombia, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional de Italia, Angelino Alfano, habló con EL TIEMPO sobre lo que busca en el país y de la visión que tiene el Gobierno italiano del progreso en materia de posconflicto.

¿Cómo evalúa el Gobierno de Italia el proceso de implementación de los acuerdos de paz en Colombia?

El Gobierno italiano reconoce que Colombia y el presidente Santos han trabajado con coraje y perspectiva para ofrecer al país una oportunidad histórica para la paz y la superación de la violencia.

Somos conscientes de que el proceso es largo y que las dificultades encontradas en las negociaciones con el Ejército de Liberación Nacional (Eln) junto con el recrudecimiento de la situación de violencia relacionada con el narcotráfico pueden generar sentimientos de desesperanza e incertidumbre.

Sin embargo, creemos que no existe alternativa a la paz y que las voces críticas que se han levantado a raíz de los retrasos y las limitaciones en la aplicación de los acuerdos deben tener en cuenta que el Gobierno ha emprendido un camino de importancia histórica, yo diría casi un pequeño milagro, que ofrece a la nación colombiana la oportunidad de conocer a su país a través del prisma de la paz.

La otra mitad del milagro, sin embargo, serán los colombianos que tendrán que hacerlo, actuando con sabiduría y equilibrio en lugar de emocionalidad, conscientes de que no existe un futuro de crecimiento y bienestar sin una paz social con equidad e inclusión. Lo que puedo asegurarles es que Italia, como muchos otros países amigos, continuará apostando por la paz en Colombia, garantizando siempre su contribución y apoyo.

¿Cómo es esa contribución del Gobierno italiano al proceso?

Fuimos uno de los primeros países miembros de la Unión Europea en apoyar en Bruselas la propuesta colombiana para el establecimiento de un Fondo Fiduciario Europeo para el posconflicto, que aporta fondos por unos 90 millones de euros, creados por el Consejo de Asuntos Exteriores de Bruselas, el 12 de diciembre del 2016, y para formalizar nuestro compromiso contribuyendo con una cuota de tres millones de euros, la máxima prevista por el reglamento del fondo.

Como parte de los proyectos financiados con este fondo, ya ha sido aprobado un proyecto de la ONG italiana Cisp, en colaboración con Coopermondo, para el desarrollo de áreas particularmente afectadas por el conflicto, cuya recuperación es una prioridad para el Gobierno colombiano.

Otra área prioritaria para nuestra cooperación es la de desminado, la cual Italia sostiene a través de contribuciones multilaterales con la Organización de Estados Americanos y las iniciativas de Unmas, así como el financiamiento de una iniciativa bilateral específica para la capacitación del batallón de desminado colombiano por parte del Centro de Excelencia del Ejército Italiano.

Apoyamos también un proyecto de la fundación EU-LAC para llevar a cabo un estudio detallado de los distritos industriales colombianos a través del sistema satelital, necesario, por ejemplo, para orientar a los exguerrilleros hacia las áreas con mayor intensidad de trabajo donde podrían ser incorporados más fácilmente.

Finalmente, en el curso de mi misión he presentado a las autoridades colombianas un paquete adicional de 10 millones de euros de nuevos proyectos que apostarán al desarrollo del sector rural de Colombia, en rubros considerados estratégicos para ambos países como lo son el café y el cacao.

Ha pasado algún tiempo desde la última visita de un alto mando italiano al país... ¿Busca afianzar las relaciones binacionales?


Durante el mandato del presidente Santos se consiguió un verdadero salto de calidad en la relación entre Italia y Colombia que ha crecido de la mano con las oportunidades políticas y económicas brindadas por el proceso de pacificación del país.

Desde la participación de la entonces ministra Federica Mogherini a la ceremonia de posesión del segundo mandato del presidente Santos, la relación bilateral ha conocido un claro fortalecimiento, y se han venido multiplicando los encuentros de alto nivel. Por ejemplo, la canciller colombiana María Ángela Holguín participó el pasado 13 de diciembre de la VII Conferencia Italia-América Latina y el Caribe que se celebró en Roma.

Mi visita tiene como objetivo el de dar otro testimonio concreto del apoyo italiano al proceso de paz y del interés italiano hacia Colombia. Además estoy muy complacido de que los numerosos contactos de estos últimos años hayan permitido avanzar concretamente en la firma de importantes acuerdos bilaterales como los del sector de la justicia, el acuerdo contra la doble imposición fiscal y – justamente con ocasión de esta visita– el memorando en materia de cooperación energética.

¿Italia ve en Colombia un mercado fértil para invertir?

Colombia para nosotros es uno de los países latinoamericanos más dinámicos, y el potencial de cooperación es muy alto también en consideración de su participación en la Alianza del Pacífico.

También nos parece también uno de los países más business-friendly de América Latina, y de mayor interés por la dimensión de su mercado y su potencial de crecimiento.

Las oportunidades de negocio podrán, además, beneficiarse en el próximo futuro de la convención contra la doble tributación que Italia y Colombia firmaron el pasado 26 de enero en Roma. Es un resultado importante del intenso trabajo de apoyo a la integración económica y empresarial entre países.

¿Y el intercambio comercial binacional. Está siendo fructífero?

Claro que sí, solo basta con recordar que el mismo presidente Santos– en ocasión de su última visita a Roma– participó personalmente en un evento de presentación de las oportunidades ofrecidas por el mercado colombiano a un público calificado, compuesto por las más importantes empresas italianas.

En el 2017, el intercambio comercial bilateral ha sido de más de mil millones de euros, con un incremento del 9 por ciento con relación al año anterior. Este escenario positivo todavía presenta márgenes de mejora, y la política de atracción de las inversiones perseguida por el gobierno del presidente Santos seguirá sin duda acercando nuevas empresas italianas al país.

Yo mismo he podido comprobar, en este periodo como ministro de Asuntos Exteriores, cómo Colombia está atrayendo la creciente atención de nuestras empresas, en particular en los sectores energético, agroindustrial y de infraestructura. Además el acuerdo de libre comercio suscrito por Colombia con la Unión Europea incentiva la producción local de bienes, en colaboración con empresas colombianas, y hace del país un centro de conexiones para la exportación en la región latinoamericana.

Además quisiera subrayar cómo el primer rubro de la exportación italiana en el mundo es constituido por maquinaria industrial, por lo tanto un incremento de nuestras exportaciones complementa perfectamente el fortalecimiento de las capacidades manufactureras y de reexportación de Colombia. Estamos convencidos, por ejemplo, que el potencial de desarrollo agrícola colombiano presenta extraordinarias oportunidades de sinergia.

María del Mar Quintana Cataño
Redacción INTERNACIONAL
@MariaQC8

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA