EEUU y Canadá

Trump pide unión en su discurso ante el Congreso

Política migratoria y económica estuvieron entre los temas, en momentos de muy baja popularidad.

Donald J.  Trump

Donald Trump ofrece su primer discurso en una sesión conjunta del Congreso en la Cámara de Representantes.

Foto:

EFE

01 de marzo 2017 , 12:38 a.m.

Con las encuestas en su contra y tras un mes plagado de escándalos y polémicas, Donald Trump intentó anoche redefinir su recién nacida presidencia utilizando un tono más conciliatorio y pidiendo “la unidad del país” durante un discurso que pronunció ante el Congreso.

El presidente, no obstante, lo hizo defendiendo la plataforma que lo llevó a la Casa Blanca y la cual pretende ahora implementar con la ayuda del legislativo republicano que domina ambas cámaras. Trump, como se esperaba, prometió sacar adelante un reemplazo para el Obamacare –la reforma de la salud que impulsó su antecesor– y una “histórica” reforma tributaria que reducirá los impuestos de la mayoría.

Defendió su cruzada contra la inmigración ilegal e hizo énfasis en promover la generación de empleo en EE. UU. a través de pactos comerciales justos.

(Vea también: Trump defiende ante el Congreso de EE. UU. su dura política migratoria)

“Todos los estadounidenses comparten el deseo de comunidades seguras para sus familias. Todos quieren que sus hijos tengan acceso a mejores colegios, y todos merecen buenos trabajos que les permitan prosperar y soñar. Para muchas personas, estos deseos fundamentales han estado fuera de su alcance por mucho tiempo”, dijo Trump en referencia a un sector de la población golpeado por la globalización de la economía y que votó por él.

Trump intentó venderle al Congreso el plan de presupuesto que prevé un aumento del gasto militar del 10 por ciento (54.000 millones de dólares), en paralelo con una reducción de la misma magnitud en otros gastos. Aunque que no es claro de dónde saldrán estos recortes, se habla de una reducción del 30 por ciento del presupuesto del departamento de Estado y de la ayuda externa que EE.UU. da a varios países, entre ellos Colombia.

Si bien esa ayuda representa menos del 1 por ciento del presupuesto, Trump reafirmó su interés en reducir el papel de Washington en la arena internacional para concentrarse en temas domésticos.

Esa postura nacionalista ha generado críticas tanto de demócratas como de republicanos que ven en ese repliegue un peligro para la seguridad nacional.
El martes, un grupo de 100 generales y almirantes retirados le envió una carta en la que destacan esta idea.

Trump dedicó un espacio importante en su discurso al asunto migratorio, al volver a insistir en la construcción de un muro en la frontera sur y el veto propuesto a la entrada de personas de siete países del mundo, que fue frenado por una corte.

“Al finalmente hacer respetar nuestras leyes migratorias, elevaremos los salarios, ayudaremos a los desempleados, nos ahorraremos miles de millones y estaremos más seguros en nuestras comunidades”, afirmó el mandatario, anticipando que muy pronto volverá a presentar una nueva orden con este mismo objetivo.

De hecho, entre sus invitados al discurso había dos familias que perdieron a seres queridos por acciones de indocumentados.

Los demócratas respondieron con la misma moneda invitando a los hijos de Guadalupe García de Rayos, una mexicana que fue deportada a los pocos días de entrar en vigencia las órdenes ejecutivas con las cuales Trump busca ponerle cerrojo a la frontera sur. Sus hijos, ambos menores de edad, son ciudadanos de EE. UU.

“Queremos ver qué le contesta Trump a estos jóvenes a los que les destruyó su familia”, dijo Rubén Gallego, representante a la Cámara por Arizona y de origen colombiano.

(Le puede interesar: Trump firma ley que permite la compra de armas a enfermos mentales)

Como era previsible, los demócratas intentaron sabotear el discurso de Trump permaneciendo sentados y sin aplaudir al nuevo mandatario.

Este ante la sesión conjunta del Congreso es una especie de Discurso sobre el Estado de la Unión, que pronuncian los mandatarios al comenzar cada año de gobierno.

Aparte de sus palabras el día de la inauguración, se trata de la intervención más relevante del presidente en estos 40 días que lleva como comandante en jefe.

Días que han estado marcados, entre otras polémicas, por la orden migratoria, supuestos contactos de asesores de su campaña con Rusia y peleas con los medios de comunicación.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
En Twitter: @sergom68

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA