EEUU y Canadá

‘Investigación sobre interferencia rusa no cesará’, dice el FBI

Hay quienes creen que Trump busca desviar pesquisas sobre vínculos de su campaña con el Kremlin.

Andrew McCabe

El director del FBI en funciones, Andrew McCabe, asistió ayer a una audiencia en el Comité de Inteligencia del Senado.

Foto:

Michael Reynolds / EFE

12 de mayo 2017 , 01:02 a.m.

La polémica desatada por demócratas e incluso algunos republicanos a raíz de la sorpresiva destitución de James Comey como jefe del FBI sigue dirigida hacia que Donald Trump lo único que busca es desviar la investigación sobre la injerencia de Rusia en las elecciones que le otorgaron la victoria presidencial.

Este jueves, en un hecho sorpresivo, el director en funciones del Buró Federal de Investigación (FBI), Andrew McCabe, durante una audiencia pública ante el Comité de Inteligencia del Senado, se comprometió a continuar la investigación para confirmar si hubo coordinación entre el equipo de Trump y el Gobierno ruso para interferir en las elecciones y afectar a la candidata Hillary Clinton.

Pero un Trump contra las cuerdas se defiende con guantes de acero al asegurar que, contra lo que dijo la Casa Blanca el mismo día del despido (que el multimillonario había dado ese paso siguiendo el consejo del fiscal, Jeff Sessions, y el subfiscal general de EE. UU., Rod Rosenstein), siempre tuvo la intención de despedir a Comey.
“Lo iba a despedir sin importar las recomendaciones”, dijo Trump ayer en una entrevista con la cadena NBC.

fuentes gubernamentales anónimas que recogieron este jueves medios como ABC News y The Washington Post, el mismo Rosenstein amenazó con dimitir después de que la Casa Blanca dijo que él fue quien impulsó el despido de Comey. Lo más raro de todo es que después de la elección, y en los meses que pasaron desde su asunción, Trump nunca dio indicios de que fuera a destituirlo. Al contrario, hubo abrazos y brindis de por medio.

¿Qué cambió, entonces? Comey hace poco confirmó que el FBI estaba investigando si allegados a Trump habían actuado en connivencia con Rusia para tratar de influir en la elección.

Lo iba a despedir sin importar las recomendaciones

Al respecto, el exdirector de Inteligencia Nacional, James Clapper, declaró que agencias europeas de espionaje habían compartido información sobre interacciones sospechosas entre el equipo de campaña y agentes rusos. Y así sucesivamente. Si, en realidad, hay explicaciones inocentes sobre todo lo dicho, Trump nunca ha estado cerca de dar alguna. Al contrario, insiste, alternadamente, en que el episodio es “un engano total o una noticia falsa”, como el jueves, que volvió a contraatacar: “(Comey) Es un fanfarrón”, dijo el mandatario, al tiempo que admitió que le había preguntado a Comey hasta en tres ocasiones si él estaba siendo investigado por el FBI, a lo que Comey respondió –según el mandatario– que no. “Yo sé que no estoy bajo investigación”, insistió el presidente. Trump tampoco perdió el espacio televisivo para subrayar de nuevo que esa agencia de inteligencia “era un descontrol” desde hace casi un año, en la misma línea que había planteado días atrás la falta de confianza que sufría Comey en el seno de su propia agencia.

Pero McCabe, como si estuviera escuchando la entrevista de Trump antes de ser transmitida por televisión, desmintió en el Senado esta afirmación de manera rotunda.

El director Comey gozó de un amplio apoyo dentro del FBI y aún lo hace hasta el día de hoy”, dijo antes de agregar que trabajar con él ha sido “el mayor privilegio” de su carrera profesional. “Puedo decirles con seguridad que la gran mayoría de los empleados del FBI disfrutaron de una conexión profunda y positiva con el director”, aseveró.

Asimismo, McCabe rechazó ante los congresistas las alegaciones de la Casa Blanca al calificar la investigación como una “pequeña” pesquisa y consideró los hallazgos como “altamente significativos” e indicó que “hasta el momento” no ha habido esfuerzos para interrumpir las pesquisas, que siguen adelante, pero se comprometió a informar a los congresistas en caso de que la Casa Blanca trate de irrumpir en sus procedimientos.

Respecto a las informaciones que apuntaron esta semana que Comey había solicitado más recursos para la investigación sobre Rusia, el director en funciones del Buró aseguró que cree “firmemente en que la investigación” está “financiada adecuadamente” y no tiene constancia de que se solicitaran dichos fondos.
Al mismo tiempo, un funcionario de la Casa Blanca advirtió ayer que Trump esta considerando a Mike Rogers, un excongresista y agente del FBI de Michigan, para reemplazar a Comey como director del FBI.

Rogers, de 53 años, expresidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, se retiró del Congreso en el 2015 tras siete periodos para seguir una carrera en la radio. Asesoró al equipo presidencial de la transición de Trump en materias de seguridad nacional, pero se le pidió la salida al mismo tiempo en que el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, fue removido como coordinador de la transición.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de Efe, Bloomberg y AFP

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA