EEUU y Canadá

¡Chiquitos, pero picosos! /Análisis

Si América Latina se uniera, podría ser la 'piedra en el zapato' del impetuoso de Trump.

fg

El presidente Donald Trump le dijo a su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, que si no se encarga de sus hombres malos, él lo hará.

Foto:

Bloomberg y AFP

06 de febrero 2017 , 11:35 a.m.

México le debe sesenta mil millones de dólares a Estados Unidos, desde que entró en vigencia el tratado de libre comercio (NAFTA, por su sigla en inglés), hace veintitrés años.

Esta cifra la divulgó el presidente Trump y la replicó la prensa norteamericana, que ya empieza a acostumbrarse a la disparatada estrategia comunicativa del magnate.

Aquel TLC tuvo asimismo un traspiés reciente: el gobierno canadiense –que completa la trinidad comercial- ha decidido alejarse de la renegociación de este acuerdo, según su primer ministro: Justin Trudeau.

Lo anterior sería un tema menor, si no fuera porque Canadá está mejor parada económicamente que México. Se debe a que las exportaciones de cada una dependen en promedio de un 75% del comercio con el gigante americano, aunque el país dirigido por Peña Nieto tiene una economía interna más fracturada y su oferta de socios comerciales para intercambiar productos es menos variada.

Aun así, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, ha hecho declaraciones recientes en las que afirma su interés de ‘no patear la lonchera’ y mantener la armonía comercial con el sucesor de Obama.

Pero, ¿realmente el gobierno de Peña Nieto tiene ‘la sartén por el mango’? Por ahora, responder sería apresurado. México vive en carne propia el desasosiego, el mal trato y el escarnio de un republicano que despacha desde la Casa Blanca, según sus pasiones e impulsos. Desde el pasado 20 de enero –cuando Trump se posesionó- la relación bilateral entre México y Estados Unidos cambió.

No de una manera abrupta, pues bastaría un flashback de este siglo XXI para darse cuenta de que el propio Obama, el esposo de Hillary Clinton y George W. Bush también han atizado los enfrentamientos con sus homólogos mexicanos. No se puede subestimar la capacidad retórica ni de movilización del presidente republicano.

El 40% de los componentes de productos mexicanos tiene origen en Estados Unidos y, según las cifras oficiales, se estima que alrededor de mil quinientos millones de dólares en bienes cruzan la frontera entre ambos países.

Aquella información nutre el dossier de razones –que no es menester detallar en este espacio- por las que México debe manejar esta situación con la prudencia que su interlocutor norteamericano no tiene.

La doble moral de América Latina

México está en primera fila para el show de desarraigo comercial de Trump. La prensa latinoamericana ha registrado con insistencia los rifirrafes entre Los Pinos y la Casa Blanca, pero ha divulgado muy poco la reacción de los países regionales. ¿Será por causa de un mero descuido informativo? ¡Tal vez sea porque América Latina no lo ha hecho!

Le puede interesar: (México desmiente que Trump haya amenazado y humillado a Peña Nieto)

Es decir, no ha existido una respuesta vehemente, mancomunada, ante las órdenes ejecutivas, las declaraciones, los tuits y las provocaciones del Presidente de origen republicano.

Si bien es cierto que al menos cerca de seis millones de empleos en Estados Unidos dependen del comercio con México –de acuerdo con el Departamento de Estado-, Chile, Argentina, Panamá, Colombia y otros tantos tienen relaciones comerciales muy fuertes con el ‘gigante’ norteamericano.

Sin embargo, a estos gobiernos parece resbalarle este contexto. La región ha permanecido silente y apenas los Presidentes de Bolivia y Ecuador han sido quienes, casi a título personal, han alzado su voz en contra de Trump.

América Latina continúa fragmentada, en el ámbito político. Evo Morales y Rafael Correa han aludido a sus discursos populistas y a su mantra de lucha “anti-imperialista” o “anti-yanqui” para clamar unidad contra Trump.

Pero la realidad es muy diferente. La más reciente cumbre de la CELAC –al margen de debatir su utilidad- ratificó aquello. En República Dominicana, donde se llevó a cabo, no asistieron los mandatarios de Colombia, Panamá, Chile, Guatemala y México. Al final, no pasó nada. No hubo una declaración en conjunto. Apenas hubo un homenaje póstumo para Fidel Castro.

El caso de la CELAC es una réplica de encuentros como el de la Unasur que, entre otros, tampoco generó una acción conjunta y efectiva de repudio contra las coyunturas políticas de la región: escándalos de corrupción, crisis humanitaria en Venezuela, entre otros.

Al final, si quienes integran América Latina no son capaces de unirse y reflexionar sobre las coyunturas regionales e internas –respetando siempre la soberanía-, entonces será imposible que fenómenos como el de Trump sean neutralizados o aminorados.

El expresidente mexicano Vicente Fox–quien ahora es tuitero activo- ha promovido el hashtag #FuckingWall y le ha dicho al Presidente norteamericano que no se meta con los mexicanos, pues estos son “¡Chiquitos, pero picosos!”, en alusión a la importancia comercial y estratégica de este país para la economía de Estados Unidos.

De nada sirve este activismo político en las redes sociales, si no sustentan la diplomacia. De nada sirve una masa de mensajes tecnológicos, si la unión del pueblo latino es una mentira.

De nada sirve resaltar la importancia comercial de América Latina para Trump, si algunos de nuestros dirigentes mantienen su genuflexión y conducta timorata contra el magnate.

JUAN CAMILO VELANDIA
PROFESOR FACULTAD DE COMUNICACIÓN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA