EEUU y Canadá

EE. UU. espió a los candidatos de las presidenciales francesas de 2012

El diario 'Libération' dio cuenta de cómo la CIA y la NSA intercambiaron información al respecto.

Nicolas Sarkozy

El expresidente francés, Nicolas Sarkozy.

Foto:

El expresidente francés, Nicolas Sarkozy.

24 de febrero 2017 , 01:57 p.m.

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos espiaron a los candidatos en las elecciones presidenciales francesas de 2012, con un interés particular por el entonces jefe del Estado, Nicolas Sarkozy, y por las primarias socialistas.

El diario "Libération", que ha trabajado con otros medios europeos a partir de elementos filtrados por Wikileaks, dio cuenta de un documento de siete páginas en el que la CIA hacía una demanda a la NSA (Agencia de Seguridad Nacional) con una treintena de cuestiones sobre la campaña francesa.

En el documento, con fecha del 17 de noviembre de 2011, la CIA decía haber seguido "muy de cerca" las primarias de los socialistas ese año, en las que ganó François Hollande, y que finalmente saldría triunfante en las presidenciales de mayo de 2012.

Además, señalaba su interés por "observar muy de cerca la elección presidencial", en particular a Sarkozy y al Partido Socialista, así como a los otros "candidatos potenciales".

En su análisis, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) ya consideraba entonces que la UMP, el partido del presidente conservador francés, no tenía segura la victoria. La CIA pretendía conseguir "las reflexiones de Sarkozy o de otras personalidades gubernamentales importantes sobre los candidatos a la elección de 2012".

Igualmente contemplaba, a través de sus demandas, la posible explosión o cuando menos la división de la UMP, lo que llevó a "Libération" a concluir que las respuestas no las podía obtener únicamente con la información disponible en los medios de comunicación, sino "escuchando las conversaciones privadas de los dirigentes" de esa formación.

Los servicios secretos estadounidenses se interesaban por las fuentes de financiación de los partidos y de los candidatos, de su visión de la economía francesa o de sus planes para la gestión de la zona euro, y en particular de la crisis griega y del impacto que podía tener para los bancos una suspensión de pagos de Atenas.

La autorización para esa recolección de informaciones era para un periodo que iba del 21 de noviembre de 2011 al 31 de julio de 2012, es decir hasta más de dos meses después del fin de los comicios presidenciales.

La CIA indicaba que algunas de sus preguntas se habían transmitido también a los servicios secretos de Australia, Reino Unido, Canadá y Nueva Zelanda, que participaban en Five Eyes, la alianza con la que Estados Unidos trabajaba para la vigilancia y la interceptación de telecomunicaciones.

Otros documentos de Wikileaks publicados por la prensa en 2015 habían puesto en evidencia que diferentes líderes políticos franceses, como Nicolas Sarkozy, François Hollande o Jacques Chirac (presidente de 1995 a 2007) pudieron haber sido objeto de espionaje por Estados Unidos desde 2006.

EFE

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA