EEUU y Canadá

La agenda política condiciona la llegada de una mujer a la ONU

De las cinco candidatas que hay solo dos están entre los favoritos. António Guterres, el más sonado.

fg

En los 70 años de existencia de la ONU ninguna mujer ha logrado ocupar el cargo de secretaria general.

Foto:

Andrew Gombert / EFE

22 de agosto 2016 , 06:38 a.m.

En los 70 años de existencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ninguna mujer ha logrado ocupar el cargo de secretaria general.

Y pese a que este año se debe elegir al reemplazo del surcoreano Ban Ki-moon y hay cinco mujeres como candidatas por primera vez en la historia, parece que la situación no va a cambiar, pues el que se perfila como favorito es otra vez un hombre y los intereses políticos pesan más que el género.

Después de dos votaciones secretas del Consejo de Seguridad, António Guterres, ex primer ministro de Portugal y ex alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, es el que más suena.

Guterres ganó no solo la primera ronda de votación, sino también la segunda, en la que el ex ministro de Relaciones Exteriores serbio Vuk Jeremic quedó de segundo; la canciller argentina, Susana Malcorra, quedó de tercera; el expresidente de Eslovenia Danilo Turk quedó de cuarto y la directora general de la Unesco, Irina Bokova, quedó de quinta. (Ver también: se desvanece la opción de que una mujer lidere las Naciones Unidas)

La presión sobre la ONU no ha sido solo para elegir liderazgo femenino, sino también para que el próximo secretario general sea de Europa del Este, región que no se ha hecho con el cargo en siete décadas. Esa pelea es liderada por Rusia.

Por eso, la búlgara Bokova parecía una de las mejores opciones, ya que cumple con los dos requisitos entre los 10 candidatos –seis hombres y cuatro mujeres–.

“Bokova era, inicialmente, la favorita, pero el Reino Unido y Estados Unidos creen que ella es muy cercana a Rusia, y la van a bloquear por esa razón. Su cercanía con Moscú, y no que sea una mujer, es su gran problema”, le dice a EL TIEMPO Richard Gowan, del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores. “La principal razón por la que muchas de las mujeres en la carrera están tropezando es la gran política del poder”, agregó.

Por su parte, Malcorra también se ve como una candidata fuerte por su experiencia en las Naciones Unidas y por el apoyo que tendría de EE. UU. “Pero a Rusia y a China no los convence, precisamente, por su cercanía con Washington. Y a los británicos les preocupa tener a una argentina como secretaria general por las Malvinas”, dice Gowan.

Nadie desconoce el liderazgo de Guterres. De hecho, el que le haya ido bien en las dos votaciones habla de su buena reputación dentro de la ONU y de la campaña que ha hecho para quedarse con el cargo. También se cree que cuenta con el apoyo de EE. UU. y que por eso Rusia lo podría bloquear. Es por eso que algunos analistas dicen que en el segundo lugar de los más opcionados está Jeremic, pues sería quien representa los intereses de Moscú.

Liderazgo femenino

Pero a pesar del tire y afloje que representa la pelea geopolítica en la elección, hay quienes siguen pidiendo que la prioridad en la elección se la den a una de las mujeres en la lista de candidatos.

El mismo Ban –que cumplió dos periodos de cinco años– afirmó la semana pasada que su reemplazo debería ser una mujer.

“Hay muchas mujeres distinguidas como líderes en gobiernos nacionales, organizaciones o incluso en comunidades de negocios, políticas o culturales y en cada aspecto de nuestras vidas. No hay una razón para que no haya una en las Naciones Unidas”, señaló el secretario general sin mencionar nombres. “Es mi humilde opinión, pero la decisión depende del Consejo de Seguridad”, señaló.

A lo largo del debate ha surgido la pregunta de por qué le ha tomado tanto tiempo a esa organización tener un liderazgo femenino.

“Es irónico que la ONU nunca haya tenido a una mujer antes. Si se piensa, la ONU está dedicada a mostrar justicia e igualdad en todas las regiones del mundo”, le dice a este diario Anne Marie Goetz, profesora del Centro de Estudios Globales de la Universidad de Nueva York.

“La ONU ha sido muy lenta en adaptarse al mundo cambiante, cuando se trata de género. A pesar de que desde hace tiempo ha trabajado una política con relación a igualdad de género, ha sido muy lenta en el nombramiento de un liderazgo femenino internamente”, señala la analista, quien destacó la “increíble misión de Colombia en la ONU con la embajadora (María Emma) Mejía, en subrayar que las mujeres sean tomadas seriamente”.

La esperanza no está del todo perdida, pues todavía quedan varias rondas de votaciones secretas hasta que los 15 del Consejo de Seguridad le presenten a la Asamblea General un candidato para que lo apruebe.

Sin embargo, el contexto global hace pensar también que el mundo no está listo para tener una secretaria general en la ONU. “(...) Alrededor del mundo, los críticos se han enfocado más en el género de las mujeres, en lugar de enfocarse en sus éxitos y logros”, como ha sucedido en el Reino Unido, EE. UU., Alemania, entre otros, señala Goetz.

“Pero la ONU necesita mostrarle al mundo que está lista, dispuesta a cambiar y dar un nuevo paso para tratar a todos por igual”, puntualiza la profesora.

SANDRA RAMÍREZ CARREÑO
Redacción internacional
En Twitter: @esalgosimple

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA