EEUU y Canadá

Repudio categórico de la OEA a violencia en frontera Colombia-Ecuador

Este viernes anunciaron que reforzarán la presencia del organismo en la zona.

María Ángela Holguín, canciller de Colombia

María Ángela Holguín contó este viernes en la OEA lo que está sucediendo en la frontera desde la perspectiva de Colombia.

Foto:

Leonardo Muñoz / EFE

20 de abril 2018 , 11:11 a.m.

Los países miembros de la OEA aprobaron este viernes una declaración de "repudio categórico" frente a los actos de violencia que se han presentado en la frontera entre Colombia y Ecuador en la que también hacen un llamado para la cooperación hemisférica para combatir el crimen organizado y el narcotráfico.

La declaración se aprobó por aclamación al cabo de una sesión del Consejo Permanente de la OEA que se citó para escuchar a las cancilleres de Colombia y Ecuador, María Angela Holguín y Maria Fernanda Espinosa.

Ambas funcionarias hicieron un recuento de los hechos que se han presentado en las últimas semanas y que incluyen la muerte de siete personas y el secuestro de otras dos en la frontera entre ambos países.

"El Consejo Permanente declara su permanente compromiso con el afianzamiento de la paz y seguridad en el continente, en el marco del derecho internacional e interamericano; su respaldo a los dos países para que, a través del fortalecimiento e implementación de sus mecanismos de cooperación, continúen combatiendo de manera coordinada a la delincuencia organizada transnacional, y su aliento a la cooperación hemisférica y global que se requiere para enfrentar dicha amenaza", dice el documento aprobado.

Es importante trabajar unidos y no mostrar debilidad ni rompimiento en las relaciones de los países

Durante su intervención, Holguín hizo énfasis en que el problema que enfrentan ambos países tiene que ser enfrentado de manera conjunta por toda la región pues detrás de los homicidios lo que hay son redes trasnacionales que se dedican al crimen y al narcotráfico.

"No podemos asumir esta tarea solos. Necesitamos que la región se sume con contundencia a este desafío", sostuvo la canciller tras indicar que Colombia lleva décadas combatiendo la barbarie del terrorismo y el narcotráfico y tiene experiencia a la hora de enfrentar estos flagelos.

Pidió, además, no dejarse dividir ni ceder ante el chantaje de los delincuentes.

"El narcotráfico -dijo Holguín- no tiene fronteras y por eso es es tan importante trabajar unidos y no mostrar debilidad ni rompimiento en las relaciones de los países. Nuestra disposición es la de colaborar más que nunca para que se haga justicia."

La canciller advirtió que tarde o temprano estos grupos serán desmantelados y dijo que sus miembros tienen los "días contados" si no se someten a la justicia.

También pidió más cooperación en la interdicción marítima de narcóticos pues, según dijo, hoy día el 80 por ciento lo hacen entre Colombia, Panamá y Ecuador.

Espinosa, por su parte, explicó que su país no estaba acostumbrada a este tipo de violencia y reiteró, como Holguín, que además de reforzar la cooperación con Colombia era necesario un rol más activo de la comunidad internacional.

La canciller de Ecuador reconoció en rueda de prensa que la decisión de suspender el rol de su país en los diálogos con el Eln estaba relacionada a la violencia en la frontera pues esta había causado “conmoción interior”. Sostuvo, a su vez, que se trataba de una medida irreversible por el momento.

En un mundo tan interconectado, afirmó Espinosa, la cooperación internacional es fundamental.

Luis Almagro, secretario general de la OEA, hizo énfasis en este mismo punto al indicar que la cooperación bilateral que se está viendo entre ambos países debe extenderse a todo el hemisferio para que la lucha sea eficaz.

Y anunció que se reforzará en la zona fronteriza la presencia de la misión del acompañamiento al proceso de paz en Colombia, MAPP-OEA.

La Canciller también se refirió a la decisión de Quito de suspender su colaboración en el proceso de paz con el Eln e insistió en que era una posición "entendible".

Dio a entender, además, que la situación en la frontera quizá había influido en ella pues la ciudadanía le está reclamando al gobierno seguridad y ven en los diálogos un potencial de violencia.

"La ciudadania ecuatoriana está, con toda la razón, aterrada de lo que es el alcance de estas bandas criminales y está reclamando al gobierno seguridad y sienten que los diálogos puede no reflejar la tranquilidad que quieren. Pero entendemos. Nosotros hemos vivido esto 50 años bastante solo y la región ahora se está dando cuenta", afirmó la diplomática.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
En Twitter: @sergom68

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA