EEUU y Canadá

Implicaciones del retiro de EE. UU. del Consejo de DD. HH. de la ONU

Expertos afirman que se pueden afectar los fondos para investigación y supervisión.

Consejo de Derechos Humanos de la ONU

La 38ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza.

Foto:

EFE

20 de junio 2018 , 06:39 a.m.

El retiro de Estados Unidos del Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha sido calificado por expertos como un hecho grave que podría afectar la garantía del cumplimiento de derechos humanos y los fondos para el desarrollo de investigaciones.

Para Mauricio Jaramillo, profesor en derecho internacional de la Universidad del Rosario, el anuncio es “muy grave porque mancha una de las reformas más recientes para hacer efectivo el goce de derechos humanos”. Sin embargo, también afirma que “no es sorprendente” en el marco de las políticas de gobierno de Donald Trump.

El experto resalta tres puntos clave para entender por qué Estados Unidos habría tomado esta decisión. En primer lugar dice que la política del país norteamericano en tema de derechos humanos “ha tenido un viraje dramático” en el actual gobierno.

Según él, durante los ocho años de mandato del expresidente Barack Obama se defendía la democracia y el respeto por los derechos. “Con Trump volvimos a la definición de Estados buenos, malos o fallidos”, afirma.

En segundo lugar sostiene que recientemente hay una prioridad inminente sobre los temas de seguridad, respaldada por algunos asesores de la Casa Blanca.

Y tercero, el experto asegura que hay un fenómeno de “enfriamiento” de parte de Estados Unidos hacia las declaraciones de la ONU en algunos aspectos.

La Asamblea General en más de una oportunidad ha declarado su rechazo a la postura de Estados Unidos en casos como los de Siria, Israel y América Latina, cosa que ha generado un alejamiento del gobierno norteamericano frente al organismo.

El alto comisionado para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, calificó la decisión de "decepcionante, aunque no realmente sorprendente". "Dado el estado de los derechos humanos en el mundo actual, EE.UU. debería estar dando un paso al frente, no un paso atrás", dijo en un mensaje publicado en Twitter.

Por su parte, la organización Human Rights Watch (HRW) lamentó la retirada de EE.UU. del Consejo y destacó que supone dar la espalda a las víctimas de abusos en todo el mundo. "El presidente Trump ha decidido que 'EE. UU. primero' significa ignorar en las Naciones Unidas el sufrimiento de civiles en Siria y de minorías étnicas en Birmania", dijo en un comunicado el director ejecutivo de HRW, Kenneth Roth.

Los activistas de derechos humanos temen que una retirada de EE.UU. afecte a los fondos del Consejo, dado que Washington hace aportaciones para que sus mecanismos de investigación y supervisión en el mundo puedan operar.

Al anunciar el retiro, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, calificó a esa instancia como un "nido de motivaciones políticas".

"No dudamos de que su creación fue con buena fe, pero tenemos que ser honestos: El Consejo de Derechos Humanos de la ONU es un pobre defensor de los derechos humanos", dijo el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU se creó en 2006, producto de una reforma que sustituyó la Comisión de Derechos Humanos con sede en Ginebra. Hace doce años, Estados Unidos votó en contra de la creación del Consejo y de hecho permaneció apartada hasta 2009, año en el que Barack Obama decidió incorporarse.

Sin embargo, la decisión de EE. UU. también recibió apoyos. El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, dijo: “Israel agradece al presidente Trump, al secretario (Mike) Pompeo y a la embajadora (Nikki) Haley por su valiente decisión contra la hipocresía y mentiras de llamado Consejo de Derechos Humanos de la ONU".

Netanyahu considera que "durante años, el Consejo ha demostrado ser una organización sesgada, hostil y antiisraelí que ha traicionado su misión de proteger los derechos humanos" y que "en vez de ocuparse de regímenes que sistemáticamente violan los derechos humanos se centra obsesivamente en Israel, la única democracia genuina en Oriente Medio".

Este es el último rechazo de Estados Unidos a sus compromisos multilaterales después de que en los últimos meses haya abandonado la Unesco, el Acuerdo Climático de París y el pacto nuclear con Irán.

ELTIEMPO.COM Y EFE

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA