EEUU y Canadá

Trump no irá a la apertura de embajada de EE. UU. en Jerusalén

Enviarán una delegación encabezada por la hija del mandatario, Ivanka Trump.

Donald Trump

El mandatario estadounidense había indicado previamente que estaba interesado en asistir a la apertura de la embajada.

Foto:

Carlos Barria / Reuters

08 de mayo 2018 , 09:40 a.m.

En la apertura de la nueva embajada de EE. UU. en Jerusalén, la próxima semana, no estará el presidente Donald Trump, así lo dio a conocer la Casa Blanca, quien informó que para este evento será enviada una delegación en la que estará la hija del mandatario, Ivanka Trump, y su yerno Jared Kushner.

Según se conoció, la comisión estará liderada por el secretario de Estado adjunto, John Sullivan, y contará con la presencia, también, del secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, el embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, y Jason Greenblatt, quien encabeza las negociaciones de paz de la administración Trump en Medio Oriente.

El mandatario estadounidense había indicado previamente que estaba interesado en asistir a la apertura de la embajada, la cual autorizó contra las advertencias de los líderes mundiales de que hacerlo podría socavar los esfuerzos de paz y dar lugar a protestas violentas.

La mayoría de las naciones, incluido EE. UU., históricamente han mantenido sus embajadas en Tel Aviv. "Podría ir, estoy muy orgulloso de eso", dijo Trump el mes pasado en una conferencia de prensa con la canciller alemana Angela Merkel.

Dijo que los presidentes anteriores "nunca tuvieron el coraje" para llevar a cabo el traslado. Reconocer a Jerusalén como la capital de Israel es provocativa porque el sector oriental de la ciudad, sede de algunos de los sitios antiguos más sagrados del judaísmo, el cristianismo y el islamismo, también es reivindicado por los palestinos como la capital de un futuro estado.

Los presidentes anteriores han eludido una ley de 1995 aprobada por el Congreso que insta a EE. UU. a trasladar la principal sede diplomática, citando preocupaciones de seguridad nacional y una renuencia a prejuzgar el estado final de la ciudad.

La Autoridad Palestina ha denunciado la medida y suspendió su participación en conversaciones negociadas por Estados Unidos sobre un posible nuevo acuerdo de paz.

Funcionarios de la administración dijeron cuando se anunció inicialmente la decisión de Trump que la medida tomaría años y requeriría la construcción de una nueva instalación diplomática con seguridad de última generación.

En cambio, Trump optó por acelerar el traslado al volver a etiquetar una instalación consular existente. Trump afirmó en agosto que la decisión significaría que el cambio solo tiene un costo para los contribuyentes de US$ 300.000 a US$ 400.000, y que tomó la medida después de ver el precio de construcción de una nueva instalación.

"Pero así es cómo funciona el gobierno", dijo. "Iban a gastar miles de millones de dólares y nosotros vamos a gastar mucho menos de medio millón de dólares". Aun así, Trump reconoció que la nueva embajada "podría ser algo temporal", y el Departamento de Estado está explorando la posibilidad de una instalación más grande y permanente que le permita mover las operaciones de la embajada que se espera permanezcan mientras tanto en Tel Aviv.

BLOOMBERG

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA