EEUU y Canadá

Ministro de Trump, con vínculos en Rusia y Venezuela

'Papeles paraíso’ revelan que Wilbur Ross está en empresa con empresarios sancionados por Trump.

Wilbur Ross, secretario de Comercio de EE. UU.

Al ser consultado por esas revelaciones, Ross opinó que los medios “exageran” en este caso.

Foto:

Andy Rain / EFE

06 de noviembre 2017 , 11:00 p.m.

Wilbur Ross, secretario de Comercio de EE. UU., quedó en el ojo del huracán luego de que una investigación periodística reveló su participación en una empresa que tiene como clientes a compañías en Rusia y Venezuela, muy cercanas a los gobiernos de ambos países.

La empresa en cuestión es Navigator Holdings, una naviera que prestaba sus servicios de transporte a Sibur, una gigantesca compañía dedicada al procesamiento de gas y petroquímicos en la cual tiene un importante paquete accionario Kirill Shamalov, esposo de la hija del presidente ruso, Vladimir Putin.

Entre sus dueños también figuran Gennady Timchenk y Leonid Mikhelson, dos de los hombres más ricos de Rusia y muy cercanos a Putin. Ambos, además, hacen parte de la lista de personas sancionadas por el gobierno de Trump.

En el caso de Venezuela, Navigator tiene relaciones comerciales con PDVSA, la empresa estatal del país vecino que también fue blanco de las sanciones del presidente republicano en su esfuerzo por debilitar al régimen de Nicolás Maduro.

La participación de Ross en Navigator y los negocios de esta naviera fueron expuestos por una investigación del Consorcio de Periodistas Investigativos en alianza con el ‘New York Times’, la BBC, ‘The Guardian’ y otros medios de comunicación mundial.

Se trata del mismo grupo que destapó los papeles de Panamá, luego de obtener cientos de miles de documentos de una empresa en este país centroamericano que les servía como paraíso fiscal a personalidades y empresarios en el mundo.

Investigación mundial

En esta ocasión, la pesquisa la bautizaron los ‘papeles Paraíso’, que incluyen casi 14 millones de documentos que van desde 1950 hasta el 2016 y en los cuales también se expone el uso de paraísos fiscales en el Caribe.

Ross poseía más de 2.000 millones de dólares en un fondo que se manejaba desde las Islas Caimán. Y aunque reveló esa existencia en su proceso de confirmación como secretario, nunca fue claro qué tipo de inversiones tenía en ese portafolio.

De hecho, desde hace varias semanas, los demócratas presionan para que la Oficina del Gobierno para la Ética inicie una investigación encaminada a detectar conflictos de interés.

Y con la nueva revelación de los ‘papeles paraíso’, esa presión crecerá de manera exponencial.

“Esto es inexcusable e intolerable. Parece claro el esfuerzo por esconder una relación financiera con Rusia y le debe una explicación al país y a este comité”, dijo el senador Richard Blumenthal, miembro de la Comisión de Comercio del Senado de EE. UU.

Ross señaló este lunes, en una entrevista concedida a la cadena CNBC, que la afirmación de que trató de mantener oculta su relación con PDVSA es “totalmente errónea”, y que rellenó por triplicado la documentación solicitada por la Oficina de Ética del Gobierno. “Una compañía que no se encuentra bajo sanción es como cualquier otra empresa, y punto. Era una relación comercial normal, en cuya creación no tuve nada que ver y no conozco a los accionistas que al parecer fueron sancionados posteriormente”, dijo Ross.

Pese a los argumentos, su situación podría generar muchos problemas para la administración de Trump, de por sí investigada por la Fiscalía y por el Congreso para determinar si existió colaboración entre su campaña y el Kremlin durante las elecciones del año pasado.

Así todo haya sido legal, tiene muy mala presentación que se esté beneficiando de negocios con la familia de Putin, cuando las agencias de inteligencia del país ya confirmaron que, como mínimo, el Kremlin sí interfirió en las elecciones. Pero peor aún que tenga como clientes a personas que su jefe mismo ha vetado.

Ross, en este contexto, podría correr la misma suerte que Tom Price, el secretario de Salud al que Trump tuvo que cortarle la cabeza recientemente cuando se supo que utilizó costosos aviones privados para realizar viajes asociados con su cartera.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal EL TIEMPO
Washington

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA