EEUU y Canadá

Trump, solo contra todos antes de la cumbre G7

Mandatario pidió que Rusia vuelva al grupo. UE rechazó la idea y lo acusó de desafiar orden mundial.

Cumbre G7

El presidente de EE. UU., Donald Trump, llega a Canadá este viernes para participar de la cumbre del Grupo de los Siete (G7).

Foto:

AFP / Saul Loeb

08 de junio 2018 , 10:27 a.m.

Donald Trump instó este viernes al G7 a reintegrar a Rusia, excluida del grupo en 2014, en una nueva provocación del presidente estadounidense que fue rechazada por la Unión Europea, a la que tendrá que encarar tras su decisión de imponer nuevas tarifas aduaneras. 

"Deberían dejar a Rusia volver. Porque deberíamos tener a Rusia en la mesa de negociación", dijo antes de partir de Washington hacia Canadá. "Rusia debería estar en esta reunión", enfatizó, asegurando que hará la propuesta a sus homólogos durante la cumbre.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo (CE), Donald Tusk, reprochó la petición de Trump. "Dejemos el G7 como está ahora. El siete es un número de la suerte, al menos en nuestra cultura", afirmó Tusk poco antes de que se inicie la cumbre en Canadá. Moscú fue excluida después de la anexión de Crimea, tras haber pertenecido al grupo por 16 años.

Tusk auguró que esta cita "será la más difícil en años" y acusó a Trump de querer "cambiar el orden internacional". "Lo que más me inquieta es ver que el orden mundial, basado en reglas comunes, se ve desafiado no por los sospechosos habituales sino, de manera sorprendente, por su principal arquitecto y garante: Estados Unidos", dijo.

Con este historial de desacuerdos recientes entre EE. UU. y la UE, la cumbre que inicia este viernes en Canadá debería llamarse ‘G6+1’, a juzgar por el tono de las declaraciones de los líderes que pierden la paciencia ante la defensa a rajatabla de los intereses estadounidenses de Trump.

Lo que más me inquieta es ver que el orden mundial se ve desafiado, de manera sorprendente, por su principal arquitecto y garante: Estados Unidos

La ruptura podría expresarse en un comunicado firmado por Canadá, Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y Japón, al término de la cumbre a celebrarse hoy y mañana en La Malbaie, provincia de Quebec.

El presidente francés, Emmanuel Macron, aseguró que los seis “no estaban dispuestos a acordar en todo para obtener la firma” de Trump en una declaración final.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, calificó de “risible” el argumento invocado por el presidente estadounidense para justificar su ofensiva proteccionista, referida a preservar la “seguridad nacional”.

Más tarde Trump respondió en un tuit: “Por favor, díganle al primer ministro Trudeau y al presidente Macron que están cobrándole aranceles masivos a EE. UU. y creando barreras no monetarias. El superávit comercial de la UE con EE. UU. es de 151.000 millones de dólares, y Canadá mantiene alejados a nuestros agricultores y otros”.

Con el fin de mostrar unidad, Macron anunció que los dirigentes se reunirán temprano este viernes, horas antes de la apertura de la cumbre.

Los líderes del G7 no deben tener temor de alcanzar acuerdos sin el presidente de EE. UU., aunque la unanimidad es siempre preferible, dijo Macron.

Macron y Trudeau, que se reunieron en Ottawa antes de la cumbre, subrayaron que los aranceles a las importaciones de acero y aluminio también afectarán a los trabajadores estadounidenses.

Por favor, díganle al primer ministro Trudeau y al presidente Macron que están cobrándole aranceles masivos a EE. UU. y creando barreras no monetarias.

Antes de la elección de Trump, era de buen gusto criticar los peligros del “proteccionismo” en el comunicado final del G7, en un lenguaje también duramente negociado, y alabar la cooperación internacional en materia de diplomacia y de protección del medioambiente.

¿Cómo imaginar entonces que los canadienses, europeos, japoneses y estadounidenses encuentren un vocabulario común, luego de que Trump abandonara el acuerdo de París sobre el clima, denunciara el pacto sobre el programa nuclear iraní e impusiera aranceles a las exportaciones de acero y aluminio de sus aliados? Fue esta última ofensiva proteccionista la que colmó el vaso de los socios de Washington.

AFP

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA