Europa

Francia se debate entre dos modelos en contravía

Macron se perfila como favorito en las elecciones presidenciales, pero Le Pen es de cuidado.

Macron y Le Pen

Los 45,7 millones de franceses habilitados para votar van a decidir este domingo si eligen a la ultraderechista Marine Le Pen o al centrista Emmanuel Macron.

Foto:

Eric Feferberg / EFE

06 de mayo 2017 , 12:19 a.m.

Niños sirios inmigrantes que cantan y bailan después de que un turista les da algunas monedas; escuadrones de militares con armas largas que recorren el metro y otros sitios neurálgicos; encuestas electorales de última hora; cámaras, cientos de cámaras.

Cada esquina de París retrata la realidad que esta viviendo Francia, una poderosa nación que en cuestión de horas decidirá en las urnas su futuro y de paso el de la Unión Europea (UE), que ya prepara un proceso de al menos dos años para despedir al Reino Unido (brexit) y que quedaría malherida con otra baja.

Los 45,7 millones de franceses habilitados para votar van a decidir este domingo si eligen a la ultraderechista Marine Le Pen o al centrista Emmanuel Macron, quien ganó la primera vuelta y parte como favorito, según los sondeos, para la segunda ronda definitiva.

Le Pen ofrece irse de la UE y cerrar las puertas a los refugiados e inmigrantes que piden limosna y duermen en las calles, pero, en especial, a los que han teñido de sangre a Niza y tres veces a París, con atentados en nombre del Estado Islámico (EI), que superan los 300 muertos.

El más reciente, el pasado 23 de abril, tiene entapetada de flores una de las esquinas más visitadas de los Campos Elíseos en memoria del policía muerto y en alerta a los turistas, que son sometidos a requisas electrónicas y manuales a la entrada de almacenes de marca y de cadena y son vigilados (o cuidados) por agentes encubiertos que recorren la ciudad.

La ultraderechista, según los sondeos, perdedora del debate del pasado miércoles frente al exbanquero Macron, también propone sacar a Francia de la UE y desplegar una política proteccionista, similar a la del presidente estadounidense, Donald Trump, con el portazo a la Otán incluido.

De hecho, quiere revivir al franco y limitar el uso del euro solo a grandes negocios internacionales.

No obstante, le ha bajado el tono racista y antisemita al discurso, bandera del partido radical que fundó si padre, y de alguna manera ha maquillado las propuestas que más atentan contra los principios republicanos del país.

Su postura radical y proteccionista tiene un gran nicho, especialmente en la Francia rural, grupos de jóvenes y un sector de las élites que coparon su búnker y se pusieron cita en tradicionales cafés parisinos para ver el debate.

No obstante la multitud y las arengas de ultraderecha que se vieron y escucharon esa noche, las encuestas ponen a Le Pen por debajo de Macron con un 38 por ciento de favorabilidad frente a un 62 para el exministro de Finanzas de 39 años.

“Si Le Pen es elegida, podemos esperar de su gobierno una voluntad de oposición total a las instituciones de la UE. Ese es el eje de su campaña política, sobre todo en lo que se refiere al espacio de libre circulación Schengen y a los diferentes tratados comerciales que existen entre los países miembros, por lo que una vez en el poder va a verse obligada a cumplir una serie de medidas, para mantener la adhesión de su electorado”, dijo a EL TIEMPO Nicolás Leron, investigador asociado del Centro de Estudios Europeos de Sciences Po.

Incluso, Le Pen bajó aún más en los sondeos tras los ataques personales que le lanzó a Macron sin presentar las debidas pruebas, como el falso rumor de que su contendor tenía una cuenta secreta en un paraíso fiscal.

Ese revés, que luego pareció confirmarse con la ‘bienvenida’ con huevos que le dieron los electores en Bretaña, dejan a Macron en una posición relativamente cómoda, pero no segura.

El joven centrista al que la Alcaldía de París le acaba de prohibir usar la torre Eiffel para celebrar su posible triunfo este domingo se enfrenta a dos fantasmas: el abstencionismo y un indeseable atentado que pudiera inclinar la balanza a favor de Le Pen.

De hecho, un hombre que a través de un video había declarado su fidelidad al Estado Islámico fue detenido el jueves en la noche cerca de una base militar al oeste de París. En su auto fueron hallados un fusil, dos revólveres, municiones y un Corán.

Con el apoyo de la mayoría de candidatos que se quemaron en la primera vuelta, Macron ha logrado reflejar mayor solidez política. Pero se enfrenta a escépticos que no creen en su discurso de unión y globalizador, y que no irán a las urnas. Expertos calculan que será más de un tercio de la población apta para sufragar.

El punto es que el apoyo a Macron es considerado más un frente contra Le Pen que un respaldo a su figura. De hecho, de ganar, tendrá que esperar a las legislativas de junio para definir el rumbo de su gobierno.

“En el caso de que gane Macron, al menos en lo que respecta a la UE, habrá más consenso, por lo que podrá llevar a cabo de forma menos complicada su programa político, lo que será algo muy positivo para Francia y para Europa. Su proyecto económico es hacer una Francia más activa y dinámica dentro de la UE, trabajar de forma más conjunta con Alemania. Según su plan de gobierno, una de las primeras medidas que desea llevar a cabo es destinar un mayor presupuesto monetario colectivo para el bloque”, apunta Leron.

Periodistas franceses le dijeron a EL TIEMPO que cualquier cosa puede pasar. Por eso, ni ellos ni expertos en política quieren salir públicamente a hacer pronósticos.

En lo único que coinciden es en que Francia seguirá en alerta máxima de manera indefinida por la latente posibilidad de que el EI o sus lobos solitarios vuelvan a actuar.

Macron denuncia ‘pirateo’

El equipo de campaña del candidato centrista a la primera jefatura del Estado en Francia, Emmanuel Macron, denunció el viernes, a dos días de los comicios presidenciales, una “acción de pirateo masivo y coordinado” tras la difusión en internet de informaciones “internas”, como correos electrónicos.

Los archivos, que incluyen además documentos de contabilidad, “fueron obtenidos hace varias semanas mediante el pirateo informático de direcciones de correos electrónicos personales y profesionales de varios responsables del movimiento”, precisa la agrupación ¡En Marcha!, que lidera Macron, y añadió que se trata de documentos “legales”.

Por otro lado, el candidato centrista se mostró favorable a una reestructuración de la deuda griega, asegurando que dará “batalla” para obtenerla.

“No estoy a favor de que un Estado salga de la zona euro mientras no avancemos más en la integración (...), por lo tanto, estoy a favor de reestructurar la deuda”.

MARTHA ELVIRA SOTO
Enviada especial de EL TIEMPO
Con información de AFP

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA